DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Segunda División B

El San Fernando sigue creyendo

  • Alberto González, el técnico, afirma que "los chavales mantienen las ilusiones intactas y trabajamos como podemos mientras que exista un uno por ciento de posibilidades de jugar"

Alberto González se dirige a sus pupilos en un entrenamiento esta temporada. Alberto González se dirige a sus pupilos en un entrenamiento esta temporada.

Alberto González se dirige a sus pupilos en un entrenamiento esta temporada. / ROMÁN RÍOS

Mata el tiempo como buenamente puede y pensando en seguir creciendo como entrenador. Buscar nuevos conocimientos y el trabajo que realiza todas las semanas con sus pupilos le mantienen en alerta constante y, con ello, pasan las jornadas repletas de incertidumbre y de no saber qué futuro depara, tanto a él, como al San Fernando.

Alberto González, máximo responsable del primer equipo del equipo de La Isla, al igual que todos desconoce lo que ocurrirá en las próximas semanas "porque esto es un cúmulo de especulaciones por todos lados" y hasta que "no se pronuncie definitivamente los rectores de los organismo deportivos, no se podrá saber nada".

El entrenador azulino afirma que "se escucha todo tipo de rumores. Desde que la temporada concluirá nula, hasta la Segunda B PRO, pasando por unos play offs exprés, pero nadie da nada concreto. Pienso que los dirigentes de los clubes están, igualmente, cansados de tantas especulaciones, pero es algo que ocurre con todo en estos tiempos que nos ha tocado vivir", sentenciaba.

A nivel personal, afirma que "esto tiene pinta de pocas soluciones, de que finalmente se cortará por lo sano", con lo que "sería una pena porque teníamos algo muy bonito al alcance de nuestras manos y, sobre todo, si miramos con tranquilidad lo que restaba de competición", señalaba.

Lo que no le parecería justo es que se realizarán unos play offs con los cuatro primeros clasificados porque "hay muchos equipos que tenían posibilidades y estaban ahí, entre ellos nosotros. La ACB, por ejemplo, hace unos play offs con ocho equipos y lo aumentarán a 12 porque son los que tienen posibilidades. ¿Por qué no va a ser así en el fútbol? Si se jugasen unos play offs debería de ser con los equipos que contaban con sus opciones. Es una opinión personal", decía.

De todas formas está claro que "nunca lloverá a gusto de todos. Intento no ver noticias porque me he dado cuenta que, como es lógico, cada uno va encaminado a su interés personal. Hay quien quiere que esto termine para no verse abocado a un descenso y otros que quieren jugar según su interés, lo cual es licito y normal".

En cuanto al San Fernando, su equipo, es claro al señalar que "estoy tremendamente sorprendido de la ilusión que persiste en el seno del equipo a pesar de la incertidumbre. Estamos trabajando tres días a la semana dentro de las posibilidades que tenemos porque es complicado hacerlo por videoconferencia y algunos disponen de 3 o 4 metros cuadrados, por lo que de ver un balón, ni en sueños. Pero seguimos ilusionados, mientras que haya un uno por ciento de posibilidades de jugar tenemos que estar ahí".

Con esto deja a las claras que si se tuviese que competir "el equipo respondería a las mil maravillas porque tenemos la ventaja de que la gente está 'enchufada' y a corto plazo estaríamos a un gran nivel. Distinto sería en el alargue, sobre todo por el tema de lesiones y carga, pero es algo que también se desconoce”, además apunta que “el club se está portando a las mil maravillas con todos nosotros y eso es otro estímulo para que el trabajo tenga el gran ritmo que está manteniendo tras seis semanas de confinamiento", argumentaba.

Para Alberto González, la solución la dará "el Gobierno es el que marcará los plazos para el futuro más inmediato, eso entra dentro de la lógica porque los especialistas serán los que determinen los riesgos".

A nivel personal el actual entrenador del San Fernando, con este algo más de mes y medio de confinamiento, ha aprovechado para "dedicar también un tiempo especial a mi mujer y mis dos hijas y no perderme, ahora que tengo esa posibilidad, nada de su crecimiento y de estar en familia. Quizás esa sea la nota más positiva de todo lo que está ocurriendo", sentenciaba.

El preparador del cuadro azulino se mantiene impaciente por comenzar el trabajo con normalidad, "lo cual será muy complicado" pero ante la falta de poder estar en unas instalaciones deportivas, planifica a diario el trabajo de sus pupilos, echa horas con su familia y pide que la solución a la pandemia, por el bien de todos, llegue lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios