Chiclana

La fuerte mar de leva impide aprovechar el alto coeficiente de la marea para rescatar la pontona

  • El gran oleaje existente en la zona desaconseja una actuación de la que depende el balizamiento

La pontona que estaba siendo utilizada para las labores de balizamiento del caño de Sancti Petri continúa varada en la playa, haciendo imposible que dicha tarea, pendiente de la colocación de las dos boyas más alejadas de puerto, pueda culminarse.

Y es que aunque durante estas jornadas se han registrado en el litoral chiclanero mareas con un coeficiente muy elevado (115º), de los más altos del año, la presencia del fuerte oleaje ocasionado por la marea de leva ha desaconsejado el desarrollo de las correspondientes labores de rescate de la pontona, que perdió su ubicación hace unas jornadas a causa de los fuertes temporales que azotaron la zona.

De este modo, la estructura, que debido a su elevado peso precisa de grandes mareas para que pueda ser arrastrada hasta el poblado, tendrá que esperar para ser rescatada, como mínimo, hasta final de mes, concretamente hasta el 29 de marzo, cuando se prevé una marea en el litoral con un coeficiente de 110º.

Los pescadores y navegantes de la zona lamentan que, tal y como solicitaron en numerosas ocasiones, dichas labores de balizamiento no se ejecutaran con anterioridad a la época de temporales, hecho que hubiese ayudado a culminar la actuación en tiempo y forma para seguridad de las embarcaciones que navegan por la zona y, más aún, en un invierno tan duro como el actual.

Señalar, por otro lado, que aún sigue en el espigón de Lavaculos el velero que días atrás también sufrió los efectos del temporal que azotó la costa chiclanera, perdiendo su fijación en el caño de Sancti Petri, al igual que le ocurrió a otra embarcación que quedó varada frente a la sede del Club Náutico Sancti Petri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios