Celebración de los Ángeles Custodios La Policía Nacional celebra su Patrón y recuerda a las primeras inspectoras

  • Este año se cumple el 40 aniversario de la entrada al cuerpo de las primeras mujeres

  • Once agentes también han recibido la Cruz Blanca al mérito por sus servicios y actuaciones de riesgo

Gonzalo Bellver, jefe de la Comisaría de El Puerto y Puerto Real, imponiendo la Cruz Blanca del mérito a David Viñuela.

Gonzalo Bellver, jefe de la Comisaría de El Puerto y Puerto Real, imponiendo la Cruz Blanca del mérito a David Viñuela. / Andrés Mora

El 30 de junio de 1979 cuarenta y dos mujeres hicieron historia en España. No sabemos si fueron más o menos conscientes de lo que estaban a punto de conseguir o si se dieron más o menos cuenta de las barreras que habían conseguido romper al convertirse en las primeras inspectoras del cuerpo Nacional de Policía. Dos años más tarde de esta conquista, en 1983, la mujer quedaba ya totalmente integrada en este cuerpo policial con su acceso a la escala básica. 

"Desde aquellos días, el cambio ha sido imparable y, a día de hoy, contamos con nueve mujeres comisarias principales, 26 comisarias, 198 inspectoras jefas, 677 inspectoras, 550 subinspectoras, 1026 oficiales de policía y 7.075 policías. Pero hay un dato que es revelador: en la escuela de policía en Ávila, en la escala ejecutiva, el 44% son mujeres", ha detallado Gonzalo Bellver.

Así lo ha asegurado el jefe de la Comisaría de El Puerto y Puerto Real durante el acto institucional que la Policía Nacional ha organizado para celebrar su Patrón - los Ángeles Custodios- y que este año ha coincidido con el 40 aniversario de la incorporación de la mujer a este cuerpo. 

Imagen de los agentes de la Policía Nacional que han acudido al acto de los Ángeles Custodios. A la izquierda, el grupo que ha sido condecorado. Imagen de los agentes de la Policía Nacional que han acudido al acto de los Ángeles Custodios. A la izquierda, el grupo que ha sido condecorado.

Imagen de los agentes de la Policía Nacional que han acudido al acto de los Ángeles Custodios. A la izquierda, el grupo que ha sido condecorado. / Andrés Mora

El acto, que este año se ha celebrado en el hotel Duques de Medinaceli, se ha ajustado como siempre a su estructura encorsetada. A las 11:00 horas  comenzaba la tradicional misa, que ha sido ofrecida por Antonio Durán, párroco de la iglesia de San Marcos y El Carmen (a la que se encuentra muy vinculada los agentes portuenses). A continuación, una hora más tarde, se iniciaba el tradicional acto institucional con sus correspondientes trajes de gala, el protocolo, los pertinentes saludos a las autoridades y los discursos (incluida la lectura de la carta escrita por Francisco Pardo Piqueras, director general de la Policía Nacional).

En el acto también se ha realizado una ofrenda floral en memoria de los agentes fallecidos en acto de servicio. En el acto también se ha realizado una ofrenda floral en memoria de los agentes fallecidos en acto de servicio.

En el acto también se ha realizado una ofrenda floral en memoria de los agentes fallecidos en acto de servicio. / D.C

En general, y resumiendo, nada del otro mundo. No obstante, a pesar de la pesadez, el acto pasa rápido. Es entretenido, e incluso divertido porque al final, en menos de una hora, se consigue cruzar la línea, cayendo detrás del uniforme y mirando por debajo de la capa de superhéroe. Con un sólo vistazo a la zona donde se sientan los familiares caes en la cuenta que el policía que ves por la noche en la calle deja en cada servicio nocturno a una mujer y dos hijos en casa; que el poli que te salva de los malos tiene un padre y una madre, y que él -a pesar de que muchas veces parezca terminator- también necesita que lo cuiden. Y allí, mientras el protagoismo se lo llevan los discursos y las Órdenes Ministeriales, ocurre lo más bonito e importante del acto: se descubre la parte más humana del cuerpo.

"A todos aquellos que cada día con su uniforme- me da igual cuál sea su color - salen a la calle a defender la Constitución y el imperio de la Ley, sólo puedo manifestarles mi respeto y mi consideración como compañeros", declaró Gonzalo Bellver, quien también estuvo acompañado por el alcalde de El Puerto, Germán Beardo, y la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya.

Imagen del agente encargado de presentar el acto (en el atril). Al fondo ( y de izd. a dcha.): Germán Beardo, Gonzalo Bellver y Elena Amaya. Imagen del agente encargado de presentar el acto (en el atril). Al fondo ( y de izd. a dcha.): Germán Beardo, Gonzalo Bellver y Elena Amaya.

Imagen del agente encargado de presentar el acto (en el atril). Al fondo ( y de izd. a dcha.): Germán Beardo, Gonzalo Bellver y Elena Amaya. / Andrés Mora

Y para que este trabajo no quede en el olvido también se reconoció la labor de un grupo de agentes a los que se les condecoró con la Cruz Blanca al mérito policial. En concreto han sido once: el inspector David Viñuela (por su labor en la Operación Copérnico en Cataluña), el oficial Alfonso Gómez (por toda su trayectoria, donde ha asumido el mando de la UPR de forma accidental y ha destacado por sus intervenciones, entre la que destacan la detención de un peligroso grupo de aluniceros), Guillermo González (por ser un referente de su unida debido al "celo profesional en el desempeño de su trabajo", al interés por la formación y por su compañerismo), Juan Miguel Fernández (por ser uno de los miembros más veteranos de la UPR -con más de 70 felicitaciones públicas- que ha participación también en la operación Copérnico), Carlos Llamas (por sus acciones policiales fuera de servicio, así como por su "entrega, disposición y compañerismo"), Manuel José Perea (por su trabajo en las investigaciones contra el tráfico de drogas y la desarticulación de importantes puntos de venta en la provincia), José María Cueto (por su participación en dispositivos de gran envergadura, así como en la operación Copérnico y su extensa formación "que trata siempre de transmitir de forma desinteresada"), Francisco Salguero (por su intervención como investigador en un operativo que logró desarticular un grupo criminal especializado en el robo de grandes camiones de mercancías) y por último a José Manuel Dormido, Julio Jesús Manzano y Ricardo Morán (por su actuación el año pasado, en octubre, cuando consiguieron reducir a un delincuente "de gran fortaleza física" que en plena vía pública amenazaba a los transeúntes).

"Si la palabra convence, y el ejemplo arrastra; vosotros arrastráis. Tenedlo por seguro", finalizó Bellver. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios