Provincia de Cádiz

Navantia se queda a las puertas de lograr el contrato con Australia

  • Las nueve fragatas serán construidas por la inglesa BAE Systems, una de las finalistas junto a la española y a la italiana Fincantieri

Uno de los buques de la Armada australiano, en uno de los diques de ese país.. Uno de los buques de la Armada australiano, en uno de los diques de ese país..

Uno de los buques de la Armada australiano, en uno de los diques de ese país.. / d. c.

El contratista militar británico BAE Systems se ha adjudicado el contrato con la Marina de Australia para la construcción de nueve fragatas antisubmarino valorado en 35.000 millones de dólares australianos (22.200 millones de euros) al que también aspiraban Navantia y la italiana Fincatieri, según publicaban ayer los diarios Financial Times y The Sidney Morning Herald.

Los nuevos buques, denominados Hunter, se construirán en los astilleros de la localidad australiana de Adelaida y permitirán la creación de unos 4.000 empleos en Australia. Como parte del acuerdo, BAE Systems se hará cargo de la compañía naviera australiana ASC Shipbuilding, actualmente en manos del Estado, mientras dura la construcción de las fragatas.

Teófila Martínez preguntará al Gobierno de Pedro Sánchez por la pérdida del contrato

Según el rotativo australiano, la elección del contratista británico refleja el interés del Gobierno de Australia en estrechar sus relaciones con Reino Unido en un momento de incertidumbre geopolítica. En este sentido, Michael Shoebridge, analista del Instituto Australiano de Política Estratégica, indicó a FT que la opción de BAE refleja factores emocionales y estratégicos más allá de los elementos técnicos del proceso de adjudicación.

"La colaboración defensiva entre Reino Unido y Australia es antigua y profunda. Existen también muchas emociones en torno al Brexit que pueden haber jugado un papel para una potencial colaboración más estrecha en el futuro", apuntó.

Este hecho conocido ayer contrasta con el anuncio realizado en octubre del pasado año por el primer ministro australiano, Malcom Turnbull, cuando dijo que estos nueve buques serán equipados con el sistema de combate Aegis, lo que para muchos suponía reforzar las opciones de Navantia en el programa Sea5000. Los efectos que la pérdida de este contrato pudieran tener en la Bahía de Cádiz se reducen a la factoría de San Fernando, que es donde se integra el citado sistema de combate.

La primera reacción a la pérdida de este contrato llegaba en la tarde de ayer. La diputada del PP por Cádiz, Teófila Martínez, anunció ayer que preguntará al Gobierno de Pedro Sánchez (PSOE) "en qué situación se encuentra el contrato para Navantia de 22.500 millones de euros que, según adelantan varios medios, habría perdido a favor de una compañía británica, a pesar de ser la española la empresa favorita". Martínez indicó que "este acuerdo permitirá la creación de unos 4.000 empleos, por lo que es necesario que el Gobierno socialista explique a los españoles y, por ende, a los gaditanos, si esta información es cierta y los motivos de la perdida de dicho contrato". Para la diputada popular, "esta noticia, en caso de confirmarse, nos retrotraería a la peor época de los astilleros, la del Gobierno de Zapatero, cuando los dejó con cero horas de trabajo y al borde de la reconversión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios