José Ramón Páez | Concejal de Deportes de Cádiz "En tres años podemos tener unas instalaciones casi, casi en perfecto estado"

  • Pese al diluvio de críticas no piensa abandonar el cargo: "Si tuviera que dejar algo sería Hacienda antes que Deportes"

José Ramón Páez posa en el Ayuntamiento para la entrevista.

José Ramón Páez posa en el Ayuntamiento para la entrevista. / joaquín hernández kiki

–¿Qué pensó cuando le asignaron la concejalía de Deportes? ¿Se alegró o se preocupó?

–Yo sabía donde me metía, pero más que una propuesta fue una petición mía. Yo quería llevar Deportes. De hecho, lo he estado pensando últimamente y si tuviera que dejar algo sería Hacienda antes que Deportes.

–¿Ni con la lluvia de críticas que le ha caído últimamente se ha planteado dejar Deportes y continuar únicamente con Economía y Hacienda?

–No, no me lo he planteado. Evidentemente, si llevase solo Hacienda sería más cómodo, igual que sería más cómodo si llevase solo Deportes. Pero repito que no me lo he planteado. En realidad prefiero dejar Hacienda a dejar Deportes. Las críticas, como se suele decir, van en el sueldo. Tenemos una situación de partida en la que hay un déficit de instalaciones y unas instalaciones que son deficitarias. Acepto las críticas, pero la situación de partida que me encuentro a mi llegada a la delegación es la que es. Hay unas instalaciones que se llueven, hay unas instalaciones defectuosas con distintos daños estructurales, etcétera. Entiendo que mientras eso no se revierta se le eche la responsabilidad al concejal. Lo único que pido es que, aunque haya críticas, se me deje trabajar y ya veremos cuando pase un año que las instalaciones son otras.

–¿No considera entonces un marrón ser concejal de Deportes en Cádiz?

–Ser concejal de Deportes en Cádiz es complicado por el estado actual de las instalaciones pero no lo considero un marrón. Es algo que me gusta y creo que lo podemos hacer bien en esta temporada teniendo en cuenta la situación de partida que tenemos. Pienso que se puede revertir la situación actual para de aquí a tres años tener unas instalaciones deportivas más que decentes, casi, casi, casi en perfecto estado y habiendo renovado bastante las actividades deportivas que se organizan desde el Instituto Municipal del Deporte (IMD).

–¿Es usted un superhombre capaz de asumir estas concejalías cuando además da clases en la Universidad de Sevilla?

–No creo que sea un superhombre ni supernada. Yo me levanto normalmente a las seis y media, empiezo la rutina y me acuesto cuando no puedo más, cuando estoy rendido. Lo que ocurre es que me organizo y voy sacando adelante el trabajo. Tengo ciertas capacidades como cada uno tiene las suyas y me organizo bastante bien como para poderlo llevar todo. Llevo para delante mi trabajo en la Universidad lo mejor que puedo, igual que hago con las labores propias de ser concejal. Cuando tengo que ir a Sevilla, en vez de ir en coche lo hago en tren y voy trabajando en él. Como en el tren y cuando vengo de vuelta a lo mejor pego una cabezá. En definitiva, que voy aprovechando los tiempos. Como y duermo en los tiempos muertos, solapando una cosa con otra. El coste está en lo personal, en el tiempo libre, en las relaciones personales… Como estamos de paso, pues transitoriamente lo acepto.

"El primer compromiso al que hemos llegado el nuevo gerente del IMD y yo es que a finales de verano esté todo a punto para que no se llueva ninguna instalación deportiva"

–Desde ciertos sectores de la oposición se ha instado a que la concejalía de Deportes se desarrolle a tiempo completo y con dedicación exclusiva. ¿Sería eso beneficioso para el deporte y los deportistas de Cádiz?

–Pues no lo sé. Yo entiendo que desde la oposición se pida porque lo que va buscando la oposición es que haya una dimisión, un coste político, alguien a quien cazar. Por esa parte, entiendo las críticas que pueda hacer la oposición. Desde que hemos llegado a la delegación estamos en proceso de cambio de la misma, reestructurando los equipos y en ese proceso de reestructuración yo tengo ahora mismo la confianza de toda la delegación y en toda la delegación, incluyendo el IMD, estamos empezando a trabajar con un nuevo equipo, de forma bastante coordinada y con ilusión y ganas de hacerlo bien. Que yo estuviese a dedicación completa tampoco sería más fructífero porque al final los tiempos de la Administración no son los mismos que demanda la ciudadanía. Si en un procedimiento administrativo tarda tres meses en licitarse un contrato me da igual estar a media jornada que a jornada completa. Son tres meses. Es decir, que la dedicación completa no agilizaría determinados trámites.

–Supongo que las responsabilidades del gerente del IMD se habrán multiplicado por la carga de labores del concejal. Precisamente en ese cargo se ha producido un cambio tras la destitución de Eduardo Palomo, reemplazado por Antonio Peña. ¿Por qué se produce ese relevo y cómo enjuicia la labor de cada uno de ellos?

–Primero, para enjuiciarlos tengo dificultades. Cuando aterrizo en esta delegación, mi primera opción era dejar el equipo tal cual estaba, pues fuese como fuese el equipo de la delegación de Deportes fue elegido por este equipo de gobierno. Por tanto, le di un voto de confianza para implementar una nueva política en insfraestructuras y actividades deportivas. Llegado el momento en que no se cumplen las expectativas que yo tenía, tengo que hacer cambios. La principal deficiencia que tenía el deporte en la ciudad eran las instalaciones; por ello, qué mejor que poner al frente del IMD como gerente al director de las instalaciones deportivas. Es quien mejor conoce las instalaciones de la ciudad y, por lo tanto, le solicité que diera un paso al frente y asumiera la gerencia. Era quien mejor podía coordinar los equipos para dignificar, adecentar y poner en perfecto estado de revista todas las instalaciones. El primer compromiso al que hemos llegado Antonio Peña y yo es que a finales de verano, de cara a la siguiente temporada, esté todo a punto para que no se llueva ninguna instalación deportiva. Ninguna es ninguna. A cada uno se le conoce al final por los hechos. Yo creo que Palomo ha sido un buen gerente dentro de las líneas políticas que se le marcaron, pero ahora las líneas políticas son otras.

–¿Le entran temblores cuando consulta las previsiones meteorológicas?

–Yo no miro el tiempo que va a hacer. Yo tiendo la ropa y luego tengo que salir corriendo cuando ya se me ha mojado. Aunque supiese que va a llover, no tengo la solución. La cruda realidad es que las instalaciones deportivas acumulan muchos años de abandono y los últimos cuatro son nuestros por descoordinación en la gestión. No se ha invertido todo lo que se debería haber invertido, pero el problema no es de los últimos cuatro años sino de todos los años anteriores incluyendo estos cuatro. Yo he llegado en un momento en que la situación es equis y estamos poniendo pie en pared. Ahora se están haciendo inversiones para evitar todas las goteras y las filtraciones, para poner a punto todas las instalaciones.

"No se ha invertido todo lo que se debería haber invertido, pero el problema no es de los últimos cuatro años, sino de todos los años anteriores incluyendo estos cuatro"

–A veces solo se ha reaccionado tras la publicación de imágenes vergonzantes, casos por ejemplo de los banquillos sin techo para proteger de la lluvia o de los entrenamientos y partidos celebrados prácticamente a oscuras. ¿Es eso normal?

–No, eso no es normal, pero yo he sido durante un tiempo sindicalista y entiendo cómo se hacen las demandas y lo que se consigue con ellas. Con una protesta se puede conseguir algo o no. Protestando para que se arregle el techo del Ciudad de Cádiz no se va a conseguir nada porque es un proceso administrativo que ya está en licitación. Mañana se puede poner en huelga todo el tejido deportivo de la ciudad que en ese caso yo no podría hacer nada. El caso de los focos estaba en procedimiento también y se han comenzado a poner cuando han estado dentro del IMD. Lo de los banquillos sí lo compro, lo de los focos no. Con lo de los banquillos sí se produjo una demanda y se buscó una solución rápida. De vez en cuando se puede escapar algo y atender una protesta, evidentemente, pero en otras ocasiones no se puede atender de manera inmediata, como lo de la cubierta del Ciudad de Cádiz. Ahí hay que esperar.

–Se comentó que la piscina del Complejo Ciudad de Cádiz se hallaría a punto en febrero de 2020. ¿Se cumplirá ese plazo?

–Por el proceso de contratación se debería terminar a finales de marzo. Por los cálculos del anterior gerente con la empresa de la obra pensaron que se adelantaría y el error fue decir públicamente que se acabaría en febrero. Si todo va como esperamos ahora mismo, a finales de marzo sí estará terminado todo. Ocurre que unas obras son complementarias con otras, pero en cualquier caso no pasaría de abril.

–Se ha perdido incluso la organización del Campeonato de Andalucía absoluto de natación, cuya organización estaba concedida.

–El actual gerente, cuando era director de instalaciones, ya decía que no íbamos a llegar, pero se habían hecho unas previsiones que luego se ha comprobado que no se podían cumplir. Ahora estamos en negociaciones con las federaciones Andaluza y Española para establecer un cronograma de competiciones para los próximos cuatro años.

–Al cerrarse el Ciudad de Cádiz por las recientes lluvias, el Cádiz CF Virgili de fútbol sala tuvo que cambiar de improviso un partido al Francisco Blanca y resulta que este también se inundó y hubo que suspender el encuentro. Para llorar, ¿no le parece algo sonrojante?

–Sí me lo parece, y lo único que puedo es pedir disculpas al club y a su afición. Con el Francisco Blanca ha ocurrido que las filtraciones no son del propio pabellón, sino que en su día se techó en condiciones lamentables una pista de barrio. Hace año y pico conseguimos acabar con sus filtraciones y solo entra la lluvia lateral por los ventanales para evitar la condensación, que no se pueden cerrar. El problema viene por la pendiente que tiene la plaza que está detrás del pabellón, sin ponerle canalización ninguna para eliminar las aguas pluviales. Por eso, cuando llueve ahora, el agua que cae en la plaza entra por la puerta de emergencia del Francisco Blanca. Es un tema que está tratando de solucionar Aguas de Cádiz.

"Las obras que se están realizando en la piscina del Complejo Deportivo cuestan lo mismo que los dos mamotretos que pusieron en Cádiz, el Queco y la Queca. Creo que la utilidad es muy diferente"

–Los dos clubes de baloncesto amenazan con tomar medidas drásticas y auguran la posible desaparición de este deporte en Cádiz.

–Yo no creo que el baloncesto vaya a desaparecer en nuestra ciudad. Entiendo las demandas que tienen, pero a veces parece que algún presidente de club tiene aspiraciones que no son deportivas, que son más políticas. Creo que con las directivas con las que más veces me he reunido son las de los clubes de baloncesto. No entiendo que nos reunamos y al día siguiente vayan corriendo a la prensa a contarlo todo. Lo que yo quiero es que la gente haga deporte y por ello estoy trabajando. Presionan cuando saben que no es posible solucionar el problema hasta pasado un tiempo. Si la impermeabilización del pabellón Ciudad de Cádiz se va a terminar en agosto, ya se puede poner en huelga desde hoy hasta agosto que no sirve para nada. Y lo saben desde hace casi un año. En septiembre hablamos si no se cumple lo que digo.

–El equipo femenino del Cádiz Gades de baloncesto, de Liga Nacional, se ha visto obligado al exilio en Puerto Real e incluso Trebujena.

–Sintiéndolo mucho, en ese caso es que no puedo hacer nada. La realidad que tengo ahora mismo es la que es y estamos intentando solucionarla. Es lamentable que se tengan que ir a otra localidad, pero aquí no hay ahora instalaciones que permitan esa práctica. Las que hay se llueven por culpa de que no se invirtió en ellas. Ahora estamos invirtiendo grandes cantidades para que no vuelvan a ocurrir situaciones así.

–Lo del Centro Histórico es de traca. No es que haya goteras, es que el agua se filtra por una pared por culpa de una canaleta en mal estado.

–Ya está en licitación un contrato menor para arreglar eso. Es incomprensible que se puedan construir infraestructuras con las deficiencias como las que nos estamos encontrando. Lo del Centro Histórico puede ser una rotura, pero lo del Náutico es increíble. Se pusieron en su día unos canalones que tienen menos medida que el hueco que hay entre las dos chapas, y por ahí es por donde entra el agua. No lo entiendo ni por parte de la empresa ni por parte de la administración que supervisó esa obra. No es normal que el Náutico, un pabellón nuevo, tenga goteras. Es que lo han hecho mal, igual que el Blanca lo hicieron mal.

–Por fin se está sustituyendo el césped de los campos del Elcano. ¿Para cuándo no faltará el agua caliente a sus usuarios?

–Tenemos un plan de inversiones, pero el problema es que todas las obras necesarias en las instalaciones son urgentes. En ese plan, primero entra la eliminación de todas las filtraciones de agua y luego vienen otro tipo de actuaciones. El agua caliente es necesaria, pero también es necesaria toda la maquinaria que hace falta para calentar el agua de las dos piscinas del Complejo Deportivo. Esa maquinaria también hay que arreglarla y estamos hablando de 500 o 600 mil euros. La caldera del Mirandilla se ha cambiado hace poco también. Toda esa maquinaria estaba en abandono desde hace muchos años, incluyendo los cuatro nuestros. Y ahí se nos presenta la cuestión de qué es más urgente: ¿El agua caliente, las goteras, el césped?

"Si todo sale bien, el Portillo se puede empezar antes de lo que se espera. Nuestra idea es que su construcción se inicie en esta legislatura"

–Supongo que del Fernando Portillo ni hablamos. ¿Es un tema enterrado o le ve viabilidad?

–Si todo sale bien, el Portillo se puede empezar antes de lo que se espera. Nuestra idea es que su construcción se inicie en esta legislatura. Eso sí, es algo que no depende tan solo del concejal de Deportes.

–El Trihércules, una de las pruebas deportivas más importantes de la capital gaditana, se ha suspendido en 2020 y se habla de la falta de apoyo municipal como principal causa.

–En el comunicado que hicieron pone falta de apoyo, no falta de apoyo municipal. No tengo constancia ni en el IMD de que tengan una cita pendiente conmigo. He hablado en varias ocasiones y él no tiene constancia que se les haya denegado nada. Sí sé que la subvención que reciben es menor que la que recibían antes, pero hay un cúmulo de dinero que se reparte según determinados criterios. Ahora también estamos trabajando para cambiar la normativa que regula las subvenciones a las asociaciones deportivas. Con la actual ningún club está conforme, por lo que el problema lo tengo yo, no lo tienen ellos. Habrá que establecer unos criterios para que el reparto de dinero al menos satisfaga a la mayoría.

–Parece que la estrategia de culpar en materia deportiva al PP, cuando ustedes llevan ya varios años en el poder, no funciona en la calle.

–Yo no sé si funciona o no funciona, yo sé que es real. Las obras que ahora mismo se están haciendo en la piscina del Ciudad de Cádiz valen 700.000 euros, lo mismo que los dos mamotretos que se pusieron en Cádiz, el Queco y la Queca. Creo que la utilidad de una no es la misma que la utilidad de los otros. Hacer en el estadio un hotel y unos locales que están cerrados vale lo mismo que construir el pabellón Portillo. Asumo que nuestros cuatro primeros años en mejora de instalaciones deportivas dejan mucho que desear pero la situación económica de ese periodo no era la misma que la de ahora. En esos cuatro años no se invirtió lo que se debía en estas y en otras parcelas porque teníamos que tapar la hemorragia económica que tenía este Ayuntamiento. Cuando hemos mejorado la situación económica ya estamos invirtiendo cuanto podemos. Hay que culpabilizar a quienes fueron el origen de esa ruina.

–Como profesor que es, ¿qué nota se pondría como concejal de Deportes?

–De momento me pondría una nota alta. Soy muy exigente, pero normalmente corrijo los exámenes a la alta porque quiero aprobar a la gente. Voy a ser exigente conmigo y me pondré un 7.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios