DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Tercera División

Lázaro Canto, un adelantado en su pasión y profesión

  • El Conil cuenta con uno de los entrenadores más jóvenes de España en categoría nacional

Lázaro Canto es el hombre de moda en el club conileño. Lázaro Canto es el hombre de moda en el club conileño.

Lázaro Canto es el hombre de moda en el club conileño. / VANESA LOBO

Desde el parón de una competición que para el Conil no va a regresar esta temporada, Lázaro Canto analiza una trayectoria por encima de la campaña en la que ha dejado a su equipo en el grupo X de Tercera. Habla el joven técnico, un adelantado en su profesión que ha logrado con 28 años llegar a un punto en su profesión que le sitúa como uno de los preparadores gaditanos más prometedores.

En declaraciones que recogen las redes sociales del club, Canto habla de sus orígenes sobre el verde. "El fútbol para mí siempre fue algo que me apasionaba. De jugador la verdad que tenía mis carencias, pero a nivel táctico tenía cierta brillantez. Y un día jugando en juveniles, un compañero me convenció para que le echara un cable a él y a mi amigo Diego 'el Pistolín' para llevar el equipo benjamín de la AD Burreño. Lo hice y desde ese momento empecé a sentir el fútbol de otra manera, y no he parado de formarme hasta el día de hoy".

Se puede considerar un privilegiado por estar con mando en plaza en el equipo de su localidad natal, después de que el pasado verano la entidad pusiera en sus manos el proyecto deportivo del equipo conileño. "Ser entrenador del equipo del pueblo es algo muy bonito, es algo que casi todo entrenador de la base sueña, y a la vez es algo más complicado. Como dice el refrán: 'Nadie es profeta en su tierra'; el día a día puede afectar más psicológicamente al entrenador, el entorno... etc., pero dentro de lo que cabe se ha llevado bien, he intentado no dejarme influir por los aspectos negativos, y ser fuerte en los momento más difíciles. Por todo ello -continúa- estamos satisfechos con el trabajo realizado tanto por mi parte como por el cuerpo técnico".

Su edad es uno de los aspectos que no pasa desapercibido por nadie cuando atiende a los medios de comunicación o simplemente saluda a un compañero de profesión. Dirige a jugadores que tienen varios años más que él. "Es la pregunta que más veces me hacen en todas las entrevistas, y siempre digo que el mundo del entrenador no entiende de edades, entiende de formación, de querer mejorar y estar convencido que esto es un aprendizaje continuo. Luego hay que tener la fortuna de que te den la oportunidad. Para mí es un orgullo ser el entrenador más joven del grupo décimo de Tercera División, pero no es algo que me entretenga", explica el técnico conileño.

Su labor en el banquillo va de la mano con la de director deportivo, cargo que ocupa también desde el pasado verano. "Está claro que asumo todas las responsabilidades deportivas, que a veces lo piensas y son demasiadas, e intento llevarlas de la mejor manera posible. Tuve un buen maestro como Hilario Basallote, del cual aprendí mucho, y para cualquier problema siempre tiende la mano. Así todo es más fácil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios