Última hora Confirmado un segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

El resultado del Fuenlabrada-Cádiz Todo sale al revés (1-0)

  • El líder se topa con la realidad de la derrota tras jugar más de una hora en inferioridad numérica por expulsión de Rhyner

Álex Fernández, con el balón ante dos jugadores del Fuenlabrada. Álex Fernández, con el balón ante dos jugadores del Fuenlabrada.

Álex Fernández, con el balón ante dos jugadores del Fuenlabrada.

Mal día para perder. El Cádiz CF cayó en su primer enfrentamiento de la historia con el Fuenlabrada en un partido que se torció con la pronta expulsión de Rhyner que condicionó el desarrollo de un encuentro feo.

Mereció al menos un punto el líder, que se fue de vacío después de acabar con nueve jugadores por la lesión de José Mari en los últimos minutos.

La derrota forma parte de la competición y el Cádiz CF, en su tercer varapalo del curso, se topó con la dura realidad arrastrado por la mala fortuna y errores puntuales, como en el gol del conjunto local, ya en el recta final. tras un fallo en el marcaje

Los minutos de tanteo se prolongaron más de la cuenta. Nadie quería dar un paso en falso y se impusieron las defensas. Eso sí, los visitantes concedieron varias acciones a balón parado, justo lo contrario de lo que había avisado Álvaro Cervera en la previa del encuentro.

Los minutos volaron sin que nada sucediese. Mucha intensidad y poco juego. No había espacios para entrar en las áreas. El partido no podía ser más aburrido, con predominio del sistema común del cierre de espacios. A ello se dedicaron unos y otros.

Dar dos pases seguidos se convirtió en un auténtico milagro. Imposible. El esférico iba de un lado a otro sin criterio hasta que en el minuto 25 se produjo una de esas jugadas consideradas claves en el devenir de un partido. Rhyner veía la segunda cartulina (cinco minutos después de la primera), era expulsado y dejaba a su equipo en inferioridad numérica con más de una hora por delante.

El suizo, lento e inseguro, no supo medir las entradas a sus rivales, llegó tarde y metió a su equipo en un lío.

El Cádiz CF se creció en la adversidad. Garrido retrasó su posición al eje de la zaga y Álex Fernández, que había empezado escorado a la izquierda, se unió a José Mari en el doble pivote y entre los dos se hicieron con el mando de la situación, con Javi Navarro ubicado en el sector zurdo y Cayetano Quintana en el derecho.

Mejoró el líder con uno menos y hasta dispuso de una ocasión sin llegar a tirar cuando Javi Navarro, en el 33, sirvió al interior del área y el balón, tras aun error defensivo, se paseó delante de la portería sin que apareciese una aliado para rematar.

Los gaditanos contuvieron sin problemas a un Fuenlabrada que no alteró su guión pese a disponer de un efectivo más. Las aproximaciones fueron mínimas y el intermedio irrumpió con cerocerismo en el marcador. Lógico sin tiros a puerta en un duelo de mucho correr y poco jugar.

Sólo lanzó una vez el cuadro local de manera tan inocente que Alberto Cifuentes no tuvo que moverse para esperar que el cuero cayese entre sus brazos.

Las circunstancias obligaron a los amarillos a extremar las precauciones en la reanudación. Salieron agazapados en su parcela, ordenados en dos líneas de cuatro y Lozano como hombre más adelantado en el círculo central a la hora de destruir.

Porque se trataba de eso, de destruir a la espera del momento de mirar arriba, si es que llegaba. Los madrileños dieron un paso adelante, suya fue la iniciativa con el esférico y además con acciones a balón parado. Fue en una falta cuando el 1-0 anduvo cerca con un libre directo lejano que lanzó Hugo Fraile y puso en apuros a Cifuentes, que repelió el cuero con alguna dificultad.

Los de casa comenzaron a llegar de verdad y propiciaron instantes de apuros. Cifuentes detuvo un testarazo de Oriol Riera, Héctor Hernández remató fuera y José Mari sacó el balón en línea de gol tras un cabezazo de Juanma a la salida de córner. Todo ello en apenas tres minutos, entre el 60 y el 63.

Cervera reaccionó con celeridad e hizo debutar a Luismi Quezada (sustituto de Javi Navarro) para fortalecer la defensa en la banda izquierda. El Cádiz CF se rearmó para afrontar una dura recta final, cuando pesan más las piernas. Mientras, Saúl Ais Reig fue condescendiente con el local Oriol Riera, a quien perdonó la segunda amonestación (minuto 72) tras una entrada por detrás a Álex poco antes del ingreso en el césped de David Querol.

La expulsión hubiese equilibrado las fuerzas, pero todo siguió igual. Cuando los visitantes parecían haber capeado el temporal, llegó el 1-0 en el minuto 79. Balón colgado al área, Quezada flojea en el marcaje y Jeisson, mucho más despierto, marca con un cabezazo inapelable.

La pasividad defensiva costaba muy caro. Los de Cervera apelaron a la heroica, ya con Alberto Perea en el tapete, pero el destino había reservado malas noticias para el Cádiz CF, que se quedaba con nueve jugadores al tener que retirarse José Mari en el 86 por una lesión en un hombro.

Le echó carácter el líder pese a estar con nueve, pero no fue suficiente para lograr el empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios