Educación

El colegio ‘Castillo de Doña Blanca’, un ejemplo de convivencia

  • El delegado territorial de Educación, Miguel Andréu, asistió al 50 Aniversario de la “pequeña gran escuela” de El Puerto

Las autoridades asistentes al acto de aniversario, en el colegio de Doña Blanca Las autoridades asistentes al acto de aniversario, en el colegio de Doña Blanca

Las autoridades asistentes al acto de aniversario, en el colegio de Doña Blanca

El delegado territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Cádiz, Miguel Andréu, asistió junto con el alcalde de El Puerto, David de la Encina, y autoridades españolas y americanas de la Base Naval de Rota al acto de conmemoración del 50 Aniversario del colegio público Castillo de Doña Blanca.

El acto comenzaba con la interpretación del himno de Andalucía por parte del alumnado del centro, y con las intervenciones de un antiguo estudiante del colegio, así como de otros escolares españoles y americanos que asisten a clase en la actualidad.

Todos ellos destacaron, en lengua española y lengua inglesa, que fueron, son y serán “una pequeña y a la vez gran familia”, dado que el centro cuenta con tan solo 86 alumnos, entre los que se encuentran escolarizados hijos e hijas de familias americanas destinadas en la Base Naval de Rota, y un claustro de únicamente diez profesores, lo que ha llevado a crear un clima “tan especial, tan acogedor, tan perfecto” que desearían incluso que el colegio contara con enseñanzas hasta 4º de ESO, para estar en él muchos años más.

Miguel Andréu dio la enhorabuena por su extensa andadura a este singular Centro de Educación Infantil y Primaria, al que ha querido reconocer como “un ejemplo de espacio de paz y convivencia entre culturas”, ya que ha convertido la participación de familias americanas en la vida del colegio en “una maravillosa oportunidad para que no solo sus hijos e hijas aprendan el idioma y costumbres españolas, sino que se produzca un intercambio cultural que abra mentes y cree lazos de amistad entre hablantes de diferentes lenguas y con distintas tradiciones”.

Tras depositar el alumnado diferentes objetos en una cápsula del tiempo y ser esta enterrada, la directora del centro, Manuela Sánchez, ha emplazado a todos los asistentes al 10 de mayo de 2044, para abrirla juntos. A continuación, invitó a las autoridades a recorrer una línea del tiempo mientras los niños y niñas cantaban.

El momento final tuvo lugar cuando Miguel Andréu y David de la Encina descubrieron la placa conmemorativa del 50 Aniversario del colegio Castillo de Doña Blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios