Comparsa

Los de izquierda, S.A.

Localidad: Chipiona

Letra: Marco Antonio García Martín y Antonio Manuel Pedrosa Query

Música: Antonio Manuel Pedrosa Query y Marco Antonio García Martín

Dirección: Antonio Manuel Pedrosa Query

En 2013: Encantado de la vida

El tipo. Trabajadores que  bombean tu corazón.

Las coplas. Presentación a latidos que entonan no con tanta fortuna en algunas fases. La verdad es que el pase que firma esta comparsa no está a la altura de cuartos, sobre todo en las letras, ni la de los pasodobles ni la de los cuplés. El grupo de voces, pues oye, están conjuntaditos y se dejan escuchar. Bueno, para ser del todo justa, el segundo pasodoble destaca algo más ya que, aunque sin soltura, cuenta las consecuencias permanentes de la crisis, la de los trabajos basura, la de la explotación de la deseperación de seis millones de parados, la de la pérdida de derechos de los trabajadores. No está mal, al menos es más original. De originalidad, sin embargo, está falto el primero que nos recuerda a la historia de Recuerdo que era mayo  pero, en esta ocasión, metido a su tipo (latidos, pulso, corazón...) En los cuplés contratan a un abogado para poner una denuncia por un bache en la ciudad pero les da igual porque son de la cera de enfrente". (¿?) El segundo con cameos del coro y la chirigota anterior, no lo entiendo.

EN PRELIMINARES

Las coplas. Me encanta la puesta en escena, el corazón que bombea a golpe de bombo está muy conseguido pero este grupo no late al mismo ritmo. "Lato por ti y siempre he estado aquí". Letra sencillita. No se complican. Las guitarras suenan bien en las falsetas que anteceden el pasodoble. En el primero, de coba, nos hacen creer que han vivido una experiencia paranormal al estar al borde la muerte. Vamos que dios les ha devuelto a la vida. Al final, los ángeles son los médicos, su religión, la Medicina y su cristo, el donante del que consiguió el transplante. Buena idea y un torpe desarrollo. Mejor llevado el segundo donde muestran el fanatismo de esta fiesta en contraposición a la inocencia de un niño que vive el Concurso desde casa. Cuplés de otro siglo al reparto de tareas domésticas. Popurrí amoroso. No les hace bien gritar tanto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios