Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Fútbol | Segunda RFEF

El filial del Cádiz CF encaja su segunda derrota consecutiva

  • El Cacereño tira de experiencia y veteranía para hacer su gol y resistir ante el empuje de los amarillos

Genar cubre el esférico en presencia de un jugador del Cacereño.

Genar cubre el esférico en presencia de un jugador del Cacereño. / CÁDIZ CF

Segunda derrota consecutiva del filial del Cádiz CF (0-1) -después del 3-1 en Córdoba-, la primera como local, ante un Cacereño que trabajó a la perfección su experiencia y veteranía para resistir ante el empuje de un conjunto más joven y con mayor calidad. Los extremeños se llevan el premio completo ante un adversario que sigue aumentando el cupo de dudas en este arranque de temporada.

La primera parte tuvo poca historia a partir de un planteamiento reservón de los extremeños ante un filial amarillo que contaba con la posesión del balón pero con escasos argumentos para inquietar al ex cadista Ángel Bernabé. Los minutos se agotaron con poco que contar porque lo que ofrecían unos y otros no llegaba al mínimo para comprometer las porterías.

Hay que destacar, como lo menos malo, un chut de Raúl Parra que se escapó fuera cerca de la escuadra izquierda del portero del Cacereño, y dos intentos de los visitantes en tiros de Yael y Aguado que no encuentran su objetivo.

Sí lo consiguió en las postrimerías de la primera parte Javito al cabecear en el primer palo un saque de esquina en el que Juan Flere ni la defensa pudieron parar a este adversario.

A pesar de quedar noqueado por el gol, los amarillos apretaron los dientes para tratar de anular la ventaja antes del descanso. Y bien que lo pudo hacer Kike Carrasco al enganchar una volea que se marchó fuera.

El regreso tras el paso por los vestuarios presentó a un conjunto cadista más aguerrido y jugando en mayor número de minutos en la parte del campo de los extremeños. Pero la realidad es le costaba comprometer el trabajo defensivo del rival. Mayor fue el susto para Juan Flere cuando en el 47’ Andújar se hizo con un rechace tras un saque de esquina, y su lanzamiento lo sacó Lau casi sobre la línea de gol. Hubiera sido el 0-2.

La ocasión más clara para fijar las tablas estuvo en botas de Chapela. Otro rechace en el que el Cádiz B ganó la segunda jugada lo pilló el chiclanero pero Bernabé demostró su capacidad para despejar teniendo por delante una nube de jugadores.

El tramo final del choque llegó tras un intento de Pedro Benito, en este partido negado en la definición, y con los pupilos de Julio Cobos defendiéndose como gato panza arriba y jugando con la desesperación de un contrario mucho más joven e inexperto ante este tipo de escenario.

Hubo lugar a la polémica, muy leve, al anular el colegiado a instancia de su asistente un gol a Pedro Benito, quien recibió en fuera de juego el toque inicial en el área de una falta lejana colgada por Gudelj.

Con el querer y no poder del Cádiz B y la entereza del Cacereño finalizaba un encuentro feo, con poca historia y en el que la experiencia de este equipo estuvo por encima de la ilusión de un filial.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios