Deportes

Busquets y su socio, Thiago o Koke

  • Lopetegui debe resolver la principal duda en la alineación para el estreno del viernes ante Portugal

Koke se rasca la cabeza, en un momento del entrenamiento. Koke se rasca la cabeza, en un momento del entrenamiento.

Koke se rasca la cabeza, en un momento del entrenamiento.

Desde que se marchó el solidísimo Xabi Alonso, la selección española busca un socio para Sergio Busquets y para el partido del viernes ante Portugal, su debut en el Mundial, el técnico Julen Lopetegui deberá decidir entre Koke o Thiago Alcántara.

No es una cuestión menor, pues la elección marcará la propuesta del conjunto español ante la campeona de Europa: o la seguridad de Koke o la capacidad para improvisar de Thiago. Dos futbolistas de perfiles muy diferentes.

Cuatro años después, Koke tiene una buena oportunidad. Fue el futbolista utilizado por Lopetegui en los partidos duros de la fase de clasificación, aunque el centrocampista del Atlético de Madrid no se puede considerar titular indiscutible.

Todavía le falta un gran partido con el equipo nacional en un gran marco. A sus 26 años, es uno de los grandes referentes del Atlético de Madrid, pero no de la selección. Todavía.

"En Brasil fue mi primer Mundial y no fue nada bien. Fue duro. Cada partido es importantísimo. Estoy preparado para lo que el míster decida. Si juego lo daré todo y si no, apoyaré a mis compañeros al máximo", explicó ayer a los medios.

Koke proporciona rigurosidad en el centro del campo, coberturas para los laterales y un duro golpeo de balón. Por el contrario, Thiago propone capacidad de improvisación, manejo de pelota y pases profundos, anteponiendo el ataque a la defensa.

A sus 27 años, y ya alcanzada la madurez como futbolista, el jugador del Bayern de Múnich vivirá su primer Mundial. No estuvo en Brasil por una lesión y lo lamentó el entonces seleccionador, Vicente del Bosque, quien lo tenía como uno de sus favoritos para insuflar "sangre nueva" en un equipo que entonces ya parecía muy gastado.

También es un favorito para Lopetegui, quien lo conoce bien de las categorías inferiores de la selección. Y para él propuso algo diferente a lo habitual en su trayectoria de clubes: lo prefiere unos metros más atrás, más cerca de Busquets y menos próximo al área. Como en el caso de Koke, Thiago también necesita una gran actuación con su selección. Algo que, por ejemplo, sí logró Isco con su memorable partido ante Italia en la fase de grupos, cuando el futbolista del Real Madrid marcó un doblete que propició el triunfo español por 3-0 en el Santiago Bernabéu.

Ahora la elección está en manos de Lopetegui, quien debe decidir entre dos formas diferentes de entender el oficio de centrocampista. El marco es inmejorable: un debut en el Mundial y ante nada menos que Portugal. Uno de esos escenarios que marcan un punto de inflexión en cualquier carrera.

"Desde que nos concentramos en Madrid se nos hace largo. Tenemos muchas ganas de que llegue el día. Estamos muy metidos, al 100%, y cualquiera que juegue estará preparado", resumió Koke.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios