El Puerto

Una ciudad tocada por el reflejo de la Revolución Gloriosa de 1868

  • Las rutas guiadas y teatralizadas estarán en marcha hasta el próximo 19 de septiembre

El 18 de septiembre de 1868 se iniciaba en la Bahía de Cádiz un movimiento revolucionario al mando del almirante Juan Bautista Topete. Una sublevación militar que se conocería como la Revolución Gloriosa o Septembrina, que supondría el destronamiento y exilio de la reina Isabel II y el inicio del período denominado Sexenio Democrático. El Puerto se uniría al acontecimiento el 19 de septiembre, un día más tarde de que estallara la revolución. Este hecho provocó que, a partir de ese momento, la ciudad sufriera una serie de cambios estructurales, reflejo de la situación política del momento.

Portuenses y visitantes pueden descubrir todos los detalles de este acontecimiento histórico en la ruta guiada y teatralizada La Revolución Gloriosa de 1868 en El Puerto, que estará en marcha hasta el 19 de septiembre. La actividad consiste en realizar un recorrido por los lugares más significativos de El Puerto relacionados con los acontecimientos de la Revolución de 1868. Una ruta guiada por los técnicos de Patrimonio Histórico y teatralizada por los actores del Grupo de Teatro Balbo.

La primera parada del recorrido es el antiguo Convento de Santo Domingo, actual Instituto Santo Domingo. En este edificio quedó constituido el primer Ayuntamiento Interino Revolucionario, mediante edicto de 21 de octubre de 1868. A partir de ese momento se llevarían a cabo las primeras reformas, como la supresión del impuesto sobre consumos, la bajada del precio del pan, la liberalización del precio de la sal y el tabaco, y algunas reformas de carácter administrativo.

Otro de los efectos de la Revolución Gloriosa fue la expulsión por parte de la Junta Revolucionaria de El Puerto de los jesuitas de la ciudad. Por aquellos entonces la Compañía de Jesús tenía dos casas importantes en El Puerto: una situada en el actual Monasterio de La Victoria y el colegio San Luis Gonzaga. Los religiosos tuvieron que huir hacia otros lugares del mundo.

En medio de aquella revolución liberal siguieron sucediéndose los cambios y la sociedad viviría la introducción de la peseta, el Sufragio Universal y la libertad religiosa. Asimismo, en 1873 el Ayuntamiento mandó construir el Mercado de la Concepción. Hasta ese momento no existía un edificio dedicado a la venta de productos alimenticios.

Por otra parte en 1868, y siguiendo con los proyectos del periodo revolucionario, el Convento de San Antonio de los Descalzos, ubicado donde actualmente se encuentra el Ayuntamiento de El Puerto, fue derribado y en su lugar se construyó un paseo de invierno en el centro de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios