Turismo

Covid y movida: el peor combinado

  • Ayuntamientos de la provincia idean estrategias para combatibilizar el ocio con una pandemia que aún no se ha acabado y que sigue al acecho

Imagen de una calle portuense durante una noche del pasado fin de semana. Imagen de una calle portuense durante una noche del pasado fin de semana.

Imagen de una calle portuense durante una noche del pasado fin de semana.

Está la cosa para pocas fiestas. El Covid-19 no ha desaparecido, aunque a base de risas queramos enterrarlo. El virus es resistente al calor... y hasta a los cubatas. Lo del hidroalcohol es para las manos. No lo olviden. Por eso los consistorios de localidades costeras de la provincia, marchosas por naturaleza, están activando medidas para evitar las aglomeraciones nocturnas y hasta las que se producen en las calles a la hora de desplazarse hasta las playas más buscadas.

El Puerto

En El Puerto, su alcalde Germán Beardo, ha manifestado en redes sociales que “he seguido con preocupación las aglomeraciones de personas en determinados puntos del centro este fin de semana”. En este sentido, ha subrayado que este jueves mantendrán una Mesa Técnica con Policía Nacional y Policía Local para evaluar medidas de seguimiento, control y prevención en los principales focos de aglomeración del centro en las horas puntas de ocio nocturno.

Sin embargo, estas intenciones podrían verse afectadas por la escasez de efectivos de Policía Local en El Puerto, donde las últimas plazas que se cubrieron en el cuerpo fueron en el año 2010 y desde entonces no se ha regenerado la plantilla.

El alcalde indicó el pasado viernes que durante este pasado fin de semana se reforzaría la vigilancia y controles en el centro urbano, tal y como se acordó en la Junta Local de Seguridad Extraordinaria celebrada días atrás, así como en algunos puntos de la zona de costa oeste y zonas de ocio, sobre todo en horas punta.

En ella se indicaba que se haría especial hincapié en la obligatoriedad del uso de mascarillas siempre que no se pueda cumplir con el distanciamiento social, el control de aforos y evitar aglomeraciones. Las imágenes que se han podido ver este primer fin de semana fuerte del verano contradicen estas indicaciones.

San Fernando

En San Fernando no se han registrado incidentes de relevancia a causa de aglomeraciones de personas en la calle, si bien la llegada del verano y la finalización del estado de alarma han propiciado una mayor presencia de público en bares y terrazas durante las noches. Aun así, insiste el Ayuntamiento, no se han visto concentraciones masivas que pudieran suponer un riesgo. La gente, se subraya, sigue siendo por lo general cumplidora de las recomendaciones sanitarias y suele acatar las indicaciones de la Policía Local. En este sentido, apunta, lo que se está haciendo desde la Policía Local es dar prioridad a las zonas del centro que suelen registrar una mayor afluencia de personas por la concentración de bares y terrazas, como ocurre en la calle Las Cortes, donde se están siendo especialmente insistente con el cumplimiento de las medidas de prevención. Sin ir más lejos, recuerda, durante el pasado fin de semana se han celebrado incluso conciertos y actuaciones para recordar el aniversario de la muerte de Camarón de la Isla que se han llevado a cabo sin registrar incidencias en este sentido.

Chiclana

El fin de semana en las playas chiclaneras fue tranquilo en cuanto a incidencias de relevancias. Es más, otros años por estas fechas los aparcamientos estarían a tope de vehículos, algo que no ocurrió este sábado y domingo. No obstante, una de las zonas de la Barrosa llegó al 80% de ocupación, por lo que se prohibió el paso y se derivó a los usuarios a otros puntos de la costa. Se trataba del enclave de la franja litoral que se localiza a la altura del hotel Riu, que este pasado sábado fue la zona más poblada de bañistas este pasado fin de semana. El Ayuntamiento señala que durante los fines de semana se refuerza la vigilancia en las playas con personal de Protección Civil, Policía Local y Guardia Civil de cara a que se cumpla con las normas de seguridad debido a la pandemia sanitaria.

Por otro lado, la Policía Local interpuso sanciones este fin de semana por no llevar mascarillas en zonas de ocio juvenil de la costa, en concreto en locales que frecuentan los jóvene que se ubican entre la primera y segunda pista de La Barrosa. En los alrededores de dichos establecimientos se registraron gran cantidad de personas en momento puntuales de la noche por lo que acudieron los agentes para que se cumplieran las normas de seguridad y distanciamiento. Había jóvenes sin mascarilla que fueron denunciados.

Sanlúcar

En Sanlúcar, el Ayuntamiento señalizará una serie de “itinerarios seguros” en las zonas del centro con mayor afluencia de personas a fin de que “se pueda compatibilizar el uso de los veladores y terrazas de bares y restaurantes con el paseo de los ciudadanos y, de esta manera, evitar aglomeraciones”, según anunció el alcalde.

Víctor Mora ha explicado que el Consistorio “pintará unos recorridos seguros para que puedan pasear los peatones, unos itinerarios en los que no se pongan sillas ni mesas y se pueda compatibilizar las zonas de ocio y de paseo”. El regidor sanluqueño ha destacado que “esta medida se une a la campaña informativa contra la Covid-19 que la Policía Local y Protección Civil están realizando en los puntos de mayor afluencia –plazas del Cabildo, de los Cisnes y de San Roque, así como las calles del entorno y Bajo de Guía- recordando a los ciudadanos que el virus no ha desaparecido y que tenemos que cumplir con las normas que nos indican las autoridades sanitarias”.En palabras del alcalde “no podemos tener un policía detrás de cada uno de nosotros. Tenemos que ser responsables”. “En Sanlúcar ha habido pocos casos, pero comienzan los rebrotes en distintos puntos del país. No podemos estropear ahora lo que hemos hecho bien en estos meses”, ha añadido.

Janda

La estrechez de las calles de los cascos históricos de Conil y Vejer, ha llevado a los ayuntamientos de ambas localidades de la comarca de la Janda a establecer un control más férreo de las personas que quieran pasear por sus calles o acceder a algunos de los establecimientos hosteleros y de restauración ubicados en esas zonas.

En el caso de Conil, esos controles se han establecido en los acceso por la Puerta de la Villa, la calle Cádiz y el Paseo Marítimo, mientras que en Vejer se establecen en La Plazuela, La Corredera y la Plaza de España, que son los lugares más concurridos.Estos controles se han tenido que incrementar en Vejer, dado el elevado número de personas que han elegido esta población para pasar sus vacaciones, lo que hace más necesaria la aplicación de medidas preventivas como es el uso obligatorio de las mascarillas y el mantener la distancia social entre los grupos de familiares y amigos con el resto de personas que están en el paseo o las terrazas.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barbate presentará este martes la campaña de concienciación Protégete, Protégenos, para advertir a la población de la obligación de usar mascarillas y mantener la distancia de seguridad para evitar el contagio y propagación de la Covid-19. En el caso de esta localidad costera, el Paseo Marítimo es el lugar que más personas reúne cada tarde, sobre todo por el alto número de establecimientos de restauración existentes en este borde litoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios