Última hora Ya están a la venta las entradas para el segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

España - Malta en Carranza Los internacionales cadistas, entre la nostalgia y la ilusión

  • Superpaco, Montero, Botubot, Juan José y Juanito protagonizan una tertulia con futboleros de ayer y hoy unidos por su pasión por La Roja

Juan José, Manolo Botubot, Superpaco, Juanito y Enrique Montero, este martes en El Chato. Juan José, Manolo Botubot, Superpaco, Juanito y Enrique Montero, este martes en El Chato.

Juan José, Manolo Botubot, Superpaco, Juanito y Enrique Montero, este martes en El Chato. / Julio González

La tertulia organizada por Onda Cádiz TV este martes en el Ventorrillo El Chato, con presencia de cinco de los internacionales que vistieron la elástica amarilla, no dejó indiferente a ninguno de los presentes ni, a buen seguro, a los telespectadores que la siguieron por la pequeña pantalla. La nostalgia y la ilusión marcaron una cita con futboleros de ayer y hoy con un denominador común, al margen de su pasado amarillo: su pasión por La Roja.

Con Hugo Vaca, director del programa El Submarino Amarillo, en las labores propias de presentador, el encargado de conducir la tertulia fue el periodista Rodrigo Mateos, apoyado en esta función por otros dos veteranos comunicadores, José Manuel Pedreño y Carlos Medina. Ypresidiendo la mesa, José María Arrabal, secretario general de Deportes de la Junta de Andalucía, protagonista en la apertura al recibir de manos del mandatario del Cádiz, Manuel Vizcaíno, una réplica del cartel del España-Malta que se disputa este viernes en el Ramón de Carranza.

Aunque no hacía falta demasiada presentación, Mateos se encargó de recordar brevemente el currículum de los invitados, empezando por el más joven. Juan Gutiérrez, Juanito, 43 años, con pasado en la élite por su paso por el Betis y el Atlético, único con título con el combinado nacional, la Eurocopa de 2008, y el que más veces vistió la elástica de España, 27. En segundo lugar, el más veterano, Francisco Ruiz Brenes, Superpaco desde su heróica actuación ante Bulgaria que valió la clasificación para los Juegos Olímpicos de Montreal’1976, con inicio y final de carrera como cadista y una larga trayectoria como guardameta sevillista. Juan José Jiménez Collar, de 63 años, lateral derecho que dio el salto al Real Madrid a principios de los 80 para terminar de nuevo de amarillo. Manolo Botubot, de 63 años, que completó ocho temporadas en el Valencia antes de defender también las elásticas de Castellón y Xerez Deportivo. Y Enrique Montero, portuense de 64 años y el grueso de su carrera en el Sevilla, con dos años inolvidables en el San Fernando y una recta final de relumbrón como cadista.

Como primer tema a debatir, propuesto por Pedreño, la dificultad de ser internacional si no juegas en un grande, con referencia explícita a cómo Manolo Jiménez salió de un once titular anunciado de la selección por presiones de otros jugadores. “Está claro que jugar en el Madrid o en el Barcelona te daba más opciones”, admite Montero, mientras que Botubot llega a afirmar que “antes había un ambiente de amiguismo que hacía más difícil jugar en la selección”. Juan José se limita a aclarar que “siempre ha habido futbolistas con más peso en un vestuario” y Superpaco niega haber vivido algo así. “En mi caso lo que pasó es que por delante tenía a dos grandes porteros, Iríbar y Miguel Ángel”. Juanito, por su parte, entiende que “son diferentes etapas” y confiesa, desde su experiencia, que “Lus Aragonés era muy legal y justo con los jugadores, supo manejar muchas cosas difíciles, como los egos”.

¿Cómo ven a la selección actual, con qué opciones? Juanito tira de nombres para exponer, sin mostrarse pesimista, lo que puede aguardar. “Alcanzamos el éxito con Iniesta, Xavi, Villa, Torres... En otros tiempos coindicieron otros como Hierro y Raúl pero no era lo mismo”. Superpaco cree que “habrá que ir cuajando un equipo”, igual que opina Juan José: “Hay que ir formando un equipo tras tantos éxitos”. Botubot tira igualmente de nostalgia al nombrar a “Iniesta y Puyol” y advierte que “habrá que pasar esta etapa para llegar a lo mismo”. Montero apunta en otra dirección al cuestionarse si habría que importar apuestas del extrenjero “con un fútbol de desborde y centro”.

Turno para dialogar sobre el estilo, de la furia al tiki-taca. “Habría que seguir con lo que ha ido bien pero con ciertos cambios”, señala Juanito, que defiende cada sistema porque “la excelencia son los resultados buenos”. Montero coincide: “Hay que evolucionar con equipos ganadores como el Liverpool como referencia; nos falta ritmo, presión...”. Botubot no es optimista. “¿Sin Xavi ni Iniesta? Volveremos a lo anterior al tiki-taca”. Para Juan José el problema actual es que “falta ser un equipo, que todos se conozcan mejor. Hay demasiado cambios de una convocatoria a otra”. Superpaco vuelve a acudir a la gloria más reciente. “Luis Aragonés cambió las cosas y Del Bosque fue inteligente al dar continuidad”.

¿Llegaron hasta donde podían haber llegado? Respuestas para todos los gustos. Montero tiene claro que su grave lesión de condicionó, “porque ocurrió en mi mejor momento y frustó mi fichaje por el Barcelona”. Botubot lamenta condicionantes como el que le afectó, un tapón por delante como Migueli, “que jamás se lesionaba”. Juan José recuerda que dejó de ir cuando, en su tercer año en el Madrid, su entrenador dejó de contar con él. Superpaco insiste que llegó hasta donde podía con lo que tenía por delante, y se jacta de tener como suplente en la olímpica a un meta de la talla de Urruti. Juanito valora que acudió a 90 convocatorias pese a “llegar tarde a la élite y pelear con gente de la talla de Puyol, Helguera, Machena, Albiol, Sergio Ramos...”.

Al rememorar el día del debut como internacional, Juanito revela que saltó al campo ante Hungría lesionado, “porque nunca se sabe si habrá otra oportunidad”, y Superpaco se emociona. “Nos jugábamos en Sofía el pase a los Juegos y cuando detuve aquel penalti corrí al poste a celebrarlo con la estampa de mi Nazareno”. En el caso de Juan José, la polémica de la tarde-noche porque insiste en que se estrenó en un España-Polonia de 1981, cuando aún militaba en el Cádiz. Los historiadores del club le contradicen y él muestra el pin que por aquello le regaló la Federación.

Aparte de los grandes protagonistas del encuentro, la tertulia permitió acaparar atención igualmente a un ex futbolista de la talla de Manolín Bueno. “Empecé en el Cádiz con 18 años y luego jugué 13 temporadas en el Real Madrid. El fútbol ha cambiado por completo. Fui el segundo mejor extremo zurdo del mundo, por detrás de Gento, pero una cláusula me impedía marcharme del club. Así es la vida”.

Finalmente, destacar intervenciones de los restantes integrantes de la mesa como la de Arrabal, que califica de “justicia deportiva” la presencia de la selección en Cádiz aunque avisa que “habrá que ganarse” repetir como sede; la de Pedreño al referirse al Trofeo como un torneo que ya situaba en el mapa futbolístico del planeta a la Tacita de Plata, y la de Carlos Medina al resaltar, por un lado, la labor de Vizcaíno para que este viernes sea una realidad el España-Malta en Carranza, y por otro, el papel importantísimo de la televisión como promoción turística, un aspecto en el que también puso el acento el secretario general de Deportes de la Junta de Andalucía.

En suma, una histórica e inolvidable tertulia en El Chato en la que, no obstante, se echó en falta a internacionales gaditanos tan ilustres como los jerezanos Kiko Narváez y Dani Güiza, y el portuense Joaquín Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios