Economía

Draghi advierte a los países de que la subida de impuestos puede agravar la recesión

  • El presidente del BCE pide recortar gastos frente a alzar los tributos, ya que de esa manera "no se ven ventajas de la reducción del déficit".

Comentarios 6

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha avisado de que las subidas de impuestos aprobadas por los países de la eurozona con problemas para cuadrar sus cuentas públicas están agravando la recesión y ha pedido en su lugar recortes de gasto corriente. "En el frente de consolidación fiscal, como estos Gobiernos tenían mucha prisa, centraron mucho sus esfuerzos en incrementos de impuestos, que es lo más fácil, y mucho menos en recortes del gasto corriente", ha explicado Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. "Esta es una de las razones por los que algunos de estos países no están viendo los beneficios (de la consolidación fiscal) y sus economías se están deslizando hacia la recesión", ha resaltado el presidente del BCE. "Ahora, si la urgencia se supera gradualmente, esta consolidación fiscal deberá ser redirigida hacia más recorte de gastos y menos impuestos", ha reclamado Draghi.

Otros motivos por los que los Estados sometidos a la presión de los mercados no están viendo los beneficios de su política de ajustes, según el presidente del BCE, son que "las reformas acaban de empezar después de muchos años de políticas equivocadas en muchos de estos países". "El impulso de actuar es relativamente reciente. Se ha legislado mucho y ahora hay que aplicarlo plenamente", ha señalado.

Draghi asegura que el Gobierno español está comprometido a "acelerar" las reformas estructurales

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado este lunes que el Gobierno español está comprometido a "acelerar" las reformas estructurales y completar la reestructuración del sector financiero y ha elogiado también los "progresos" en Irlanda, Portugal e Italia, pero ha pedido a todos los países "perseverar" en los ajustes para salir de la crisis.

"Las autoridades españolas ha mostrado que están plenamente comprometidas a acelerar la agenda de reformas estructurales y a poner el sector financiero sobre una base sólida", ha dicho Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. "También están comprometidos a mejorar la competitividad externa y sentar las bases para una prosperidad más sostenible", ha agregado. "La perseverancia en reformas valientes y necesarias es crucial", ha insistido el presidente del BCE. "La estabilidad a nivel nacional significa completar las reformas para garantizar un crecimiento sostenible sin grandes desequilibrios", ha apuntado. Según ha explicado, el volumen de ajustes necesarios depende en cada caso de los "desequilibrios excesivos" que se han acumulado en los últimos años.

"Son las políticas y la evolución económica del pasado las que condujeron a desequilibrios excesivos en varios países. Y son estos desequilibrios -fiscales, macroeconómicos y externos- los que no eran ni saludables ni sostenibles", ha denunciado Draghi. "El grado de ajuste está directamente relacionado con el grado de equivocación de las políticas del pasado", ha agregado. El presidente del BCE ha admitido que los ajustes en la eurozona se están llevando a cabo "bajo la presión de los mercados", pero ha sostenido que ésta es menor que en los países de fuera del euro "porque ser parte de la unión monetaria protege a los países contra algunas presiones, especialmente en materia de tipo de cambio".

No obstante, Draghi ha pedido a los Estados miembros que asuman como propios los programas de ajustes y que "comuniquen claramente sobre la racionalidad económica del ajuste". "Esto significa asumir una perspectiva crítica sobre el pasado y una visión objetiva sobre el futuro", ha agregado.

Además de las reformas en los países con problemas, Draghi ha dicho que para calmar las tensiones en los mercados es imprescindible que los líderes europeos definan la visión a largo plazo y dejen claro que "el euro está aquí para quedarse y que la eurozona dará los pasos para garantizar esto". A su juicio, ello significa "avanzar hacia más soberanía compartida en los dominios fiscal, financiero y económico" progresando al mismo tiempo en la legitimidad democrática. "Pedir una aplicación impecable del Tratado y al mismo tiempo rechazar la unión más estrecha mencionada en el artículo 1 del Tratado es incoherente", ha denunciado.

EL BCE hará todo lo necesario

Durante su intervención, Draghi ha subrayado en varias ocasiones que el BCE, "dentro de los limites de su mandato y sin aumentar innecesariamente los riesgos en su balance, hará todo lo necesario" para garantizar no solo la "estabilidad de precios" sino también "la estabilidad financiera". En este sentido, ha precisado que el BCE "mantendrá líneas de liquidez abiertas para todos los bancos solventes de la eurozona" y ha asegurado que está estudiando y trabajando sin parar para encontrar soluciones que puedan atenuar la crisis. No obstante, ha vuelto a insistir en que sería un error que el Banco Central incumpliera su mandato porque se trata de una de las pocas instituciones europeas que mantiene su credibilidad.

Draghi no descarta nuevas bajadas de los tipos de interés

Por otra parte, Draghi, no descarta nuevas bajadas de los tipos de interés y aseguro que actuará en función de la situación. "Tenemos que ver la situación, mirar a los datos y los desarrollos y luego decidir en el Consejo de Gobierno sobre las siguientes acciones" a tomar, señaló Draghi preguntado al respecto en el Parlamento Europeo.

El BCE redujo la pasada semana los tipos de interés rectores en un cuarto de punto, hasta el 0,75%, el nivel más bajo en la zona del euro. La decisión se tomó en vista de que la estabilidad de los precios se mueve en una tendencia positiva a medio plazo, explicó Draghi. Pese a ello, Draghi subrayó que los actuales problemas de la zona del euro no tienen nada que ver con unos tipos demasiado altos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios