Fútbol | Tercera División El Conil aplaude la propuesta de la Federación

  • El presidente ve bien que no se vuelva a jugar, “por una simple cuestión de seguridad para futbolistas y técnicos”

  • Antonio Brenes presume de la saneada economía del club e invita a reflexionar sobre una posible reestructuración

Antonio Brenes, durante una comparecencia ante la prensa. Antonio Brenes, durante una comparecencia ante la prensa.

Antonio Brenes, durante una comparecencia ante la prensa.

El Conil se alinea al lado de los clubes que brindan su apoyo a la Federación Española de Fútbol en la propuesta lanzada esta semana de dar por concluidas por esta temporada todas las competiciones del fútbol no profesional, sin descensos y con resoluciones aún no determinadas para los ascensos de categoría.

El presidente de la entidad jandeña, Antonio Brenes, tiene claro que la medida no admite discusión. “Lo más conveniente era que esta temporada se diera por acabada, más que nada por motivos de seguridad, porque este virus es nuevo, se desconoce mucho por parte de las autoridades, y pondríamos en riesgo a jugadores y cuerpo técnico”. Pero también se refiere a razones económicas: “Si se jugaban las últimas jornadas, iba a ser a puerta cerrada, con lo que ello conlleva y perjudica a las arcas de cada club”. Por ello, insiste en que, a su juicio, la decisión más acertada es “la que parece que van a adoptar”.

Preguntado por los efectos deportivos, en general y en particular para el conjunto amarillo, el dirigente tampoco se muerde la lengua. “Por las noticias que tenemos, no va a haber descensos, algo que tampoco nos afecta demasiado porque teníamos una situación bastante cómoda para conseguir el objetivo de la permanencia”.

En cuanto a los ascensos, según parece se han planteado varias propuestas. “El presidente de la Gaditana, Antonio Bernal, me llamó porque están haciendo una encuesta a los clubes y le expusimos que nos parece bien el tema de que se diera por acabada la Liga y que se disputara una especie de liguilla exprés o eliminatorias entre los ocho primeros en nuestro grupo para subir uno”.

Igualmente, aprovecha la ocasión para destacar la fórmula que le ha llegado del San Roque de Lepe, también trasladada a la Andaluza y que va más allá. “La idea que proponen es contar para esta campaña con los 16 primeros para esas eliminatorias a partido único para un ascenso, y de cara al próximo curso, aprovechar lo que ha ocurrido para hacer una reestructuración más a fondo”.

En este sentido, Brenes revela que el club lepero “propone que todos los filiales de Segunda B y Tercera se agrupen para crear una competición paralela sólo con equipos filiales”. Se trata de una iniciativa que ve con buenos ojos “porque iguala las fuerzas”.

Por último, sobre el efecto a nivel institucional que el punto final a la temporada tendrá sobre el Conil, el presidente saca pecho y presume de la salud de las cuentas. “Terminar a puerta cerrada era el gran problema porque había que afrontar los gastos de arbitraje, que antes los pagábamos con la taquilla y rifas. Por lo demás no pasa nada porque ya hemos llegado a un acuerdo con los jugadores, de reducción de 10%, si la Liga se acabara a puerta cerrada. En caso contrario, si se da por terminada, se les abonará el contrato como si se hubiesen disputado los 10 meses de competición”.

Sin duda, una posición generosa que encuentra explicación, también, en una realidad monetaria. “Respiramos tranquilos porque las subvenciones, incluida la del Ayuntamiento, no peligran”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios