Don Taratachín

Coro

Don Taratachín
Rafa Burgal

19 de diciembre 2017 - 22:53

FICHA

Localidad: Cádiz

Letra y música: Julio Pardo Merelo y Antonio Rivas Cabañas

Dirección: Juan Lucena Morant

Representante legal: Juan Lucena Morant

En 2017: Por Andalucía (3º premio)

En la final

No hay personaje más propicio para comenzar la Gran Final del COAC 2018 que Don Taratachín, el duende de la inspiración de los carnavaleros y el culpable de que nazca una afición que es una pasión de la que es complicado salir. Un homenaje que Pardo y Rivas rinden a cada una de las modalidades que concursan en el Falla. En su cuarto pase le toca a la comparsa, la que vuelve loca al público. Un repaso a su historia desde su creador, Paco Alba -del que se cumple el centenario de su nacimiento, aunque esto apenas ha tenido reflejo en las coplas- hasta los históricos Antonio Martín, Pedro Romero, Enrique Villegas o Los Majaras, sin olvidar a los actuales autores. Una propuesta en la que este coro se mueve cómodo por no salirse del tipismo de una fiesta a la que ya le ha cantado varias veces. Con algo más de conjunción y potencia que en su actuación de semifinales, no sorprenden demasiado con las letras para intentar asaltar el puesto más alto del podio. Mensaje simplista y populista en ambos tangos. Se dirigen a sus hijos en la primera letra ante sus sueños utópicos y revolucionarios de juventud. Sin embargo, ellos, como padres, intentan ponerles los pies en el suelo al decirles que su futuro depende de su trabajo y de su estudio -este mensaje se puede comprar-. La otra parte de la lección -el lado facilón- es que no hay "un plan revolucionario" para salvarle porque todos los partidos son iguales, ya que quien no es corrupto es porque "no ha tenido tiempo". Muy pronto para hacerles dejar de creer en la política. En el segundo, llega una nueva letra al intento del Carnaval para convertirse en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Para ellos, vale más el sentimiento por esta fiesta del público que "toda la Unesco y todos los papeles del mundo entero". Repiten en el primer cuplé el concepto del cantado por 'No te quemes todavía' en preliminares sobre la nevada en la AP-6 , pero en vez de Chiquetete quienes limpian la carretera son el hijo de Ortega Cano y Diego el Cigala. Rematan con un punto concursero el segundo a las tartas que traen por sus 40 coros, que no se las ofrecen al jurado porque están hartos de bizcocho.

En semifinales

Don Taratachín, el duende que hace que los autores se inspiren para crear buenos repertorios, vuelve a traernos su bastón para rendir un homenaje a la chirigota entre los autores que le dieron vida y el debate entre los estilos. Un repertorio que, como en otros pases, no va más allá del resultadismo, a lo que se une que el grupo no se muestra tan conjuntado como en anteriores ocasiones. Letras de nivel medio, pero que no enganchan. Un poco mejor el primero por el mensaje al contar todo lo que echan de menos por no poder ser abuelos debido a que sus hijos sufren la precariedad laboral. Desean convertirles en gaditanos de verdad al llevarles al Carranza o cantarles las coplas de su infancia. Por ello, temen que sus futuros nietos se pierdan lo que es tener el cariño de un abuelo. La segunda letra también se la dedican con corrección a los niños, pero en este caso a los que van a ser futuros coristas al aparecer componentes de los coros 'Cazasonrisas' y 'Los emisarios'. Dan sus consejos a los chavales para que sepan que cantarle a Cádiz "es lo más grande y verdadero" y no entren en los malos vicios que se generan por el Concurso para que puedan ser "el rey de todos los febreros". Los cuplés, regulares, no son precisamente para niños al cantar a la unión del grupo de 'Los piratas' para celebrar su 20 aniversario, aunque ahora las pibas que les seguían son las viejas del programa de Juan y Medio, y a que su novia acaba dando con "el topolino" en el mostrador de Los Italianos tras patinar en la pista de hielo de San Antonio.

En cuartos

Las coplas. Don Taratachín usa su bastón para inspirar a los cuarteteros en su segundo pase en el Concurso. Un duende que es el culpable de que se creen maravillas para que lleguen al corazón de los gaditanos. En este caso, para hacernos reír a carcajadas. Pardo y Rivas exprimen al máximo su principal baza para diferenciarse del resto de coros con una parte movible en el popurrí en modo de homenaje a cada una de las modalidades. Un segundo pase con un recuerdo resultón a cuartetos como 'Don Mendo y sus mendas lerendas', 'La boda del siglo' o 'El cuarteto siempre llama dos veces'. Es lo que más resalta junto a un grupo con una potencia mucho más comedida, como se puede ver en los tangos. Dos letras con temas ya muy tratados, pero con un estilo mucho más directo y efectista. Vuelve a aparecer en la primera la vergüenza que sienten de ser hombres al tratar la violencia machista. Dicen que los maltratadores se tienen que borrar el nombre de hombres y tienen "el corazón podrido", por lo que piden que haya más conciencia en las escuelas. En la segunda, nueva defensa con un tratamiento concursero de la libertad de expresión en Carnaval frente a las polémicas de este año. Una fiesta con la que no podrán los tribunales. Falla el remate del primer cuplé al decir que Junqueras saldrá con 'Los prisioneros'. Un poco mejor el segundo a Fernando Alonso, al que puede adelantar el Despojado.

Puntuaciones del COAC 2018 1
Puntuaciones del COAC 2018 1

En preliminares

El tipo. El duende de la inspiración carnavalesca. las coplas. Un toquecito de bastón sirve para despertar la inspiración de los copleros. Pardo y Rivas firman un coro que se sitúa dentro de la zona que mejor dominan: el metacarnaval. Un duende que, al final, sirve para rendir un homenaje a la fiesta. La idea se desarrolla bien en una lograda presentación y en el tramo inicial del popurrí, que cuando avanza se convierte en un homenaje al coro a través de trozos de tangos y estribillos, lo que hace que destaque más por su animación. Una propuesta que se transformará a lo largo del Concurso. Destaca el control de la potencia en la música del tango, que tiene el sello típico de Pardo pero maneja mejor los pianos, sobre todo en un destacado inicio del trío. Letras de trámite y esperadas. En la primera, Don Taratachín hace diabluras para que este coro cumpla 40 años. Rematan la tanda con una crítica al adoctrinamiento en los colegios catalanes, en donde "se están creando nuevos soldados para otra guerra". Pasables los cuplés a un roce en la ducha por el que cuando cantan les sale el contralto y a la tormenta Kichi, que vino fuerte y se quedó en nada.

Puntuaciones del COAC 2018 1
Puntuaciones del COAC 2018 1

La previa

El exitoso equipo que forman desde hace décadas Julio Pardo, Antonio Rivas y Juan Lucena sigue dando sus frutos y de nuevo pelearán por lo máximo con 'Don Taratachín' tras hacerse con el tercer premio el pasado Concurso con 'Por Andalucía'. El coro más laureado del COAC buscará un triunfo que logró por última vez en 2015 con 'La trattoría'.

Lo último

stats