El Puerto

La plantilla del camping se rebela contra el parking alternativo para caravanas

  • Los trabajadores consideran "competencia desleal" el estacionamiento de estos vehículos en la explanada de la pasarela

  • Los controladores del aparcamiento defienden su actividad

Una imagen tomada ayer de las caravanas estacionadas en el aparcamiento de la pasarela 'Pepe el del Vapor'. Una imagen tomada ayer de las caravanas estacionadas en el aparcamiento de la pasarela 'Pepe el del Vapor'.

Una imagen tomada ayer de las caravanas estacionadas en el aparcamiento de la pasarela 'Pepe el del Vapor'. / andrés mora

Los intereses contrapuestos de la federación de desempleados Feprodeca y de los trabajadores del camping Las Dunas ya han saltado a la palestra. Tras muchos meses de conversaciones a varias bandas con el Ayuntamiento como interlocutor y los hosteleros locales también como parte interesada, en estos días estas posturas encontradas ya se han puesto abiertamente sobre la mesa, y todo por la propuesta de la cooperativa Feprodeca de habilitar una zona de servicios para autocaravanas en una parte del aparcamiento habilitado junto a la pasarela 'Pepe el del Vapor'.

Este aparcamiento, infrautilizado durante buena parte del año, se ha convertido desde hace ya algún tiempo en punto de paso de numerosas autocaravanas procedentes de diversos puntos de Europa, que utilizan este estacionamiento como parking, aún sin que la zona tenga habilitado ningún tipo de suministro básico como la luz y el agua o servicios públicos.

El coste de una noche en la pasarela es de 6 euros, 10 euros menos que en el camping Las DunasFeprodeca asegura que muchas caravanas se irían a otras ciudades si no estuviera la pasarela

Aún así, muchos caravanistas eligen este aparcamiento, con un coste de seis euros la noche, frente a las instalaciones del camping municipal Las Dunas, ubicado junto a la playa de La Puntilla y que cuesta 16 euros por noche para una caravana, aunque goza de todos los servicios que pueda necesitar su clientela.

Desde hace varios meses los trabajadores de Feprodeca insisten en que habilitar una parte del parking Pasarela como zona de servicios para autocaravanas sería muy beneficioso para la ciudad, ya que recuerdan que se trata de un tipo de turismo cívico y que deja dinero en los establecimientos de la zona. Aseguran no poder prohibir el estacionamiento de estas caravanas en el parking ya que estarían cometiendo una ilegalidad, al tiempo que aseguran que se cumplen todas las normativas municipales porque no se trata de una zona de acampada y lo único que permiten es el estacionamiento. Aseguran, además, que de no estar este aparcamiento disponible muchos caravanistas se dispersarían por zonas como Valdelgrana, la Puntilla e incluso otras ciudades, acampando de forma incontrolada. Proponen, por tanto, abrir un diálogo y recuerdan que en la explanada de estacionamiento tienen un cartel anunciador del camping Las Dunas, para que quien voluntariamente lo desee acampe en esas instalaciones que sí cuentan con todos los servicios necesarios.

Por su parte los trabajadores del camping Las Dunas emitieron ayer un comunicado en el que dejan clara su postura, respetando, por supuesto, "el derecho de los trabajadores acogidos a Feprodeca a luchar por un puesto de trabajo". La plantilla explica que el parking Pasarela, gestionado por la empresa municipal Impulsa, "aspira a desarrollar una actividad turística permitiendo el alojamiento de autocaravanas, desde el momento en que se permite pernoctar durante más de una noche. Se está desarrollando una clara actividad turística para la que no está ni autorizado ni capacitado por la legalidad vigente. Nos encontramos con una zona que se va a destinar a una finalidad inherentemente turística: a la acampada o pernoctación no residencial. Desarrolla una actividad ilegal, alegal o clandestina, según el prisma con que se mire, y por lo tanto, se ejerce una competencia desleal sobre otro negocio, el camping Las Dunas. Y esto nos lleva como trabajadores a preocuparnos por nuestra estabilidad laboral dentro de una empresa que funciona dentro de parámetros de calidad y legalidad. La competencia desleal no es buena aliada de nuestro futuro laboral y profesional", recuerdan.

En cuanto a los argumentos de la calidad turística que debe ofrecer la ciudad, consideran que "no podemos aceptar que un poblado de autocaravanas conviviendo y realizando una actividad de alojamiento sobre una torta de hormigón sea un modelo a seguir, a la entrada de la ciudad, porque en el fondo ese tipo de posibles clientes lo que pretenden es acampar a bajo precio a costa de prescindir de los servicios que ofrecen obligatoriamente los camping. Una autocaravana abona 6 euros por noche en el camping Las Dunas y 16 euros por noche. ¿Y pretenden algunas voces interesadas llamar de alto standing, de alto poder adquisitivo, a este tipo de turismo?", se preguntan.

Consideran los trabajadores del parking que las áreas de autocaravanas "podrán estar justificadas en aquellos municipios que no dispongan de recintos legalizados como son los campings". En Las Dunas trabaja una media de 42,5 personas en temporada alta y 22,8 en temporada baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios