Mantenimiento Urbano

Piden que se ejecuten los arreglos necesarios para reabrir la calle Mora

  • El corte de la calzada se produjo por riesgos de desprendimientos en un talud costero y está afectando a la actividad del restaurante La Palma  

  • Los afectados reclaman una solución urgente ante la llegada del verano, ya que es un lugar de acceso a la playa de Fuentebravía

Los vecinos de la calle piden que se ejecuten los arreglos necesarios para reabrir al tráfico la calle Mora, en Fuentebravía. Los vecinos de la calle piden que se ejecuten los arreglos necesarios para reabrir al tráfico la calle Mora, en Fuentebravía.

Los vecinos de la calle piden que se ejecuten los arreglos necesarios para reabrir al tráfico la calle Mora, en Fuentebravía.

Vecinos de la urbanización de Fuentebravía, han lamentado el cierre de un tramo de la calle Mora, cercana a la playa. El cierre de esta calle al tráfico se produjo a finales de marzo, mediante la colocación de varios new jerseys de hormigón, prácticamente a la altura de la mitad de la calle.

El cierre ha sido realizado por el Ayuntamiento y afecta a unos quince metros de calle, la entrada de varias casas, ubicadas a pie de costa, al acceso a la playa y a la actividad hostelera del Restaurante La Palma, que está sufriendo las consecuencias de este cierre parcial. Según ha podido saber este periódico, la calle fue cortada al tráfico por Protección Civil después de que técnicos de la empresa de aguas Apemsa fueran a inspeccionar uno de los manantiales naturales que existen en esta urbanización, en el cual se filtraban aguas residuales, que al parecer acaban en la playa.

Una vez realizada la inspección, el Ayuntamiento decidió proceder al corte de la calle Mora mediante los bloques de hormigón, sin que durante el tiempo transcurrido desde entonces, según critican los vecinos, “hayan hecho nada más que cortar la calle por un presunto peligro de derrumbe”, ya que en el tramo cerrado existe un talud costero que puede presentar peligro de desprendimiento, además de un pequeño muro de contención de piedra que al parecer está inclinado, ya que es antiguo.

Los vecinos afectados por el corte afirman que están preocupados ante la parálisis de la Administración, ya que una vez cortada la calle "no se ha tomado ninguna medida para resolver la situación", temiendo además los residentes la llegada de la temporada de verano y el colapso del tráfico por el aumento de visitantes y turistas, lo cual, de hecho, ya se está produciendo en momentos puntuales, sobre todo los fines de semana.

Esta situación está afectando de manera negativa al restaurante La Palma, situado en la misma calle, cuya clientela está dejando de acudir y que por lo tanto está comenzando a ver reducida su actividad. El dueño del negocio ha mostrado su preocupación, ya que el corte afecta bastante a la actividad del restaurante, que ha bajado más de un 50% toda vez que los vehículos no pueden acceder al aparcamiento del establecimiento hostelero, y por lo tanto está viendo cómo se reduce la facturación. Desde dicho negocio, su dueño ha pedido que se ponga una solución al problema y que se proceda por parte del Ayuntamiento a realizar las reparaciones necesarias, ya que la bajada de actividad en la temporada de verano puede afectar a la plantilla. Pide que se pongan las medidas necesarias para reforzar el talud, reparar el muro y solucionar la posible filtración de aguas residuales al manantial, que está parcialmente canalizado.

Los vecinos afectados están planteando la posibilidad de crear una plataforma o la recogida de firmas para que la administración municipal tome cartas en el asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios