El Puerto / Seguridad Ciudadana Sindicatos de Policía Local de El Puerto denuncian la falta de recursos en la plantilla

  • El alcalde y la concejala de Seguridad dificultan la entrada a las dependencias de la Jefatura a la oposición municipal y a los medios de comunicación 

Sindicalistas de Policía Local, durante la rueda de prensa. Sindicalistas de Policía Local, durante la rueda de prensa.

Sindicalistas de Policía Local, durante la rueda de prensa. / C. B.

Una situación que no se había producido nunca en El Puerto de Santa María, o que al menos no se recuerda, se ha vivido en la mañana de este viernes en la sede de la Jefatura de la Policía Local. Los sindicatos policiales CSIF y UPLBA  habían convocado a los portavoces de la oposición y a los medios de comunicación para hacer una visita a las instalaciones de dicha Jefatura y una posterior una rueda de prensa para dar a conocer las deficiencias en efectivos y medios materiales de la Policía Local, que impiden garantizar el servicio durante estos meses.

En la puerta de la Jefatura aguardaban para entrar los portavoces del PSOE, Ángel Mª González; Adelante El Puerto, Alejandro Gutiérrez; Leocadia Benavente y Juan Carlos Sanz, de Vox; y Javier Botella, de Unión Portuense. Sin embargo los sindicatos policiales convocantes, políticos y prensa se encontraron con la negativa para poder acceder al edificio, al impedirlo por orden de sus superiores los agentes que estaban en la puerta, porque según sus instrucciones "pueden afectar a las labores policiales y puede haber peligro por las cuestiones del Covid 19". Curiosamente, los vehículos de patrulla en estado deficiente que iban a ser mostrados a la oposición y a los medios habían sido retirados del patio y trasladados a otro lugar.

Finalmente, después de un tira y afloja telefónico con la concejala de Policía Local, Marina Peris, los asistentes pudieron entrar en el edificio y conocer la zona de taquillas, servicios y algunas salas del sótano, aunque cuando iba a comenzar la rueda de prensa, volvieron a ser apercibidos, debiendo trasladarse todos los presentes al Ayuntamiento para poder celebrar la convocatoria informativa. La oposición ha criticado el intento de "boicotear" esta reunión. 

La oposición municipal sólo pudo acceder a la Jefatura tras insistir durante casi dos horas. La oposición municipal sólo pudo acceder a la Jefatura tras insistir durante casi dos horas.

La oposición municipal sólo pudo acceder a la Jefatura tras insistir durante casi dos horas. / D. C.

     

Una vez en el Ayuntamiento de la Plaza Peral, en la sala de prensa, los representantes de los sindicatos policiales expusieron sus demandas. En primer lugar, denunciaron el problema que se arrastra desde hace algún tiempo por la plantilla de la Policía Local, que no es otro que la falta de personal existente,  la disminución progresiva de agentes, derivada de bajas, vacaciones y recortes desde el año 2012, de manera que de los 144 agentes de 2010 se pasó a 133 en 2019, con una previsión de que para 2025 la quedarán tan sólo 78 policías. Los sindicatos entregaron un dossier a la oposición para sustentar estas previsiones.

Otra cuestión que preocupa a la Policía Local es un estudio existente sobre el trabajo por turnos y su incidencia sobre la salud, en relación al deterioro físico que produce en la plantilla, ya que "es preocupante que en 20 años el 20% de la plantilla haya tenido enfermedades graves, muy graves o fallecimientos", por lo que pidieron que se realice una investigación exhaustiva y se revise la remuneración que se ofrece por dichos turnos. La media de edad de la plantilla es de 48 años. 

En cuanto a la situación actual, aclararon que en los tres meses de estado de alarma no se opusieron a quitarse tiempo de sus descansos "por necesidades del servicio", aunque la situación ha cambiado, tras la negativa de la plantilla a hacer horas extras, por lo que los responsables municipales se han encontrado sin agentes para atender el aluvión de eventos programados para este verano.

Para la plantilla esto supondría un exceso de trabajo, a lo que se une la vigilancia en las playas, el control de las actividades lúdicas, el uso de mascarillas y el control de cuestiones relacionadas con el Covid, lo cual no es posible hacerlo con el número de policías existente, ya que no tendrían opción a descansar. "El problema es que quieren sustentar los eventos programados, la reciente motorada, etc, con el tiempo de descanso de la Policía Local", para lo cual el gobierno local recurre a la bolsa de agentes que están de libranza en lugar de hacer nuevas contrataciones.

A ello se une además la escasez de recursos materiales: falta de medios, vehículos y equipos, dándose el caso de que tan sólo cuentan con dos coches para patrullar, ya que el resto están averiados, y además los quads, que debían servir para vigilancia de playas, no han pasado la ITV y no puede hacer uso de ellos, por lo que no hay policía en las playas. En cuanto al control en el centro urbano, hay en la calle 4 policías, en el mejor de los casos, máxime ahora cuando el 25% de la plantilla está de vacaciones.

Otra cuestión que denuncian es la falta de organización en la Jefatura, que entre 2022 y 2024 se quedará sin mandos. También mostraron su preocupación respecto a la imagen que ofrece el intendente mayor del cuerpo.

En suma, los sindicatos consideran que la situación "es bastantes alarmante", de manera que por ejemplo, ayer, durante la corrida del Aniversario, los cuatro policías había estaba en la Plaza de Toros.

Por ello, reclaman que se realice un estudio técnico sobre las necesidades de plantilla de la Policía Local, pero no ven iniciativa por parte de Personal de realizar dicho estudio, ni ningún tipo de movimiento para salir de esta situación por parte del equipo de gobierno y los mandos actuales: "No vemos interés en que haya ningún movimiento", critican. 

Los sindicatos están a la espera de una reunión con el alcalde, Germán Beardo, y para después de agosto convocarán una nueva asamblea para plantear otros pasos a seguir. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios