Cádiz CF

Vizcaíno: "Era un cara o cruz y salió cruz"

  • El presidente cadista espera que el equipo se levante "cuanto antes".

Al presidente del Cádiz no le resultó fácil hablar de lo sucedido cuando al término del encuentro atendió a Diario de Cádiz. Habían pasado pocos minutos desde que el sueño de ascender por la vía rápida se había esfumado y tocaba mirar a finales del mes de junio, que es cuando el equipo amarillo puede obtener el pasaporte que le lleve a Segunda División A.

"La eliminatoria estaba al cincuenta por ciento. Era un cara o cruz y salió cruz. El Cádiz se ha ganado el derecho a tener una segunda oportunidad y ahora toca levantarse cuanto antes para afrontarla", explicaba ayer Manuel Vizcaíno.

Después de un encuentro malo por parte de la escuadra de Claudio Barragán, de lo peor que se le ha visto esta campaña jugando como local, muchos de los análisis apuntan a las decisiones del entrenador empezando por el once titular y acabando por los cambios efectuados en la segunda parte. "No opino técnicamente porque no soy técnico, pero sí puedo decir que el Cádiz tiene un gran nivel y ha plantado cara al Oviedo, que ha jugado muy bien".

El máximo dirigente de la entidad sabe que no queda más remedio que fijar la mente en el fin de semana del 27 y 28 de junio, que es el previsto para las últimas eliminatorias de ascenso, siempre que el Cádiz sea capaz de superar la segunda, la que comienza el próximo fin de semana. "Ahora tenemos por delante un mes más de trabajo y desde este momento hay que mirar al frente y empezar a preparar lo que viene", aclaraba Vizcaíno.

Una decisión que ayer fue muy cuestionada afectaba al ambiente previo, que se tachó de demasiado festivo sin haber obtenido el equipo aún nada. Antes de que comenzara el encuentro actuaron una coral, que interpreto el himno oficial, y el dúo musical Andy & Lucas, que cantó el himno del centenario. La respuesta del presidente fue la siguiente: "Lo he hecho en otras ocasiones y no salió mal. No veo nada malo en ello".

Para acabar salió a relucir el momento de tensión vivido en el palco entre consejeros de ambos conjuntos, que acabó con el máximo dirigente del Oviedo abandonando esa zona en mitad del partido y con algunos reproches fuera de tono. "No he escuchado insultos de ningún lado", apuntó Vizcaíno, quien no aclaró nada de lo sucedido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios