Chiclana

Una familia de Chiclana recupera a su perro robado, tres meses después en Extremadura

  • Unas cámaras de seguridad y la colaboración de un vecino de Almendralejo han sido claves para que el cachorro regrese a casa.

  • El juez investiga ahora a una mujer por hurto y a una veterinaria que supuestamente compró el animal, lo tiñó y dijo a la familia que había muerto atropellado.

Goku, el perro rescatado

Goku, el perro rescatado / D.C.

A 300 kilómetros de distancia y tres meses después, un matrimonio de Chiclana ha podido recuperar a su perro Goku, un cachorro que fue robado de su domicilio en diciembre del año pasado. Gracias a unas cámaras de seguridad y a la colaboración de un vecino de Almendralejo, la familia ha conseguido que la mascota vuelva a casa. El juez investiga ahora a una mujer por hurto y a una veterinaria que supuestamente compró el animal, lo tiñó para dificultar su identificación y dijo a la familia que había muerto atropellado.

Este caso arrancó el 6 de diciembre de 2021, cuando un matrimonio chiclanero, propietario de un cachorro de raza Pomerania, denunció el robo de su mascota a través de su abogada Irene Romero, del despacho Romero & Acedo Abogados de San Fernando.

Se da la circunstancia de que la vivienda de esta familia se encuentra junto a una ferretería que tiene cámaras de vigilancia. Así, tras el visionado de las grabaciones, se identificó a una mujer que, según consta en un auto judicial, aparecía "caminando apresuradamente con el perro, previsiblemente sustraído por ella". 

El 25 de diciembre de 2021, la mujer prestó declaración en sede judicial. Dijo entonces que Goku "se había ido con ella" mientras paseaba a su perro. Asimismo, manifestó que estaba herido y que, dado que le daba alergia, lo entregó a una veterinaria de Almendralejo. Sin embargo, en declaraciones posteriores, admitió que lo había vendido y facilitó los datos de la compradora -la veterinaria- para su localización.

Tal y como recoge el auto judicial, el 5 de enero de 2022 la compradora indicó a los agentes que tenía al animal en su poder pero que a los pocos días se le escapó y lo atropelló un coche. Después, dijo, enterró el cuerpo.

La abogada de la familia comprobó que no había ninguna prueba que confirmara la versión de la veterinaria, quien, además, no llegó a concretar dónde había enterrado al perro. Por esta razón, el matrimonio se trasladó a Almendralejo para intentar, sin éxito, encontrar a Goku.

En su lucha por localizar a su mascota, la familia de Chiclana tuvo la suerte de contar con la colaboración de un vecino de Almendralejo, que los contactó para advertirles que su perro no había muerto. La compradora, les contó, le había teñido el pelo y cambiado el chip para dificultar su identificación. Así consta en unas diligencias de 7 de febrero de 2022 en las que se aportan fotografías y capturas de Whatsapp en las que se aprecia el estado anterior y posterior del animal tras el tinte y su "extrema similitud" con el cachorro robado.

Tras tener conocimiento de lo ocurrido hasta entonces, la Guardia Civil de Chiclana estableció un operativo conjunto con agentes del Seprona de Mérida. Asimismo, la letrada solicitó al juzgado una orden de entrada y registro para recuperar al animal, ya que se corría el riesgo de que el perro fuese traslado y desapareciera para siempre.

El juez no dio permiso para el registro por diversos fundamentos jurídicos, pero sí decretó, como medida cautelar, que los servicios del Seprona procedieran a la recogida de Goku.

Así las cosas y tras días insistiendo en que se diera cumplimiento a la orden del juez, fueron directamente la abogada y los propietarios del animal quienes contactaron con los agentes del Seprona de Mérida. Estos les informaron que estaban a la espera de la autorización del juzgado para poder retirar al perro. Entonces intervino la juez que estaba de guardia en Chiclana y autorizó la recogida inmediata de Goku. Hoy, por fin, los dueños de Goku disfrutan de nuevo de él.

Las dos mujeres implicadas en este procedimiento están siendo investigadas por hurto, maltrato animal, receptación, así como por numerosas infracciones administrativas.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios