Navidad 2019

Las estrellas que guían la Navidad

  • Esta tarde se encendía el alumbrado extraordinario con una plaza Peral abarrotada de público

  • No faltaron las actuaciones y hubo hasta una nevada artificial

La Estrella de la Ilusión, esta tarde a su llegada a la plaza de Isaac Peral para el encendido el alumbrado extraordinario.

La Estrella de la Ilusión, esta tarde a su llegada a la plaza de Isaac Peral para el encendido el alumbrado extraordinario. / Fernández Hortelano

Desde las seis y media de esta tarde había familias aguardando a las puertas del centro cultural Alfonso X El Sabio la salida de la Estrella de la Ilusión, que este año ha sido la encargada, junto al alcalde, Germán Beardo, de encender el alumbrado extraordinario de Navidad. Pasadas las siete de la tarde se abrían las puertas del edificio y la Estrella, encarnada por la bailaora Silvia Belenguer, se subía a bordo de un coche de caballos que la transportaría hasta la plaza, donde se ubicaba su trono. Al lado, en las escalinatas del Ayuntamiento, la esperaban sus compañeros de la corte real de la cabalgata del próximo 5 de enero.

Acompañando a la Estrella le abrían el paso unos caballos luminosos de fantasía que iban danzando a los sones de la música. Detrás un sinfín de niñas, pertenecientes a colectivos como el Club de Gimnasia Alcanatif y las academias de baile de Araceli Arias y Milongas.

A la llegada de la comitiva a la plaza Peral ya no cabía un alfiler, con cientos de personas aguardando para ver el espectáculo. La pena es que para quienes no estaban cerca de las primeras filas, fue complicado poder ver algo del baile que se marcaron los caballos a los sones de las canciones de la película Frozen. Posteriormente las niñas participantes también protagonizaban una coreografía, mientras la Estrella saludaba emocionada a todo el público asistente.

Para la ocasión se había instalado sobre las escalinatas de la Casa Consistorial un lucido trono desde el que la Estrella presidió el evento, hasta que finalmente, alrededor de las ocho de la tarde, Silvia Belenguer y el alcalde accionaban el encendido del alumbrado, todo ello mientras la nieve artificial caía sobre la plaza.

El árbol gigante se ha instalado este año en la plaza de la Herrería. El árbol gigante se ha instalado este año en la plaza de la Herrería.

El árbol gigante se ha instalado este año en la plaza de la Herrería. / Fernández Hortelano

Este año la decoración de Peral se centra en el Ayuntamiento, con unas guirnaldas luminosas y unas grandes estrellas rojas jalonando la fachada, mientras que el gran árbol luminoso que en ediciones anteriores se había ubicado también en esta plaza se ha trasladado a la cercana plaza de la Herrería, este año de un intenso color azul.

Tras el encendido oficial, el numeroso público que siguió el acto de Peral se trasladó después tanto a la Herrería como a las principales calles del centro, donde las estrellas son este año el leit motiv del alumbrado.

Como ya anunció el concejal de fiestas, David Calleja -pendiente ayer en todo momento de que todo saliera a la perfección- este año las estrellas son las que marcan la decoración navideña en El Puerto, con un hilo conductor denominado ‘Un cielo lleno de estrellas’.

Al final del acto del encendido hizo su aparición una ligera lluvia, de forma inesperada, pero que no fue obstáculo para que las calles del centro rebosaran de gente durante buena parte de la tarde-noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios