Cádiz CF La grave lesión de Quezada permite hacer una incorporación

  • La normativa lo autoriza si la recuperación supera los cinco meses, como es el caso del defensor

Óscar Arias es el director deportivo del club cadista. Óscar Arias es el director deportivo del club cadista.

Óscar Arias es el director deportivo del club cadista. / JESÚS MARÍN

El Cádiz CF está autorizado a poder hacer un fichaje tras producirse la grave lesión de Luismi Quezada, que quedó confirmada a primera hora de la tarde del pasado lunes. La normativa recoge en estos casos que esa puerta se abre si el periodo de recuperación de esa dolencia supera los cinco meses.

Para desgracia del futbolista cadista, ese tiempo se supera con creces en su maltrecha rodilla derecha al sufrir la rotura del ligamento cruzado anterior, lateral interno y menisco interno. Una dolencia conocida como la triada, que es de las peores que puede sufrir un deportista.

Quezada tendrá que pasar por el quirófano en los próximos días para reconstruir los ligamentos -siempre que esto sea posible- u optar por un injerto. Una operación que afecta a muchos jugadores pero no por ello deja de tener gran dificultad por lo que supone su éxito de cara al largo proceso de recuperación.

El club cadista tendrá la autorización para efectuar un fichaje siempre que sea su deseo ante este contratiempo. Para ello tendría que acreditarlo con un certificado médico expedido por los facultativos de la entidad. Esa documentación debe pasar a manos de LaLiga, que someterá esos certificados a su propia comisión médica. Una vez concedida la autorización, el Cádiz dispondrá de un plazo máximo de 15 días para presentar la documentación del nuevo jugador.

Existen una serie de condiciones para que el Cádiz pueda ocupar la vacante de Quezada, siempre que su intención vaya en esa dirección. Si no aboga por echar mano del filial -como por el momento para los entrenamientos han hecho con Marc Baró-, el club sabe que la única vía pasa por incorporar a un futbolista que esté sin equipo o que juegue en España.

La dirección deportiva de la entidad amarilla tendrá que evaluar junto al presidente y al entrenador la cuestión que se presenta a falta de diez partidos de Liga y las posibilidades que ofrece un mercado demasiado limitado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios