Archi

Una luz en el túnel del juego

  • La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Chiclana inicia en septiembre terapias para tratar la ludopatía

  • “Hay chavales que lo pierden todo por esta dependencia”, aseguran

El presidente de Archi, Francisco Pacheco, junto a representantes de la asociación en su sede. El presidente de Archi, Francisco Pacheco, junto a representantes de la asociación en su sede.

El presidente de Archi, Francisco Pacheco, junto a representantes de la asociación en su sede. / Nacho Frade (Chiclana)

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Chiclana (ARCHI), que forma un colectivo de apoyo y ayuda a los adictos a esta sustancia, tiene un nuevo reto. Los tiempos cambian, y así lo cuenta el socio honorífico de este grupo, José María Pastrana, junto a su presidente Francisco Pacheco. Cada vez son menos personas las que sufren dependencia exclusiva al alcohol. El problema, sin olvidar esta adicción, ahora se enfoca en el juego. Y no precisamente en la tradicional tragaperras de bar que a su vez invita al consumo de tabaco y alcohol en un hombre que ha alcanzado la madurez. Todo lo contrario. El dilema está en los jóvenes que inconscientemente se encuentran atrapados en unas deudas sin fin por culpa de los juegos online.

“Aquí viene un chico que nos solicitó ayuda porque había perdido el trabajo y a su pareja por estar enganchado a la ruleta en el móvil”, comentan desde la asociación. “¡Con tan solo 22 años!”, recalcan lamentando una situación que intentarán controlar con la creación de grupos de terapia específicos a partir de septiembre para esta dependencia al juego.

“Yo diría que el sistema es una auténtica cadena; pasa como con el alcohol, crees que controlas la situación jugando un día, pero al final te acaban controlando a ti porque gastas dinero y piensas que, gastando más, vas a recuperar todo lo que has perdido cuando nunca ocurre algo así”, asegura Pastrana. Es entonces cuando personas que perciben un buen salario mensual se quedan literalmente sin un euro en los bolsillos y, al necesitar jugar y apostar a toda costa, deciden pedir dinero o lograrlo de la manera más rápida posible llegando incluso a robar”.

Ansiedad, depresión y problemas económicos son consecuencias de la adicción al juego

Desde la asociación lamentan que personas influyentes de nuestra sociedad sean partícipes de esta peligrosa adicción. “Pones la tele y cualquier espectáculo deportivo está saturado de anuncios de casas de apuestas; presentadores y deportistas, que son referentes para niños, no tienen reparos en adentrarte en un mundo muy peligroso del que luego no hay salida”, asegura Pastrana, que también se indigna al indicar que “la localización de los salones de juego está muy pensada y casi siempre se sitúan en barrios humildes y, lo que es peor, cerca de los colegios e institutos para llamar la atención de los críos”.

Ante esta lacra, cada día es mayor el número de jóvenes que piden información a Archi para tratar está adicción cuyos síntomas suelen reflejarse en el “abandono de la vida social, gastos imprevistos que posteriormente se convierten en préstamos y en problemas económicos de toda índole, trastornos de ansiedad y depresión y cambios en la personalidad”.

Desde el colectivo creen que, con la ayuda de psicólogos y diversas técnicas como el reconocimiento del problema y la ayuda mutua contando sus experiencias y sentimientos entre los asistentes a las terapias que tienen previsto su comienzo en septiembre, el avance de la ludopatía entre los adolescentes se frenará de alguna manera en Chiclana y en las localidades del entorno. “Para tratar este problema en la provincia solo existía una asociación en Algeciras y nosotros ya hemos recibido a gente de Puerto Real, de Barbate, de Conil..., por eso creemos que es tan importante ampliar nuestro ámbito de acción, ya que cada vez hay menos personas dependientes únicamente al alcohol y sí al juego”, explican.

De este modo, la asociación recuerda a todos aquellos que necesiten ayuda o consejo que se encuentran a su disposición para superar este problema. Los interesados pueden solicitar información a través de los teléfonos 618756433 o 956534945 o acudiendo a la Avenida de la Música, 31, en el Antiguo Matadero, donde está actualmente ubicada una asociación que no ceja en su empeño de ayudar a la sociedad chiclanera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios