Cádiz CF

¿Por qué hubo fuera de juego de Lozano?

  • El brazo del jugador del Villarreal estaba más cerca de la portería, pero la extremidad no cuenta a la hora de determinar si hay posición irregular

Jugadores del Cádiz atentos a un lanzamiento. Jugadores del Cádiz atentos a un lanzamiento.

Jugadores del Cádiz atentos a un lanzamiento. / Julio González

El partido entre el Cádiz CF y el Villarreal no estuvo exento de polémica. El conjunto local se las prometía muy felices cuando Álvaro Negredo marcó un gol en el minuto 6 que en principio suponía el 1-0. A la postre fue la jugada más importante prque pudo cambiar el signo del encuentro.

Los jugadores del equipo gaditano celebraron el tanto ante el Villarreal y el autor se acercó la zona de los suplentes para abrazarse a Augusto Fernández. Todo era felicidad hasta que unos minutos después el gozo acabó en un pozo.

Todos los goles tiene que pasar el corte del VAR y cuando se vio la repetición se observaba que Choco Lozano podía estar en fuera de juego justo cuando Álex Fernández golpeó el balón en el lanzamiento de una falta.

El gol anulado del Cádiz frente al Villarreal / R.D.

El VAR confirmó que la posición del hondureño dentro del área era ilegal. ¿Por qué era fuera de juego sin en la repetición se veía que el brazo de un jugador del Villarreal estaba más cerca de la portería que cualquier otra parte del cuerpo de Lozano?

La explicación es sencilla: cualquier parte del cuerpo, excepto los brazos y las manos, que esté más próxima a la portería que el balón y el último jugador supone la existencia de fuera de juego. Por tanto, el brazo del defensor de la escuadra castellonense no contaba a la hora de tirar las líneas para comprobar la posición de cada jugador.

Era la acción clave del partido. Al no contar los brazos ni las manos, era el hombro de Lozano el que sobresalía por muy poco con un hombro. Se puede decir que el atacante estaba en línea con un futbolista del Villarreal, inapreciable para el auxiliar de banda, pero el VAR lo mide todo de manera minuciosa y el jugador del Cádiz estaba en posición irregular por escasos centímetros.

Otra cuestión es si Lozano ejerció influencia en la jugada culminada con el gol de Negredo. Desde el VAR avisaron al árbitro del encuentro, Ricardo de Burgos Bengoetxea, para que éste revisara la jugada en el monitor instalado junto al túnel de vestuarios.

La decisión estaba en manos del colegiado, que entendió que el ariete cadista sí influyó en el juego y por tanto no dio validez a un tanto que, de haber subido al marcador, hubiese dado muchas posibilidades al Cádiz CF de quedarse con los tres puntos de oro en su feudo.

Siempre quedará el interrogante de por qué se revisó la acción del fuera de juego posicional de Lozano y por qué Javier Alberola Rojas se negó a revisar el clarísimo penalti cometido sobre Alberto Perea en el partido contra el Granada. El entrenador, Álvaro Cervera, se preguntó al final del choque contra el Villarreal cuáles son las acciones que se ven y cuáles no. Hace tres semanas no se miró y el Cádiz CF no pudo tirar un penalti de libro. Ahora sí se revisa. Menudo lío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios