Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Costas

Un nuevo paseo con vistas en El Puerto

Una imagen de la pasarela que parte desde la playa de Las Redes, a continuación del paseo Blas de Lezo que viene desde Fuentebravía.

Una imagen de la pasarela que parte desde la playa de Las Redes, a continuación del paseo Blas de Lezo que viene desde Fuentebravía. / Jesús Marín

El nuevo paseo peatonal que unirá las playas de Las Redes y Vistahermosa, en El Puerto de Santa María, estará abierto al público para la próxima Semana Santa y totalmente terminado antes del verano. Así lo han avanzado tanto el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, José Pacheco, como el jefe de la Demarcación de Costas Andalucía Atlántico, Patricio Poullet, durante una visita ralizada el pasado viernes a las obras que se ejecutan en la costa portuense.

Los trabajos, que en un principio contaban con un plazo de ejecución de 14 meses e iban a estar terminados para el próximo mes de septiembre, llevan muy buen ritmo, por lo que se ha decidido adelantar la apertura del paseo al tránsito para principios del próximo mes de abril.

Ya incluso con las obras en marcha es frecuente ver personas paseando por la zona, puesto que las pasarelas están prácticamente terminadas a falta de la iluminación y otros detalles.

El subdelegado del Gobierno y el jefe de Costas, visitando las obras el pasado viernes. El subdelegado del Gobierno y el jefe de Costas, visitando las obras el pasado viernes.

El subdelegado del Gobierno y el jefe de Costas, visitando las obras el pasado viernes. / Jesús Marín

Este paseo es la segunda fase del denominado Blas de Lezo, que une las playas de Fuentebravía y Las Redes y que se inauguró en 2018. Esta nueva fase, que se prolongará hasta la calle Arcturus de Vistahermosa, a la altura de los edificios Albatros, Ánsar y Alcotán, tiene la particularidad de que se ha tenido que desviar la línea paralela a la costa por la presencia de la gran duna de Mochicle, de manera que tras el edificio Horizonte el trazado se interna por el pinar a través de una escalera dr madera, que se colocará en un plazo aproximado de dos semanas, y discurrirá a través del pinar hasta enlazar con un tramo del paseo que se ejecuta de la mano de la empresa Acciona, que se encarga de la urbanización de los terrenos del antiguo Club Mediterráneo. Habrá además, no obstante, un acceso alternativo para personas con movilidad reducida.

La actuación de Costas ha servido para dejar a la vista parte de una batería costera

En este desvío a través de las dunas se encuentra también, en pleno trazado de la pasarela de madera, la antigua batería costera de Las Arenillas, una de las seis baterías defensivas que existían entre El Puerto y Rota y que data del siglo XVIII. La batería, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985, se ha conservado en gran medida por haber estado enterrada en la arena, a tres metros de profundidad, y aunque no se va a sacar a la luz al completo, precisamente para preservarla, sí se está trabajando en la recuperación de algunos de los elementos que serán los que queden a la vista junto a un panel informativo que ya se ha instalado y en el que se ofrece una breve explicación de la importancia histórica de estos restos, que formaba parte del sistema defensivo de la Bahía de Cádiz y están fechados alrededor del año 1735.Se da la circunstancia de que ya en la pasarela que circunda la batería, así como en otros elementos el trazado, se han producido diversas pintadas y se llegó incluso a detener a un hombre de 25 años el pasado mes de febrero, al que se localizó como autor de los grafitis.

Los trabajos de construcción del paseo, de 1.350 metros de longitud, se adjudicaron el pasado mes de junio por un importe de 791.340 euros a la UTE Vistahermosa, formada por las empresas Matinsa y FCC.

Una de las arqueólogas trabajando en la recuperación de la antigua batería costera de Las Arenillas, declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Una de las arqueólogas trabajando en la recuperación de la antigua batería costera de Las Arenillas, declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

Una de las arqueólogas trabajando en la recuperación de la antigua batería costera de Las Arenillas, declarada Bien de Interés Cultural (BIC). / Jesús Marín

El primer tramo del paseo, de unos 200 metros de longitud, lleva pavimento de adoquín desde el paseo Blas de Lezo y continúa hasta el final de la urbanización Horizonte, donde se ha colocado una franja de ajardinamiento y se ha reparado el muro de escollera.

Después del trazado por el interior de la duna el tramo final del paseo, de 600 metros de longitud, presentará un sendero de adoquín, un tramo de madera y finalmente una nueva barandilla metálica en el tramo frente a la urbanización Mochicle.

Tras esta segunda fase del paseo litoral portuense quedaría pendiente una tercera, más a largo plazo ya que ni siquiera se ha redactado aún el proyecto, de aproximadamente un kilómetro de longitud entre Vistahermosa y La Calita. El diseño de este proyecto será especialmente delicado al existir varias viviendas en primera línea de playa, así como el club El Buzo de Vistahermosa, y ya los posibles afectados han pedido a la Dermarcación de Costas que se busque el consenso a la hora de redactar y diseñar el proyecto para evitar costosas expropiaciones y largos litigios que podrían, a la postre, retrasar y complicar los planes de conclusión de un paseo peatonal por todo el frente marítimo de la Costa Oeste.

También el Ayuntamiento portuense deberá pronunciarse más pronto que tarde y definirse claramente sobre la tercera fase del proyecto previsto, ya que de momento no han hecho pública su postura al respecto, aunque en tiempos del Gobierno del popular Enrique Moresco rechazaron la actuación prevista precisamente por cómo afectaba a la urbanización Vistahermosa.

Visita a la Muralla, que será restaurada

Por otro lado, en la misma jornada del viernes el subdelegado y el jefe de Costas visitaron también la zona de La Muralla, donde el gobierno central acaba de anunciar una inversión de 1,6 millones de euros para la reparación de los cuatro lienzos del monumento que se ven desde la playa. Entre los lienzos que se conservan se construirán unos nuevos muros de hormigón armado que servirán para estabilizar y fortalecer la estructura, limitando parcialmente los desplazamientos de la misma. Los huecos entre las piedras que se conservan se rellenarán con otros materiales, en concreto con una primera capa de material granular, aprovechando los restos de la antigua muralla y capas de planchas de meterían aligerado, de manera que se pueda distinguir claramente entre la piedra original y los elementos de consolidación colocados a posteriori. La muralla quedará además anclada al terreno mediante cables.Como aclaran desde Costas la actuación se limita a los lienzos de la muralla, no a los restos del antiguo Fuerte de Santa Catalina, que son de competencia municipal.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios