Chirigota

Los brujos titis

Comentarios 1

En semifinales

Brujería viñera para recordar lo que es una chirigota gaditana. Tras un chapú que salió regular en la anterior actuación, los de Santander y Sánchez Reyes firman un buen pase con letras con su puntito localista, sobre todo en los pasodobles. Hay mil maneras de piropear a Cádiz, pero siempre se puede conseguir darle una vuelta de tuerca. Y lo consiguen en la primera letra a las tres maneras de llamar a la ciudad: Cádiz, Cadi y Cai. La primera es la forma de llamarla desde Despeñaperros para arriba, la segunda es cómo se dice en Andalucía y la tercera es el Cai de Niña Pastori, el ¡Cai! del Pillo y el Cai de mi alma y de mis penas. No se queda atrás la segunda de recuerdo a los chirigoteros de toda la vida, esos que "se inventaron este tinglao sin pensar en el dinero ni en la fama". Esos grandes abuelos a los que muestran su respeto. Remontan el pase de cuartos en los cuplés, ambos graciosos, a lo bueno que es bañarse en fango negro, por lo que a su prima le sale en el toto un vivero de coquinas al llevarse metida un mes y medio en el Río San Pedro, y al milagro que hizo un Cristo con una mujer que veía una procesión sentada en una silla de playa al decirle: "Levántate y anda". No hay nada que relaje más que el bricolaje...

Puntuaciones del COAC 2018 1 Puntuaciones del COAC 2018 1

Puntuaciones del COAC 2018 1

En cuartos

Las coplas. Magia en forma de bricolaje para arreglar todos los desperfectos del hogar. Un brujo de Cadi, Cadi que hace brujerías para poder sobrevivir. Con un saborcillo inconfundible y un trío del pasodoble que se pega con gran facilidad, la chirigota de Santander y Sánchez Reyes da un pequeñito paso atrás en el momento más complicado. En las letras de los pasodobles, destaca más la primera de recuerdo a todos los gaditanos que están fuera de Cádiz y ven el Carnaval por la televisión. Coplas por las que lloran y que son el cordón umbilical que les mantiene unidos a su tierra natal. En el segundo, un poco más difuso, utilizan la conversión de las agrupaciones en empresas para pedir una defensa de la fiesta para que no nos la roben y no le pase a la ciudad como con el trabajo y se lo lleven para Sevilla. Los cuplés, aunque son simpáticos, están un poco por debajo de lo esperado. Le sacan punta en el primero, algo mejor, a las fotografías que hacen los turistas en la Plaza a los pescados, por lo que una pijota pide que si suben a Facebook la foto que no salgan sus hijos. Más flojete el segundo a una crema relajante para la barba que les ponen en una barbería, por lo que dejan a su mujer y se van a vivir con el barbero. Creemos en el más allá.

Puntuaciones del COAC 2018 2 Puntuaciones del COAC 2018 2

Puntuaciones del COAC 2018 2

En preliminares

El tipo. Unos brujos chapuzas. las coplas. Unos magos del bricolaje que todo lo arreglan con cinta aislante. Unos manitas que no creen en el más allá de Cortadura. Con un estilo inconfundible, la chirigota de Santander y Sánchez Reyes completa un magnífica actuación que va de menos a más, desde los pequeños golpecitos de la presentación hasta la ristra de pamplinas del popurrí. El pasodoble vuelve a ser un caramelo por su compás y su trío. El hechizo del Carnaval y el palito a los que aún consideran un pecado decir en las coplas "soy gaditano" dejan paladear la melodía en la primera letra, mientras que en la segunda Manolo da las gracias por los 20 años del Me han dicho que el amarillo. Embrujan con los cuplés, especialmente el primero al horario de la Cabalgata de Reyes para que la vieran los chinos. En el segundo, también de nivel, aún les queda por ver dos capítulos de La casa de la pradera.

Puntuaciones del COAC 2018 1 Puntuaciones del COAC 2018 1

Puntuaciones del COAC 2018 1

La previa

La unión entre Manolo Santander y José Manuel Sánchez Reyes no pudo ser más fructífera. Tras una década fuera de la final, esta chirigota regresó a la última noche del Concurso del Falla y conquistó el segundo premio con 'Los de Cádiz norte', un agrupación muy gaditana de principio a fin. De cara al 2018, no cambiará su manera de entender la chirigota, con un corte clásico y un estilo en las letras muy definido. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios