Provincia de Cádiz

Arranca la vendimia del jerez

  • Las grandes bodegas abren la campaña del Marco más temprana

  • Los enólogos resaltan la calidad y el buen estado sanitario de la uva

Una vendimiadora arrastra una espuerta cargada de uva palomino en la viña Gibalbín de Barbadillo. Una vendimiadora arrastra una espuerta cargada de uva palomino en la viña Gibalbín de Barbadillo.

Una vendimiadora arrastra una espuerta cargada de uva palomino en la viña Gibalbín de Barbadillo. / miguel ángel gonzález

La vendimia del jerez está ya en marcha. La campaña de recolección de la uva palomino con la que se elaboran los vinos amparados por la Denominación de Origen cumple sus primeras horas y lo hace con mucha antelación sobre las fechas habituales en el Marco.

De hecho, aunque hasta la próxima semana no se generalizará la recolección, es la vendimia más temprana que se recuerda en la zona, donde es ya poco probable volver a los tiempos en los que el inicio de la campaña se encajaba en los primeros días de septiembre.

La campaña comienza en los pagos de interior y se generalizará a partir de la próxima semana

En los últimos años se impuso el inicio en la segunda mitad de agosto, pero nunca se había adelantado tanto como en la presente campaña, en la que la maduración de la uva se ha precipitado en los pagos de interior, superando con creces los 10,5 grados baumé exigidos por el Consejo Regulador para el inicio de la corta -en muchas parcelas se alcanzan incluso los 15 grados-. Y el resto de parámetros del estado de la uva también acompañan, según coinciden en señalar los enólogos de las grandes bodegas, las primeras en arrancar. En su última previsión, a finales de julio, el Consejo Regulador apuntó a un posible aumento del 20% en la cosecha que, de momento, las bodegas no se atreven a confirmar, no así la excepcional calidad y inmejorable estado sanitario de la uva, que resalta todo el sector. Como es costumbre arraigada en el Marco, los primeros racimos de palomino de la campaña llegan desde el viñedo de Barbadillo en Gibalbín y Santa Lucía, dentro del término municipal de Jerez y donde la firma sanluqueña comenzó a cortar fuerte el lunes tras la elaboración de los pies de cuba a finales de la semana pasada.

La enóloga de la bodega, Montse Molina, estima que la producción de este año será similar a la de la anterior campaña, unos 10 millones de kilos de uva entre el viñedo propio -unas 250 hectáreas- y el de sus proveedores, labores que alternarán con la recolección de las variedades tintas, como la merlot, ya completamente recogida y también con adelanto.

Como todos sus homólogos, Molina subraya la excelente calidad de la uva en una campaña en la que, además, viene "súper sana", que no deja de ser una muy buena señal para el sabor y la expresión a fruta que caracterizará a los mostos de la cosecha.

El Grupo Estévez se sumó la noche del miércoles a la campaña en Tío Mateo, Viña Bristol y Cuerno de Oro, en los pagos de interior, con la preparación de los pies de cuba para la selección de levaduras y el enólogo de la casa, Eduardo Ojeda, estima que a mediados de la próxima semana la vendimia estará generalizada en las 750 hectáreas de viñedo de su propiedad -Estévez es la bodega del Marco con más viña-, salvo en Sanlúcar¡, que tardará aún diez días en arrancar.

Según Ojeda, "el campo está espectacular, con la uva sanísima y una apariencia magnífica", estado al que contribuye la moderación de las temperaturas que no ha impedido, sin embargo, "una maduración temprana, aunque perfecta para empezar a recoger".

Williams & Humbert ya ha comenzado a vendimiar la palomino de producción ecológica como anticipo del inicio de la recolección tradicional a partir del próximo lunes. La familia Medina gestiona la vendimia en las 100 hectáreas de viñedo propio y en otras 250 hectáreas de proveedores, explica Rafael Medina, director de Operaciones de la bodega, quien refrenda tanto el estado sanitario de la uva como el adelanto de todo el ciclo de la viña pese a la moderación de las temperaturas en las últimas semanas.

González Byass entró en faena la pasada madrugada, aunque con algunos de sus proveedores Casa Postas, Crespellina y El Vínculo (carreteras de Arcos y Trebujena, y Morabita), ya que la campaña en el viñedo propio en los pagos de Carrascal y Macharnudo se abrirá el próximo miércoles. El enólogo de los González, Antonio Flores, como sus compañeros, destaca el buen estado sanitario y la alta calidad de la uva de cara a una vendimia que se prolongará durante dos semanas.

Bodegas Fundador, que cuenta con 270 hectáreas propias en Macharnudo y en el pago Orbaneja, realiza un seguimiento exhaustivo en estos días del estado de su uva y la de los proveedores, de la que el jefe de Viñas, Beltrán Peña, también resalta su calidad y sanidad tras una maduración, en general, muy buena.

Fundador, como todas las grandes bodegas, realiza mayoritariamente la vendimia mecanizada, que representa en torno al 80% de su superficie en producción. Pero también mantiene la tradicional vendimia a mano en pequeñas parcelas, viñas de difícil acceso para las máquinas y en nuevas plantaciones para preservar las cepas.

La cooperativa de Jerez realiza, sin embargo, la mayoría de la vendimia a mano (80%), labor en la que intervienen más de medio millar de personas, aunque no tienen previsto comenzar hasta finales de la próxima semana -la cooperativa espera a que la uva de sus socios, ya sea en pagos de interior o en los más cercanos a la costa, rebase los 10,5 grados baumé para empezar-.

Manuel del Valle, miembro de la junta rectora, se alinea con el resto del sector en su valoración de la sanidad y la calidad de la uva, que califica de "muy buena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios