Fútbol | Primera División RFEF

San Fernando-Sevilla Atlético: Turno para la confirmación

  • El equipo isleño recibe en el Iberoamericano de Bahía Sur a un rival que ocupa la plaza de colista de la que se desprendieron los azulinos el pasado fin de semana

Sesión de entrenamiento del equipo isleño en uno de los campos de césped artificial de Bahía Sur.

Sesión de entrenamiento del equipo isleño en uno de los campos de césped artificial de Bahía Sur. / J.A.

Todo cambió radicalmente con la victoria en Sevilla ante el Betis Deportivo. El triunfo ante el filial verdiblanco dejó varias premisas que han alimentado, y de qué manera, la ilusión del San Fernando y su afición. Los de Nacho Castro, de golpe y porrazo, se quitaron varias losas de encima al vencer al equipo bético, porque no solamente cosechaban los tres primeros puntos de la temporada, sino que mantenían por primera vez su portería a cero y, de paso, abandonaban el farolillo rojo para establecerse en la zona templada de la tabla.

Pues ahora, los isleños quieren refrendar esa rotura de servicio ante otro equipo sevillano, ante otro filial, el cuarto en seis partidos, y ante un conjunto con el agua al cuello, que llega a La Isla con problemas, tanto defensivos como ofensivos, lo que le ha llevado a ser colista, el Sevilla Atlético.

Pero como ocurrió hace una semana en el Ciudad del Sol con el equipo azulino, esa necesidad de lograr el primer triunfo hace a los equipos sumamente peligrosos, y el equipo de la capital hispalense llega a La Isla para redimirse de su mal comienzo de temporada, por lo que el partido, entre la euforia de los locales y la necesidad de los visitantes, puede ser un encuentro trampa, de esos que se puede decantar de uno u otro lado.

Lo que sí parece más que probable es que el encuentro se dictamine en los primeros compases, esos que pueden elevar la moral de uno u otro conjunto hasta el infinito. En esta nueva Primera RFEF el que golpea primero parece que golpea dos veces, y los isleños, por lo menos, se han quitado esos despistes de las primeras jornadas cuando el balón comienza a rodar.

Los azulinos, lógicamente, han tenido una semana repleta de alegrías. La victoria ha elevado en muchos enteros al plantel azulino, que ha trabajado duramente para refrendar el triunfo del Betis Deportivo ante su afición, esa que, de la misma forma, ha acogido la primera victoria de la temporada con algarabía e ilusión.

Pero en el seno del equipo azulino se es cauto, se conoce de sobra la dificultad de un rival peligroso, con buenos efectivos, herido en su orgullo y que, en un visto y no visto, te puede hacer un roto. Por ello principalmente se acoge el partido con mucha, pero que mucha, cautela.

En el apartado deportivo, todos disponibles. Sólo el técnico, que tendrá que cumplir su segundo partido de sanción, no podrá estar en el banquillo y será de esperar que el once inicial que salte al césped del Iberoamericano no tenga mucha diferencia del que lo hizo en la Ciudad Deportiva bética, aunque conociendo a Nacho Castro que no ha repetido todavía una alineación, todo es posible.

En cuanto a los hispalenses, tienen las bajas, ya hace varias semanas, de los dos Isaac con los que cuenta el plantel rojo y blanco, Romero y Peral, ambos convalecientes de sus respectivas lesiones y que tardarán aun varias fechas para volver a entrenar. Gallardo intentará buscar la fórmula para romper la sequía de los suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios