Chiclana

La vegetación y el vandalismo se apoderan del parque de la Rana Verde

  • El enclave destinado a convertirse en uno de los principales enclaves del ocio y el deporte de la localidad se ha trasformado en una zona con bancos destrozados entre una maleza en continuo crecimiento

En pocos meses, el parque de la Rana Verde ha pasado de ser una zona desértica a un paraje donde la vegetación descontrolada se ha apoderado de este enclave en el que había grandes esperanzas para que se convirtiera en un extraordinario espacio destinado al ocio y el deporte.

Lejos de estas pretensiones, los terrenos presentan en la actualidad una imagen desoladora ante el abandono a que están sometidos desde hace casi tres años, cuando por entonces acabaron las obras de la primera fase de lo que iba a ser el parque de la Rana Verde con la construcción de un cauce de piedra para encauzar las aguas hacia una laguna.

Hoy día, la zona sufre el abandono con la presencia de bancos volcados, carriles con desniveles y encharcados y suciedad en el reseñado cauce. Lo peor es que el Ayuntamiento no ha definido cuáles son sus intenciones futuras con respecto a este espacio, pero todo apunta a que el proyecto no saldrá adelante ante la falta de financiación.

La idea de construir un parque en la Rana Verde surgió hace ya más de seis años; en concreto, en 2006 ya se hablaba de convertir este suelo en un referente lúdico de primer orden. Fue el PSOE el que proyectó adecuar ese parque en una superficie de 273.482 metros cuadrados con vistas a levantar una zona destinada a actividades deportiva y de ocio. Pero aún queda por finalizar el proceso de expropiación, si bien el 80% del parque ya es de titularidad pública. Una vez acabado el proceso de expropiación, se planteaba iniciar la segunda fase del proyecto que requeriría una considerable inversión. Cabe recordar que en julio de 2009, concluyeron las labores de la primera fase de ese parque que se sitúa a mitad de camino entre la costa y el centro de la localidad.

Esas obras consistieron en la adecuación del terreno y las nivelaciones del mismo con una tendencia hacia la laguna permanente de 35.527 metros cúbicos de capacidad total que dispone a su vez de dos arroyos. En principio, esa laguna que recoge las aguas pluviales daría al futuro parque un aspecto estético y de ocio para el disfrute de los usuarios. En esta primera fase la inversión de las obras realizadas ascendieron a 1.073.892,88 euros. Proporcionalmente los fondos Feder de la Unión Europea costearon el 72,70% (780.759 euros), mientras que el Ayuntamiento asumió el 27,3% restante, con lo que la aportación municipal fue de 293.133,88 euros.

Por su parte, el grupo municipal de Izquierda Unida, encabezado por Ana Rodríguez, ya expuso meses atrás la necesidad de que el equipo de gobierno del PP aclarase cuál iba a ser su postura con respecto al parque de la Rana Verde. Es decir, pedía saber si los populares han proyectado continuar con la actuación o, en cambio, abandonar de manera definitiva la idea que el PSOE impulsó en su día. Visto lo visto y ante la acuciante falta de liquidez de las administraciones públicas el futuro que depara al parque de la Rana Verde no es nada halagüeño, por lo que los terrenos continuarán sin utilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios