DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

V Centenario | Coronavirus Cádiz

La Vuelta al Mundo a vela se queda a medias... de momento

  • El barco, con el gaditano Fernando Fernández de Mesa como uno de sus tripulantes, aguarda la reanudación en Perú.

El 'Pros' es el velero de dos palos y 21 metros de eslora que se está utilizando. El 'Pros' es el velero de dos palos y 21 metros de eslora que se está utilizando.

El 'Pros' es el velero de dos palos y 21 metros de eslora que se está utilizando.

Con tan solo 6 años de edad empezó a navegar y nunca ha dejado de hacerlo a pesar de que ya han transcurrido otros tantos decenios desde que se produjera aquel estreno náutico. Ahora sí que lleva más de un mes sin la posibilidad de practicar su deporte preferido pues la Vuelta al Mundo siguiendo la ruta empleada por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano cinco siglos atrás se vio interrumpida momentánemente por culpa de la pandemia provocada por el Covid-19.

Fernando Fernández de Mesa nació en la capital gaditana y en ella residió hasta 1982, cuando por motivos laborales se marchó a Madrid. En cualquier caso, su vinculación con Cádiz no ha cesado mi mucho menos ya que en esta provincia viven la mayoría de sus familiares y él mismo posee una casa en El Puerto en la cual suele permanecer durante los periodos vacacionales.

La Asociación Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores Españoles (AGNYEE), de la cual Fernández de Mesa es uno de sus casi 250 socios, se convirtió en su día en la auténtica impulsora de un ambicioso y atractivo proyecto denominado 500 años después. A vela tras la estela de J.S. Elcano, que el 12 de septiembre de 2018 recibió la aprobación de la Comisión Nacional del V Centenario.

Fernando Fernández de Mesa es el gaditano que ha llegado a ejercer de capitán. Fernando Fernández de Mesa es el gaditano que ha llegado a ejercer de capitán.

Fernando Fernández de Mesa es el gaditano que ha llegado a ejercer de capitán.

Para la selección de los tripulantes entre todos los aspirantes iniciales se establecieron dos filtros, el primero de ellos consistente en tres días de navegación con gente experta de AGNYEE y el segundo una entrevista con un psicólogo cuyo sí era condición indispensable para sumarse a la aventura. Por la larga duración de esta Vuelta al Mundo, así como por el número de aspirantes a tripulantes que pasaron las dos pruebas, son necesarios los relevos. La tripulación suele componerse de una cantidad que oscila entre seis y ocho personas, aunque en la última etapa de las emprendidas por ahora solo fueron cinco debido a que un par de ellos tuvieron que regresar a España por asuntos familiares relacionados con el coronavirus.

Los prolegómenos de esta recreación en pleno siglo XXI de la I Vuelta al Mundo, llevada a cabo entre el 20 de septiembre de 1519 y el 6 de septiembre de 1522, tuvieron lugar en Sevilla con diversos actos unos 40 días antes de la partida de Sanlúcar. Entre ellos cabe reseñar la bendición de la bandera de Juan Sebastián Elcano y del Pros, el barco de vela de dos palos y 21 metros de eslora alquilado por la mencionada Asociación para afrontar el proyecto conmemorativo.

La base naval de Puntales fue el punto de atraque donde el Pros aguardó hasta la salida desde Sanlúcar, que se efectuó el mismo día y a la misma hora que, con Magallanes al frente, se realizó la misma operación 500 años atrás. Esa primera etapa se completó en Tenerife, donde se pudo calcar también el día y la hora de llegada de aquellos héroes de antaño. La segunda etapa se cubrió entre las Islas Canarias y Río de Janeiro, haciendo escala en la asimismo brasileña Recife.

El barco permaneció en Navidad en Río de Janeiro y ya en 2020 arrancó la tercera etapa, con final en Buenos Aires. La cuarta estaba programada entre la capital argentina y la ciudad chilena Punta Arenas, ubicada en pleno Estrecho de Magallanes, pero problemas de atraque forzaron a que concluyera en Río Gallegos (Argentina). De aquí, la siguiente etapa condujo hasta Algarrobo, localidad costera de Chile cercana a Valparaíso.

La sexta etapa, última de las emprendidas hasta el día de hoy, arrancó en Algarrobo. Guayaquil (Ecuador) era el destino previsto originalmente pero se optó por terminarla debido al coronavirus en la escala intermedia de El Callao, puerto de Lima, la capital peruana. Desde entonces, el Pros aguarda la reanudación de esta Vuelta al Mundo en la Escuela Naval Militar limeña. Con 10.000 millas náuticas ya recorridas de las 44.000 calculadas, en el calendario tienen marcadas dos fechas fijas que esperan respetar salvo que lo impidan causas de fuerza mayor: 26 de abril de 2021 en Mactán (ese día se cumplirán 500 años de la muerte allí mismo de Magallanes) y 6 de septiembre de 2022 (regreso a Sanlúcar como hizo Elcano ese día de 1522).

El navegante gaditano relata que "hasta ahora ha sido una experiencia magnífica. He tenido la suerte de hacer tres etapas, dos de ellas especialmente interesantes, la de la salida desde Sanlúcar y la más bonita de todas, la del Estrecho de Magallanes. Además, esta como capitán".

Una de las anécdotas es a su vez un recuerdo imborrable: "Cuando llegamos a Chile, mi hija Marta, que vive en ese país, nos agasajó a la tripulación saliente y a la entrante con un almuerzo consistente en un cordero patagónico. Fue un día inolvidable".

Marta, hija de Fernando residente en Chile, los agasajó con este cordero patagónico. Marta, hija de Fernando residente en Chile, los agasajó con este cordero patagónico.

Marta, hija de Fernando residente en Chile, los agasajó con este cordero patagónico.

Los problemas para volver a España, donde la crisis sanitaria ya se había extendido, no fueron demasiados: "El regreso desde Lima a nuestro país lo pudimos emprender a los cinco días de llegar allí gracias a la embajada, pues nos metieron a todos en un vuelo organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para repatriar a los españoles".

Resalta la gran variedad existente entre los protagonistas: "Los tripulantes son de edades y profesiones muy diferentes. Hay desde estudiantes hasta jubilados, pasando por un exministro –Juan Manuel Eguiagaray–, varios almirantes, un bombero y un policía".

En cuanto a la financiación del proyecto, el apoyo recibido resulta muy escaso: "Está incluido como proyecto de interés en los actos de la Comisión del V Centenario de la I Vuelta al Mundo al tratarse de una actividad de marcado acento cultural, pero eso no reporta dinero desgraciadamente. Tenemos pequeños patrocinios de varias empresas pero la mayoría de la financiación sale del bolsillo de los tripulantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios