Fútbol | Fase de ascenso a División de Honor

El Puerto Real sufre para alcanzar la final

  • El equipo de Manolo Colón tiene que aguardar a la prórroga para superar a un buen Ubrique (4-2)

Los jugadores del Ubrique celebran el 0-1, obra de Paco. Los jugadores del Ubrique celebran el 0-1, obra de Paco.

Los jugadores del Ubrique celebran el 0-1, obra de Paco.

La primera semifinal de la fase de ascenso a División de Honor Andaluza, que bajo el formato de play-off exprés se disputa este fin de semana y el próximo en Arcos, ya tiene a su primer finalista y, por lo tanto, a uno de los equipos que peleará el salto de categoría. Se trata del Puerto Real, que sufrió más de lo previsto para imponerse a un Ubrique UD que dejó muy buenas sensaciones en el campo Antonio Gallardo, sobre todo en la primera parte.

La escuadra serrana arrancó mejor y se adaptó pronto a las condiciones del campo. Los pupilos de Miguel Domínguez y Juan Alguacil se encontraban cómodos sobre la hierba. Fue de esta manera como una falta casi al borde del área fue transformada por Paco, quien alojó el esférico junto al poste izquierdo de Rafa.

El 0-1 sacó del partido a un Puerto Real que no contaba con este guión debido a su papel de favorito, pero las cosas pudieron ser peores para los verdiblancos como consecuencia de las buenas sensaciones que estaba dejando el Ubrique, que se adueñaba del juego y trataba de llegar con claridad al área de Rafa para ampliar la renta.

Con la sensación de que los serranos habían perdonado la vida a su rival se alcanzó el descanso, a partir de donde se empezó a vivir un duelo diferente. Manolo Colón 'leyó la cartilla' a los suyos en el intermedio y su equipo mostró otra imagen en el segundo periodo. La aportación de los jugadores que salían desde el banquillo también ayudaba a esa mejoría porque el Puerto Real demostró tener más físico que su enemigo deportivo.

El tanto de la igualada se hizo esperar hasta el minuto 74, cuando David Bernal llevó el delirio a los suyos por lo que significaba ese gol después de estar casi todo el encuentro por detrás en el marcador. El empate dio paso a una prórroga de 30 minutos en la que el Ubrique vendió cara la derrota hasta el punto de ser capaz de equilibrar el gol de Antonio Ocaña con otro de Carlos Gil.

Sin embargo, las fuerzas eran ya justas después de cuatro meses sin competir, por lo que empezaba a decidir la calidad. La puso el Puerto Real para llevarse el gato al agua con dos goles más, obra de José Mari y Álex Expósito, que dejaron el definitivo 4-2 y al equipo de la Villa como primer finalista y candidato al ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios