Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

El Puerto

La Policía Local de El Puerto evita la ocupación de dos viviendas gracias a la colaboración de los vecinos

Un agente de la Policía Local de El Puerto.

Un agente de la Policía Local de El Puerto. / Policía Local de El Puerto

Agentes de la Policía Local de El Puerto consiguieron este martes detener la ocupación de dos viviendas, una situada en calle Cruces en el Barrio Alto y otra en Uva Pedro Ximénez en la Barriada de La Vid, gracias a la alerta de vecinos que llamaron a la sala del 092.

En el caso de la vivienda de la calle Uva Pedro Ximénez, el aviso llegó a las tres y media de la tarde aproximadamente a la Jefatura. Un vecino alertaba de que en una de las viviendas de su bloque escuchaba ruidos como si alguien hubiera ocupado la casa.

Cuando una patrulla se personó en la vivienda, localizó a un individuo que aún no siendo cerrajero oficial entendía de cerraduras y que estaba ayudando a la autora de la ocupación a cambiar la cerradura principal de la vivienda. La mujer había accedido al interior del inmueble forzando una ventana desde el exterior. Tras ser identificada, se le informó de que los hechos son constitutivos de un delito de usurpación flagrante que serían denunciados ante la autoridad judicial. La Policía la desalojó y recuperó la vivienda, que bloqueó para impedir una nueva ocupación al tiempo que se puso en contacto con la propiedad para informarle de lo ocurrido.

El segundo intento de ocupación, por la tarde

Sobre las seis y cuarto de la tarde se recibió un nuevo aviso de ocupación en calle Cruces, donde los vecinos alertaron de que se estaba produciendo un robo en una vivienda. Cuando los agentes se personaron en la zona fueron requeridos por tres personas, una de ellas el propietario de la vivienda. Localizaron la puerta del inmueble entreabierta por lo que consiguieron acceder al domicilio, encontrándose en el salón con dos adultos y un niño que declararon "haber entrado en la vivienda y que allí se iban a quedar".

Cuando la Policía les explicó que esa vivienda no era suya y que, por tanto, tenían que abandonar el inmueble, lo hicieron voluntariamente a pesar de las reticencias iniciales.

Tras ser identificados y levantar acta de lo ocurrido, les informaron que darían cuenta a las autoridades judiciales de los actos realizados. Dejaron constancia, tras revisar con el propietario la vivienda, de que la puerta principal había sido forzada, arrancados los detectores volumétricos y fracturado el sensor de apertura. Igualmente localizaron otras dos puertas de paso a habitaciones forzadas y concluyeron que habían accedido al inmueble mediante un escalo a través de un balcón de la primera planta.

Jesús Garay, teniente de alcalde de Seguridad, felicitó a los agentes por haber logrado frustrar la ocupación gracias a su rápida intervención y agradeció a los vecinos su implicación, que fue clave para conseguir devolverle a su propietario su vivienda.

En ambas actuaciones los agentes de Policía Local contaron con el apoyo de la Policía Nacional, que se personaron en ambos casos. Garay confirma que el cuerpo policial seguirá "trabajando para acabar con las ocupaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios