Avanza la pandemia en la capital

Cierre perimetral de Cádiz: regreso a la casilla de salida

Controles policiales durante el cierre perimetral de Cádiz antes de las Navidades de 2020. Controles policiales durante el cierre perimetral de Cádiz antes de las Navidades de 2020.

Controles policiales durante el cierre perimetral de Cádiz antes de las Navidades de 2020. / Julio González

El nuevo cierre perimetral de Cádiz que entra en vigor esta misma noche devuelve a la capital gaditana a un escenario ya conocido anteriormente, justo antes de las fiestas navideñas. Es como regresar de nuevo a la casilla de salida en esta interminable partida contra la pandemia cuyos movimientos, hacia delante o hacia atrás, están condicionados por las variables y caprichosas cifras del dado de turno, de las estadísticas. Sobre todo del índice de incidencia del virus en relación a los 100.000 habitantes. Así las cosas, la ciudad se prepara para vivir de puertas para dentro durante los próximos catorce días.

Fuentes policiales avanzan que de nuevo se pondrán en marcha los controles tanto a la salida como a la entrada de Cádiz. Controles aleatorios y coordinados entre la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía, con el apoyo si hiciera falta de la Guardia Civil en las zonas de su competencia, para velar por el cumplimiento de la norma autonómica que devuelve a Cádiz al cierre perimetral ante el imparable avance de la pandemia.

Las fuentes consultadas explican que, tras la experiencia del último cierre del municipio, ya se puede anticipar que los conductores con justificación para circular fuera de Cádiz suelen “estar preparados” ante la posible llegada de un control policial, con los papeles que acreditan su salida o entrada en la capital a mano en la parte delantera del coche. Esta previsión, según la Policía, es además “muy recomendable” para agilizar una posible retención de vehículos durante la vigencia de este control aleatorio.

Pese a todo, las fuentes policiales revelan que no faltan los casos de “picaresca” que tratan de saltarse el control con alguna excusa mal explicada. Los agentes, en todo caso, echan mano de su experiencia para calibrar una justificación que, en todo caso, debe estar siempre acreditada con un documento oficial, ya sea para una cita médica o para una cuestión laboral, cuyo justificante debe ser expedido por la propia empresa.

Lo cierto es que el nuevo cierre perimetral llega, por supuesto, para salvaguardar la salud de la población, en un momento crítico en el desarrollo de la pandemia de covid, pero también supone un nuevo golpe a muchos negocios que vuelven a echar mano de la resignación para capear el temporal. El pasado domingo, sin ir más lejos, un camarero comentaba en un restaurante cercano al Paseo Marítimo que se habían anulado dos reservas de clientes que debían llegar desde San Fernando, una población que regresó ya ese mismo día al cierre perimetral.

Y para las próximas fechas, para las próximas dos semanas, la hostelería de la capital echará de menos al público que llega desde otros puntos de la provincia. Lo confirman desde el restaurante La Marea, que en pleno Paseo Marítimo de Cádiz atrae por su ubicación y servicio a muchas personas de fuera de Cádiz: “Se va notar seguro el fin de semana, porque hay mucha gente que viene a pasar el día a Cádiz, a ver a la familia y ya se quedan a comer”.

Entre semana, sin embargo, La Marea confía en que sigan funcionando las habituales comidas de trabajo, lo que supondrá un pequeño respiro para la complicada situación que se avecina con el confinamiento perimetral de Cádiz, el cierre de los restaurantes a las seis de la tarde y, también, la reducción a cuatro personas como la ocupación máxima de una mesa: “Se va notar seguro el fin de semana, porque hay mucha gente que viene a pasar el día a Cádiz, a ver a la familia y ya se quedan a comer”.

Otro termómetro importante en un cierre perimetral son las gasolineras. Algunas de la capital han reducido desde hace tiempo su horario, con cierres nocturnos y en fines de semana, ante la drástica reducción del tráfico y el considerable bajón en el número de repostajes, que aumentará en estos 14 días con el cierre perimetral de un Cádiz que debe empezar de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios