Coro de Nandi Migueles

Coro Ópera Cádiz

El coro de Nandi Migueles continúa en la brecha un año más. Regresa como 'Ópera Cádiz' tras quedarse en 2018 a las puertas de la gran final con 'El diablo se viste de coro'. Por su estilo dinámico y alegre, siempre de agradecer en la modalidad, y por currículum son siempre candidatos a lo máximo en el Concurso. 

Actuación en la Gran Final

El Carnaval y la ópera conquistan a partes iguales. Los grandes tenores no podían faltar en la Gran Final, un lugar que consigue recuperar Nandi Migueles con un coro muy reconocible. Echan el resto en la última noche con un repertorio algo menos brillante que en anteriores pases, aunque estrenan todas las coplas. Cumplen con el trámite en una primera letra buenista al desear a todos los espectadores que olviden sus males durante esta noche y que disfruten del Carnaval. Mucho más incisivo, más contundente y con más lustre es la siguiente copla a la defensa de la expresión de la soberanía del pueblo a través de las urnas. Por ello, se muestran a favor del uso del referéndum en clara alusión a la cuestión catalana. Sin embargo, la letra también esconde espinas sobre este tema al lanzar un toquecito al exigir que si ganara la independencia “que devuelvan la sangre que les prestamos y que no vuelvan”. Dos cuplés con poquito gancho. En el primero, tiran de todos los términos operísticos que han aprendido con este coro, pero su mujer les acaba pidiendo que practiquen con “el Nabucco –cuplé de Verdi–”. En el segundo, le dicen a Nandi Migueles que saque un romancero si no gana el primero para que se quede solo.

Actuación en semifinales

El Carnaval se puede poner al mismo nivel que la ópera. Bueno, al menos para los gaditanos llega a tener el mismo valor, a pesar de sus diferencias. Dos pasiones que se enfrentan, pero que se entremezclan entre historias parecidas y voces potentes. Una propuesta que brilla por devolver a la vida un estilo con el que Nandi Migueles se siente muy cómodo. Con un grupo que suena un poco más poderoso y unas letras con algo más de lustre -aunque con temas que ya se han tocado bastante en el Concurso-, dan un paso al frente en relación a su actuación en cuartos de final. Una historia de amor entre dos abuelos sirve de hilo argumental en el primer tango para tratar la lucha de las personas mayores por unas pensiones dignas. Un relato de una vida que hacen en la playa para contar su historia agarrados de la mano. En el remate, dejan a su nieto en casa de sus padres para coger su pancarta y salir a la calle a gritar por su lucha. En el segundo, coincide el planteamiento con otras letras ya escuchadas al contar la situación política de Andalucía por la irrupción de Vox a partir de su pasado en blanco y negro y la figura de Caparrós, por lo que sienten vergüenza de que se pise "la blanca y verde". Decaen un poco los cuplés, ambos concurseros sobre los problemas que tienen para hacer un cuplé, por lo que no se pueden meter con el coro 'Los del patio' "con tó sus muertos", y lo que dicen tapándose la boca los miembros del jurado que se va a comer este coro como si fueran futbolistas. Una obra maestra.

El veredicto del Diario del Carnaval

A la final A la final

A la final

Actuación en cuartos

  • el tipo. Carnavaleros de Cádiz y cantantes de ópera de Florencia.
  • las coplas. Dos bellas pasiones que se enfrentan: el bel canto y la esencia gaditana. Cantantes de ópera que tienen el objetivo de triunfar en el Carnaval, una fiesta que bebe de las raíces que llegaron desde su Italia. Carnavaleros que defienden que los gaditanos son los que le ponen su gracia e ingenio. Dos visiones que se mezclan a lo largo de un logrado repertorio. El coro de Nandi Migueles confirma las buenas sensaciones de su primer pase. Con una afinación poderosa, destaca en el apartado de las letras el primero de los tangos. Hacen una buena defensa de la libertad de expresión frente a la ola de ofendiditos que existe por tocar determinados temas, por lo que no encuentran palabras para cantar sin ofender. Aunque entienden que el respeto debe imperar, dejan claro que se puede "criticar con sarcasmo", por lo que quieren evitar que el Concurso "sirva de fiesta para los fascistas". Mejor el desarrollo que el remate de la segunda copla a la violencia machista al mostrar las dos caras -la buena y la repugnante- de un maltratador que acaba cortándole el cuello a su pareja. Bastante simpáticos los dos cuplés, sobre todo por lo fresquito que es el segundo al desvelar que el jeque que tiene un yate en el puerto se enamoró de Teófila Martínez, por lo que ahora preside la Autoridad Portuaria. No está malote el primero a su tipo, que ha sido realizado por diseñadores de prestigio. Sin embargo, los calzoncillos y los calcetines los han comprado en el Piojito.

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Muy buena Puntuaciones COAC | Muy buena

Puntuaciones COAC | Muy buena

Actuación en preliminares

  • el tipo. Carnavaleros de Cádiz y cantantes de ópera de Florencia.
  • las coplas. Dos estilos muy diferentes enfrentados en el escenario. El Carnaval se contrapone a la ópera, aunque el Carnaval se acaba convirtiendo en la ópera de Cádiz. Por un lado, desde Florencia vienen a abrir la mente de los carnavaleros y reivindicar su influencia en la fiesta gaditana. Por el otro, carnavaleros de pura cepa defienden con pasión su manera de expresarse. Nandi Migueles le recupera el pulso a la competición con un coro reconocible y que sabe dominar, por lo que el resultado es brillante en su primer pase. La presentación ya permite vislumbrar con acierto la mezcla entre la ópera y el Carnaval. A esto se suma un tango alegre, rítmico y con cierta fuerza en su final que suena redondo. Migueles se reivindica en su primera copla para recordar que el coro de los Niños no está muerto, desquitándose de las críticas que recibió el año pasado. Un tango con el que "no vengo a gritarte" al salir la voz del alma y aprovechar la potencia que le dan "mis niños del cielo". Buena segunda letra a las mujeres de Cádiz personificada en un buen número de gaditanas que destacan en su profesiones y dan "esplendor a mi tierra". Cuplés de mero trámite en los que esparcirían las cenizas de Franco desde un helicóptero por toda España y algunos comparsistas tienen "un nudo en los huevatis" al compararlos que los castrati. El repaso a las diferencias entre el Carnaval y la ópera con su historia o sus autores dan realce a un buen popurrí. Un bel canto gaditano.

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Muy buena Puntuaciones COAC | Muy buena

Puntuaciones COAC | Muy buena

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios