El Puerto

El PERI Club Mediterráneo aumenta el uso residencial y reduce el hotelero

  • El Plan Especial recoge la construcción de 117 viviendas y 131 apartamentos, y tan sólo 201 plazas de hotel Se pierde la posibilidad de construir un gran resort turístico en los terrenos

Comentarios 10

La ciudad vuelve a tropezar en la misma piedra y en una zona colmada de chalés y viviendas, el planeamiento urbanístico da prioridad de nuevo al uso residencial por encima del hotelero, un sector que podría sacar del desempleo a decenas de ciudadanos que observan cómo la urbanización del territorio no genera la industria turística necesaria para recuperar un pulso económico estable y sostenido. En los terrenos de Bahía Blanca (junto a la casa de ejercicios de La Inmaculada), donde se iba a construir un hotel de cinco estrellas, el proyecto duerme el sueño de los justos, mientras los chalés ya están construidos. El modelo residencial se sigue imponiendo en la Costa Oeste, y la mayor parte de los inversores, ajenos a la situación social, apuestan por el mismo modelo que llevó a la crisis. En general, en todo El Puerto los hoteles de playa son casi inexistentes, pese al clima privilegiado y el excelente litoral que goza esta zona privilegiada de Europa.

El último ejemplo se encuentra en el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) Club Mediterráneo, que lanza una propuesta de urbanización para los terrenos del antiguo complejo turístico construido en el año 1965, que gozaba de instalaciones deportivas, piscinas, bungalows, un gran edificio acristalado con cafetería y restaurante con vistas a la playa e incluso un auditorio y un recoleto pueblo andaluz, que conformaba también la oferta de alojamientos.

Se trata de 83.671 metros cuadrados, ahora semiabandonados aunque vigilados, que formaban una unidad, y que constituían un gran resort turístico de calidad, sostenible, junto a la playa del Cangrejo Rojo (Las Redes), y que generaba riqueza y puestos de trabajo.

El nuevo Plan Especial Club Mediterráneo, que promueve la empresa Puerto María S.L, en exposición pública en el Área de Urbanismo, parcela y divide esta unidad territorial, dando prioridad al uso residencial. Cierto es que se destina a espacios libres (zonas verdes) 25.697 metros cuadrados, pero de los restantes, la mayor parcela se reserva para viviendas privadas (17.331 metros), con una edificabilidad de 18.899 metros cuadrados, que supera incluso la recogida en la ficha del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en 2013. La parcela residencial es mucho mayor que la destinada a uso hotelero, de tan sólo 13.053 metros, en la que la edificabilidad del futuro hotel es tan sólo de 7.874 metros cuadrados, en un edificio a pie de playa que tendrá una altura de cuatro plantas y dispondrá tan sólo de 201 habitaciones, menos de las previstas en el PGOU, que establece que el PERI "deberá profundizar en el desarrollo de un establecimiento hotelero de calidad y excelencia".

La parcela que se reserva para apartamentos turísticos es más pequeña que la del hotel, aunque la edificabilidad que propone el documento es mayor, alcanzado los 9.449 metros cuadrados.

Por último, existen dos zonas de uso comercial, que estarán situados en las inmediaciones del hotel, y que sumadas tendrán una edificabilidad de 3.149 metros, con una altura de planta baja más dos.

Curiosamente, en la ficha del Plan General, las determinaciones de ordenación establecen una máxima edificabilidad residencial de 16.000 metros y una edificabilidad mínima para el hotel de 10.000 metros cuadrados, preceptivas aunque no parece que se cumplan en este proyecto.

Como aspecto destacable, el Plan Especial Club Mediterráneo reserva 2.501 metros cuadrados para un aparcamiento en superficie, necesario para una zona de playa que además de falta de hoteles acusa escasez de estacionamientos públicos. Además de este terreno para aparcar, se reservan dos parcelas dotacionales, con fachada a la calle Azucena, de 1.340 y 1.416 metros, que se incluyen como cesiones al Ayuntamiento, para equipamientos deportivos, educativos o sociales.

En cuanto a los nuevos viales, tendrán una anchura de 10 metros a 15 metros. Se prevé ampliar la calle Azucena y regular la entrada y salida del tráfico construyendo una glorieta en su intersección con la calle Océano Índico, la cual se prolongará tras demoler el muro que cierra actualmente este vial. Desde esa futura rotonda hasta la playa, la calle Azucena tendrá vocación peatonal, aunque se deja abierta la posibilidad de que enlace con la calle Javier Merello.

Una nueva calle cortará también en dos los terrenos del Club Med. El PERI Club Mediterráneo fue aprobado de manera provisional en junta de Gobierno local el 21 de julio. Una vez que se contesten las alegaciones, en caso de haberlas, deberá analizarlo la Junta de Andalucía y ratificarlo el Pleno del Ayuntamiento, en un proceso de unos seis meses de duración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios