Chiclana

Así se vigila Chiclana a través de las cámaras

  • La Policía Local cuenta desde esta semana con tres nuevos dispositivos para controlar el tráfico y garantizar la seguridad

El centro de control de la Policía Local, donde llegan las imágenes captadas por las 26 cámaras instaladas a lo largo del término municipal.

El centro de control de la Policía Local, donde llegan las imágenes captadas por las 26 cámaras instaladas a lo largo del término municipal.

El Ayuntamiento de Chiclana ha instalado esta semana tres nuevas cámaras de control del tráfico. Situadas en el Hércules de Sancti Petri, la barriada de La Carabina y la entrada por el Eroski, complementan una red de hasta 26 dispositivos que sirven para vigilar algunas de las zonas más transitadas del término municipal.

Las cámaras que graban en todo momento instaladas en puntos como la Alameda, el Mercadito Lora, la plaza Mayor, los puentes de La Concordia y VII Centenario o el apeadero. También hay hasta cinco dispositivos en la Carretera de Fuente Amarga, en el entorno de la venta del Florín, utilizada por multitud de usuarios para llegar a las playas en verano.

Un agente recibe las imágenes desde el centro de control de la Policía Local de Chiclana, donde puede observar las imágenes captadas por las 26 pantallas , ue emiten en alta definición y transmiten en directo lo que ocurre en cada uno de los puntos. “Son los ojos de los compañeros que están en la calle”, explica el concejal de Policía Local y Tráfico, José Vera.

Instalación de una de las tres nuevas cámaras, esta semana. Instalación de una de las tres nuevas cámaras, esta semana.

Instalación de una de las tres nuevas cámaras, esta semana.

El objetivo principal es controlar la situación y tener una visión de cómo está el tráfico en el municipio, así como prevenir atascos. A través de las cámaras se puede controlar si hay alguna anomalía en la fluidez de vehículos y anticiparse a posibles caravanas. Si desde el centro de control se detecta alguna situación excepcional, el agente que vigila puede dar aviso a los compañeros que están patrullando.

Además, las cámaras de vigilancia pueden servir para obtener más información sobre lo ocurrido en determinadas actuaciones policiales. La calidad de la imagen permite conocer al detalle la matrícula de los vehículos, algo que puede ser de mucha ayuda, por ejemplo, cuando algún conductor se da a la fuga.

Al margen del control del tráfico, las cámaras provocan un efecto disuasorio y facilitan la búsqueda y persecución de posibles delincuentes en la calle. Los agentes han podido detectar a algunos responsables de hurtos, robos o peleas a través de estas cámaras.

La cámara instalada esta semana en la barriada de La Carabina. La cámara instalada esta semana en la barriada de La Carabina.

La cámara instalada esta semana en la barriada de La Carabina.

El Ayuntamiento de Chiclana ha colocado progresivamente estos elementos para mejorar el control del tráfico y la seguridad. Cada uno de ellos ha superado todas las exigencias de la subdelegación del Gobierno, que reclama justificaciones fundamentadas para garantizar el derecho a la privacidad de los vecinos.

La gestión de esta tecnología ha sido adjudicada a la empresa local Ingeniamarket. El proyecto se enmarca en las medidas acordadas en el Plan de Tráfico, aprobado días antes del inicio de la pandemia. Esta estrategia incluye la nueva ordenanza de circulación, mejoras en autobuses y taxis, la puesta en marcha de nuevos radares, entre otras medidas complementarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios