Cádiz CF

La prueba médica confirma la rotura muscular de Salvi

  • Álvaro García sufre una sobrecarga y apurará los plazos para llegar a tiempo al partido con el Zaragoza

Salvi es atendido por el doctor Fernández Cubero. Salvi es atendido por el doctor Fernández Cubero.

Salvi es atendido por el doctor Fernández Cubero. / fito carreto

Malas noticias para el Cádiz. Las pruebas médicas confirmaron ayer que Salvi Sánchez sufre una rotura muscular que le impedirá disputar el encuentro del próximo lunes en el Ramón de Carranza contra el Zaragoza, un partido decisivo para las aspiraciones de ambos equipos de clasificarse para el play-off de ascenso a Primera.

El extremo sanluqueño tuvo que abandonar lesionado el campo de juego el pasado domingo en el choque disputado en el Carlos Belmonte de Albacete y las pruebas ponen incluso en entredicho su participación para lo que resta de temporada.

La noticia, mala a todas luces, aún pudo ser peor, aunque afortunadamente el caso de Álvaro García no parece tan grave. El extremo zurdo utrerano, que también fue sustituido antes de tiempo por problemas físicos, padece sólo una sobrecarga que de ningún modo le descarta para el duelo con los aragoneses, aunque su presencia dependerá de la evolución que experimente en el transcurso de la semana.

Así pues, contratiempo muy serio para Cervera, cuyo sistema se sustenta en pilares sólidos que incluyen la velocidad de Salvi y Álvaro. El entrenador, por lo tanto, tendrá que improvisar un plan B e incluso un plan C para el encuentro del lunes con el Zaragoza.

Con la certeza de que el sanluqueño no estará disponible, el técnico tendrá que valorar la posibilidad de confiar la banda derecha a Nico Hidalgo, poco utilizado últimamente, o bien colocar en esa demarcación a cualquier otro compañero que se adapte a las exigencias, como ha hecho ya alguna que otra vez con Carrillo. En el caso del sevillano, si llega a tiempo evitará un problema más al míster, que en caso contrario debería echar mano de Aitor o sacarse de la chistera alguna solución de urgencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios