Provincia de Cádiz

Airbus cerrará la planta de Puerto Real con 470 personas en plantilla

  • El grupo ve inviable mantener dos factorías en la Bahía y negociará “maximizar la carga de trabajo en Andalucía”

  • La industria auxiliar se enfrenta a la pérdida de cientos de empleos

Airbus cerrará la planta de Puerto Real con 470 personas en plantilla Airbus cerrará la planta de Puerto Real con 470 personas en plantilla

Airbus cerrará la planta de Puerto Real con 470 personas en plantilla / JULIO GONZÁLEZ

Airbus considera que la factoría de Puerto Real “se encuentra en una situación crítica” y no ve viable mantener dos centros productivos en la Bahía de Cádiz, lo que aboca a la planta a su cierre o a la venta a un tercero. La compañía achaca la crisis de la factoría puertorrealeña al “cese de la producción del A380”, aunque sus malas perspectivas se han agravado “por el impacto de la crisis de la COVID-19”, según indicaron ayer fuentes de la compañía, que confirmaron así el mensaje trasladado por su Chief Operating Officer (COO), Michael Schöllhorn, al comité interempresas el pasado martes, quien advirtió que Puerto Real no encaja en el futuro de la compañía.

“A la luz del contexto actual, consideramos difícil mantener dos centros de producción en la región de Cádiz. Estamos buscando la mejor solución posible que maximice la carga de trabajo en España y en Andalucía”, indicaron las mismas fuentes, que resaltaron que la compañía trabaja en alternativas “para el futuro a medio y largo plazo, asegurando la competitividad y la sostenibilidad de las operaciones industriales de Airbus en España”. “Estas soluciones tendrán que ser dialogadas y estar alineadas con nuestros interlocutores sociales y las instituciones nacionales y locales, con quienes trabajamos estrechamente”, indicó Airbus,

El comité interempresas de Airbus ha puesto de manifiesto su desacuerdo con la decisión de la compañía. “Desde la representación de los trabajadores estamos en completo desacuerdo con su análisis”, ha indicado el comité, que ha incidido en que no aceptará “cierres de plantas ni el desmantelamiento del tejido productivo de nuestro país”. “No es justo que los trabajadores y trabajadoras paguemos el peaje de la cancelación del A380”, recalcó. 

Por su parte, el comité de empresa de la factoría declinó ayer pronunciarse sobre las declaraciones del ejecutivo de Airbus a la espera de que hoy se reúnan los representantes de las factorías de Airbus Operaciones con la directiva de la compañía en España. “Vamos a aguardar a lo que nos tiene que decir la dirección de Airbus España”,señaló el presidente del comité, Juan Manuel Trujillo. Los sindicatos aspiran a minimizar el impacto en el empleo con la asignación de carga de trabajo dentro del plan industrial que se negocia con Airbus, que aún no ha tomado una decisión sobre un posible reparto de las actuales líneas de producción de Puerto Real en otras factorías. Hay que destacar que la planta de Puerto Real cuenta con una plantilla de unos 470 trabajadores.

Este anuncio llega apenas dos semanas después de que el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, se reuniera con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La compañía accedió en ese encuentro a trabajar junto a España “para mitigar la pérdida de empleos como consecuencia de la crisis”. Airbus planteó el año pasado el recorte de 1.611 puestos de trabajo en España, de los que 899 corresponden a la división de Operaciones, y otros 722 en la división militar a ejecutar a lo largo de 2021. En el caso de Puerto Real, adscrita al negocio civil, supondría la supresión de 151 puestos de trabajo, el 40% del total, mientras que en el CBC de El Puerto, perteneciente a la división militar, se recortaría 135 empleos. Esto tiene un efecto arrastre en la industria auxiliar, ya que la propia Airbus calcula que cada puesto de trabajo directo genera otros tres indirectos en proveedores y subcontratas. Y lo peor no son sólo las cifras, sino la calidad del empleo, pues se trata de puestos de trabajo de alta cualificación que permiten anclar talento en la provincia.

El mensaje del COO de Airbus no es la primera alerta sobre el futuro de Puerto Real, aunque sí es el más claro sobre su falta de viabilidad. El presidente de Airbus Operaciones en España, Manuel Huertas, ya admitió el pasado mes de julio que la factoría se encuentra en una situación “crítica” debido a que la crisis del sector ha estallado cuando estaba en plena digestión del fin del programa del A380.

En octubre, los comités de las plantas gaditanas se posicionaron en contra de una posible venta de las instalaciones a raíz de la publicación de que Airbus barajaba alentar la integración de sus tres grandes proveedores de aeroestructuras en España –Aciturri, Alestis y Aernnova–, a las que traspasaría las plantas de Cádiz.

La cancelación del superjumbo supuso que la mayor parte de Puerto Real esté en estos momentos sin uso, lo que penaliza su rentabilidad por los altos costes de mantenimiento que Airbus debe soportar por un espacio sin rendimiento . La factoría trató de diversificarse con otros programas. Hace cuatro años logró traer el ensamblaje de los timones de altura del A320, el modelo más exitoso del consorcio. Antes de la crisis sanitaria montaba seis piezas diarias, tras ampliar la línea de producción con una de las máquinas del montaje destinada inicialmente para el A380. Además, Puerto Real también se encarga del montaje de varias piezas móviles para el A330 y participa también en el programa del A350, el más moderno de Airbus, con el ensamblaje de cajones laterales. Pero la pandemia ha supuesto un duro varapalo. Ante la falta de demanda de aviones, la compañía decidió el año pasado reducir en un tercio el ritmo de fabricación del A320, A330 y A350, programas en los que participa también buena parte de la industria auxiliar aeronáutica de la Bahía de Cádiz. En enero, acordó aplazar para finales de año el leve incremento que contemplaba a partir de julio en la cadencia del A320, y pospuso para más adelante la decisión sobre una posible revisión al alza del ritmo del A350.

Airbus aplica actualmente un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Puerto Real, el segundo después de la suspensión de contratos aprobada el pasado mes de mayo y que estuvo en vigor hasta el pasado 30 de septiembre. En la otra factoría del grupo en la provincia, el CBC de El Puerto, adscrita a la división de Defensa y Espacio, se aplica un ERTE desde el pasado 1 de noviembre que estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2021, siendo la única planta del negocio militar en España en la que se ha contemplado la suspensión de contratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios