Cádiz CF

Un campeón de videojuego

  • Stéfano Rubido, jugador del Cádiz CF eSports, saltó a las puertas de la fama después de enfrentarse a los mejores en el Mundial de Amsterdam

Stéfano levanta el trofeo que le acreditaba como campeón del torneo McDonald´s Virtual LaLiga eSports. Stéfano levanta el trofeo que le acreditaba como campeón del torneo McDonald´s Virtual LaLiga eSports.

Stéfano levanta el trofeo que le acreditaba como campeón del torneo McDonald´s Virtual LaLiga eSports.

En los últimos años ha cobrado una gran importancia la globalización de los videojuegos, hasta tal punto de que el simple hecho de jugar a la PlayStation se haya convertido en una profesión. La irrupción de las nuevas tecnologías ha permitido que dos jugadores residentes en lugares totalmente diferentes del mundo puedan enfrentarse uno contra otro y competir para demostrar quién es el mejor.

Entre todos esos videojuegos, FIFA, de Electronic Arts, ha sido uno de los títulos más exitosos dentro de la industria. De tal magnitud ha sido la importancia que algunos clubes de fútbol profesional, entre los que se encuentra el Cádiz CF, han decidido abrirse camino hacia ese mundo. En el caso del Cádiz, la sección de eSports, o deportes electrónicos, comenzó su andadura el 15 de diciembre de 2016. Desde entonces ha pasado algo más de año y medio y el club ya ha conseguido grandes resultados a nivel tanto nacional como internacional.

El principal culpable de este éxito ha sido Stéfano Rubido, uruguayo de nacimiento y residente en Torrevieja (Alicante), quien ha conseguido llegar hasta la ronda eliminatoria, celebrada en Amsterdam, que clasificaba a los jugadores para las Global Series de Londres. Pero el camino para Stéfano no fue nada fácil. El jugador del Cádiz se clasificó venciendo en la primera edición de la McDonald's Virtual de LaLiga eSports, un torneo patrocinado por la Liga de Fútbol Profesional y Mediapro que tuvo lugar en Barcelona. Rubido salió victorioso de un total de 7.000 participantes, convirtiéndose así en campeón tanto del torneo de Xbox ONE (plataforma en la que participó) como de la finalísima, en la que se enfrentó a Javier Romero, campeón del torneo de PS4 y jugador profesional de FIFA. El torneo fue seguido por 180.000 espectadores españoles en la plataforma Twitch.

Sin embargo, todo el trabajo y el esfuerzo que requiere llegar hasta un torneo internacional no es nada fácil. Su afición a los videojuegos llegó muy temprana y estuvo ligada a los títulos futbolísticos. Stéfano comenta que empezó "bastante joven, con FIFA 99 en ordenador". No obstante, no empezaría a competir en el mundillo hasta el año 2008, cuando ya se empezaban a dar los primeros pasos para profesionalizar la industria.

Años más tarde, se le presentó la oportunidad de jugar para el Cádiz CF eSports, al que accedió gracias a un amigo suyo. El Cádiz le dio la oportunidad y él no la desaprovechó. Para Rubido, llegar a un club como el Cádiz fue "una alegría muy grande ya que, ahora que se está profesionalizando esto mucho, es muy importante tener apoyo para ir a torneos, entre otras cosas".

A pesar de sus recientes éxitos, el jugador de origen uruguayo lo tiene claro: "Nunca me lo he tomado como un trabajo y tampoco va a ser ahora". Explica que a él lo que le divierte es el FIFA y que el día que no lo haga dejará de jugar. Sin embargo, mientras las cosas vayan bien y siga disfrutando con el juego, Stéfano seguirá "jugando por hobby, e intentando que las cosas salgan bien". Asimismo, el jugador del Cádiz, a pesar de todos los logros conseguidos, no se considera un experto de la industria, ya que cree que "para ser un profesional hay que vivir de ello, y en España hay poca gente que pueda decir que vive del FIFA", aunque Stéfano espera "que siga yendo a mejor la cosa y, con el esfuerzo que se está haciendo, poder algún día profesionalizar este juego".

Todo ese esfuerzo y dedicación que empleó al título de EA le permitió viajar a Amsterdam para competir contra los mejores. Rubido cataloga el experimento como "la mejor experiencia a nivel de videojuegos" que ha vivido a lo largo de su trayectoria. "Era otro mundo" lo que vivió en la capital holandesa y el jugador espera "volver el año que viene". Porque lo que Stéfano consiguió era, a priori, una utopía. Superar tantas rondas en un juego tan igualado y con rivales de un gran nivel no está al alcance de todos. Él sabe que rebasar lo logrado este año "es muy complicado, ya que hay gente muy buena", aunque el jugador del Cádiz tiene claro que va "a luchar por estar allí y, con un poco de suerte, quien sabe si pueda mejorar".

Vista la repercusión internacional que ha tenido el jugador residente en Alicante, el Cádiz deberá hacer un esfuerzo para seguir contando con sus servicios. Su gran papel en los Mundiales de Amsterdam ha revalorizado su caché, por lo que no le faltarán clubes que quieran contratar sus servicios. Stéfano admite que tienen que "sentarse a hablar, ya que hay cada vez más equipos interesados en meterse en los eSports". Sin embargo, él está "muy contento por el momento", por lo que vería con buenos ojos seguir vinculado al club cadista.

A pesar de residir en Torrevieja, Stéfano sigue muy de cerca los partidos del conjunto gaditano de la Liga1|2|3. No obstante, su juego difiere un poquito del estilo que caracteriza al Cádiz de Álvaro Cervera, ya que el suyo busca "la posesión del balón, el hueco de un lado a otro hasta conseguirlo y ser muy fuerte en defensa". Lo último sí le asemeja más al engranaje de los pupilos del de Guinea Ecuatorial. De hecho, si se tuviera que identificar con un jugador de la plantilla, Stéfano admite que se quedaría "con Álex Fernández", un jugador que "me "gusta bastante". Además, también destaca que le dio "mucha pena que (el Cádiz) se quedara a las puertas de manera tan cruel, después de como luchó todo el año". A pesar de ello, confía en que "el año que viene vuelvan a luchar por estar arriba y regresar a Primera".

En definitiva, el Cádiz tiene un diamante en bruto dentro de su sección de deportes electrónicos y su proyección está en alza. Tras los resultados cosechados durante la presente temporada, no sería de extrañar que en los próximos años se esté hablando de que el campeón del mundo de FIFA se llama Stéfano Rubido y juega en el Cádiz CF eSports.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios