Pesca | Campaña almadrabera

Barcos factorías para ultracongelar el atún si no puede descargarse en el puerto

  • La almadraba de Barbate ya maneja alternativas para no perder una campaña que debe empezar en las próximas semanas con el tránsito de los atunes rojos por el Estrecho

Almadraberos preparando las redes con mascarillas y pantallas protectoras ayer mismo en el puerto de Barbate.

Almadraberos preparando las redes con mascarillas y pantallas protectoras ayer mismo en el puerto de Barbate. / D.C.

Sesenta, sesenta y sesenta. En esas tres cifras resumen los almadraberos la campaña de atún cada año. Sesenta días de cala, sesenta días de pesca y sesenta días de leva. El atún no entiende de coronavirus, así que como cada año llegando estos días está a punto de entrar en el Estrecho de Gibraltar para dirigirse al Mediterráneo a desovar, en una peregrinación que riega de riquezas comarcas como La Janda.

Por ello, los almadraberos tienen claro que es ahora o nunca, y han trabajado, tomando todas las precauciones, para que un año más sea ahora, a finales de abril, cuando los primeros atunes caigan en su copo y se dé ese ritual mágico de las levantás. “Somos positivos, somos luchadores, nos estamos jugando el físico este año pero estamos bien de ánimo”, comentaba ayer mismo Pedro Muñoz, gerente Petaca Chico, que tiene la concesión de la almadraba de Barbate.

“Hemos trabajado más horas, más días, con mucha precaución. Por ejemplo, un barco que lleva ocho marineros lo hemos dejado con cuatro para guardar su distancia. ¿Qué es lo que pasa?, pues que un barco con la mitad de marineros cala la mitad de redes. Así de fácil y así de claro. Ha sido más lento, más costoso, pero lo hemos conseguido”.

Muñoz, un hombre curtido en la almadraba, que trabaja mano a mano con sus hombres, espera junto a ellos el momento de la primera levantá. 

La almadraba barbateña ha colocado poleas en el barco de la sacada para que los hombres mantengan la distancia y en vez de estar una veintena puedan hacer la maniobra entre cuatro

“El día en que sea sólo depende del atún, de cuándo quiera entrar”, señalaba. “El atún no pasa siempre el mismo día, ojalá lo supiéramos. Te puede entrar el día 1 de mayo, o el 7, o el 26 de abril. A partir del veinte de este mes todo debe estar preparado”.

Y lo está. Un año más lo está. La pesquería del atún rojo es la más controlada del mundo, así que los inspectores y los observadores, que supervisarán las 409 toneladas de capturas que tiene de cupo su almadraba, hacen ya cuarentena en sus casas. Una vez lleguen a Barbate para hacer su trabajo, no se moverán de la ciudad.

“No nos la podemos jugar”, dice Muñoz. “Ya están haciendo la cuarentena, y cuando lleguen aquí se quedan hasta que termine la pesca. Se les pone su apartamento aquí, y como en Barbate no hay ningún caso, los cuidamos y ya está. Es una medida más de seguridad”.

También han tomado todas las precauciones, para un momento que este año será, no cabe otra, distinto al de otras levantás.

“No podemos bajar la guardia, aqui nadie trabaja sin sus guantes, sus mascarillas, sus pantallas”, enumera. “A la hora de jalar las redes desde la Sacá, donde normalmente están los hombres pegados, hemos puesto unas máquinas con polea para ir jalando, y en vez de ir veinte tíos en el barco, se pondrán cuatro”, explica.

Si nada cambia, y los atunes no se pueden llevar a puerto, un barco factoría, cuya tripulación también ha pasado por una cuarentena, congelará las capturas a 60 grados bajo cero en la misma almadraba. Hasta aquí un trabajo perfecto, como el que siempre hacen los almadraberos, atún rojo de primera calidad, cuidado hasta el más mínimo detalle. La duda es a quién se lo venderán si no se levanta próximamente el estado de alarma.

“El comercio está cerrado a cal y canto y no sabemos si vamos a poder vender el pescado, y a qué precio”, comentaba ayer Pedro Muñoz. “Eso lo tenemos claro, nos la vamos a jugar a pescarlo, lo vamos a ultracongelar, y vamos a esperar a que se solucione esto. No sabemos lo que va a pasar. Lo que sabemos es que el atún pasa en sus fechas y si no lo pescas lo pierdes, y hay que pescarlo”. Más claro, agua.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios