marítimas

Rescatar los antiguos oficios marineros

  • La Asociación para la Recuperación de la Vela Latina pone en marcha una iniciativa para restaurar un antiguo barco de transporte

  • Quedará fondeado frente a la fuente de Las Galeras

La concejala María Eugenia Lara, junto al representante de la asociación, Manuel Cordones, a bordo del barco.

La concejala María Eugenia Lara, junto al representante de la asociación, Manuel Cordones, a bordo del barco. / D.C.

La imagen de los barcos de vela latina fondeados en el río Guadalete o amarrados a los muelles a la espera de cargar toneles de vino y otras mercancías, se puede contemplar en algunas fotografías antiguas de El Puerto. La estampa de aquellos barcos de transporte movidos por el viento se quiere recuperar, y con ella los oficios que estuvieron vinculados al mundo de la navegación y de la pesca, que en El Puerto sobreviven en los maestros artesanos que mantienen los rescoldos de un conocimiento ancestral. Para rescatar estos oficios artesanales ligados a las embarcaciones de madera, ha nacido la Asociación Cultural para la Recuperación de la Vela Latina en el Golfo de Cádiz. Aunque puede parecer que se trata de una asociación deportiva, más ligada al mundo de las regatas que a la cultura marítima, la restauración o fabricación de una embarcación de este tipo tiene más relación con la historia que con el deporte. Poner a navegar un barco de vela latina como los retratados en las cuadros de Sorolla requiere el trabajo conjunto de carpinteros de ribera, veleros y especialistas en cabos y aparejos. Un barco de este tipo es como un reloj suizo en el que cada pieza debe ser elaborada de forma precisa, con la dificultad añadida de que, como en el caso de los relojeros, se trata de oficios en extinción.

La asociación ya ha dado un primer paso y durante este fin de semana ha organizado una demostración de calafateado de la cubierta de una barquilla traída desde Sancti Petri, en colaboración con la Concejalía de Cultura. Durante este sábado y ayer domingo la embarcación, de seis metros de eslora, estuvo amarrada al costado de la goleta 'Anne Bonny', en el antiguo muelle del Vapor, donde todos los interesados pudieron ver los trabajos de calafateado realizados por José Sánchez Cárdenas, hijo del conocido carpintero de ribera del antiguo varadero Guadalete.

La idea de la asociación a medio plazo es tratar de crear una flota de barcos de vela latina

El calafateado consiste en un tratamiento para abrir por completo los tablones del casco del barco e introducir estopa en las juntas de separación, para aplicar posteriormente una capa de masilla aislante, consiguiendo de esa forma que toda la cubierta de la nave quede estanca y no pueda entrar agua a su interior.

Ya de por sí, la búsqueda de los materiales para esta operación, que el Vapor por ejemplo realizaba todos los años, ha sido complicada, aunque la prioridad de la asociación es la recuperación de oficios artesanos que están en riesgo de perderse, usando este modesto barco de transporte como escuela de aprendizaje.

El representante de la asociación, Manuel Cordones, señala además que la intención es que la gente se acerque a la vela latina, a semejanza de lugares de la Costa del Sol, como Málaga, donde se ha conseguido crear una flota de barcos y se organizan regatas y competiciones, con toda la actividad que ello genera. Una vez calafateada, la embarcación se fondeará en el río Guadalete, enfrente de la fuente de Las Galeras, para continuar los trabajos de restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios