Sucesos

Guardia Civil coordina a voluntarios para encontrar al submarinista desaparecido en Los Caños

  • La familia a través de la Guardia Civil realizó un llamamiento en redes sociales

  • La zona peinada en el dispositivo de ayer se centra en la playa de La Laja a la que este joven acudió

Comentarios 0

Luis Díaz, junto a su pareja y su hija de año y medio residen en Londres. Tenían una semana de vacaciones y regresaron a Vejer para pasar unos días con los suyos.

La familia posee una vivienda en Los Caños de Meca, cercana a la playa de La Laja, uno de los puntos más frecuentados por los buceadores profesionales y aficionados para la captura de grandes ejemplares al haber múltiples recovecos donde guarecerse.

La pesca submarina ha sido siempre una de sus grandes aficiones, y no quería dejar pasar estos días de descanso para salir a capturar alguna buena pieza. Luis, en solitario, provisto de su boya de localización y su arpón, se adentró en el agua sobre las 11:00 horas de las mañana. Su pareja, vio su boya, y solo pensó que seguía pescando. Sobre las 15:00 horas la boya seguía en la zona, ya que una persona que pilotaba una lancha ha relatado que la vio cuando hizo una pasada por ese lugar, y no le dio más importancia ya que son muchos los apneistas que suelen practicar pesca submarina en esa zona.

Esa misma tarde, una persona que paseaba por esta playa se encontró un arpón y una boya de localización con la cuerda rota. En ese momento aún no se había puesto en marcha el operativo de búsqueda, por ello se lo llevó a su casa. Al siguiente día, tras enterarse que se había activado un dispositivo de búsqueda lo entregó, reconociendo la familia que eran los que llevaba Luis Díaz cuando salió a pescar.

Ese dispositivo de búsqueda se activó en la tarde del lunes, sobre las 19:00 horas, ya que no había regresado a la playa. Desde entonces la familia se mantiene cerca de la playa, y con unos prismáticos van siguiendo el operativo de búsqueda que permanece activo con dispositivos marítimos y aéreos de la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Cruz Roja y Protección Civil de Barbate.

Al ver pasar los días, el propio padre del joven desaparecido, Serafín Díaz y otros tantos familiares y amigos han requerido mayor presencia de efectivos en la zona, y la colaboración de buzos para realizar un rastreo antes que las condiciones climatológicas se compliquen en el mar.

Los voluntarios han tenido que identificarse y registrar la hora de entrada y salida al mar

Ese llamamiento, compartido por el gabinete de prensa de la Guardia Civil tuvo ayer respuesta por parte de un nutrido grupo de voluntarios, que se desplazaron hasta el punto de información turística que el Ayuntamiento de Barbate posee en Los Caños de Meca. Allí, el subjefe del Centro de Coordinación de Salvamento de Tarifa, José Maraver, fue dando las instrucciones oportunas a los buzos voluntarios, unas instrucciones que también se ofrecieron por parte de los miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS).

Todos los voluntarios que deseaban colaborar debían dar su nombre, zona asignada, hora de entrada en el agua y hora de salida. Unos datos que estaban siendo centralizados en el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Tarifa.

De momento estas labores de localización han resultados infructuosas. Según apuntó el Subjefe de Salvamento Marítimo, “la situación se torna complicada según van pasando los días, ellos seguirán con la búsqueda en superficie, mientras que los GEAS lo harán bajo el mar”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios