Cádiz C.F.

Ricardo Gómez, el consejero del fondo que va de la mano del Cádiz en Delphi, investigado en el caso Villarejo

  • El inversor es uno de los 11 ex altos directivos de una entidad financiera investigados como presuntos responsables del encargo de trabajos al ex comisario

  • El representante de Oceana Mar ha aportado un informe pericial a la causa que asegura que no tuvo ninguna intervención

Elena Amaya, Manuel Vizcaíno y Ricardo Gómez Barredo, en la presentación del proyecto del Cádiz para los terrenos de Delphi.

Elena Amaya, Manuel Vizcaíno y Ricardo Gómez Barredo, en la presentación del proyecto del Cádiz para los terrenos de Delphi. / Loudes de Vicente

Ricardo Gómez Barredo, el consejero de la empresa Oceana Mar, que aparece como inversora de la mano del Cádiz C.F. para el proyecto tecnológico en los terrenos de Delphi, se encuentra en la actualidad investigado en el caso que afecta al BBVA por el pago a José Manuel Villarejo, por el que la entidad financiera abonó 10,3 millones de euros entre 2004 y 2017.

Gómez Barredo está investigado junto a otros diez altos directivos del BBVA por el encargo de estos trabajos que tenían como objetivo el espionajes de políticos, periodistas y empresarios entre otros.

Este empresario participó e intervino en la rueda de prensa para la presentación del proyecto junto al presidente del Cádiz C.F., Manuel Vizcaíno, y la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya. Gómez Barredo era el responsable de Contabilidad de los estados individuales de BBVA desde el 23 de marzo de 2011 hasta abril de 2015.

Según lo que aparece en la página oficial del BBVA, Ricardo Gómez Barredo es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por Universidad Autónoma de Madrid y posee un máster en Asesoría Fiscal de la Universidad Pontificia de Comillas. Trabajó en PricewaterhouseCoopers y en la Industria Española de Aluminio como director del área Fiscal y se incorporó en BBVA en el año 1994. A lo largo de su trayectoria profesional en BBVA ha ocupado puestos de alta dirección en el departamento de finanzas  y en el departamento fiscal, además de ser consejero de Garanti, la filial turca del banco, aunque ya no tiene relación con la compañía.

Gómez Barredo fue uno de los ex altos directivos que en 2019 hicieron uso de su derecho a no declarar cuando fueron citados por el juez Manuel Gacía Castellón de la Audiencia Nacional, aunque a finales del pasado año, varió su postura y envió una carta, junto a otros investigados, para declarar de manera voluntaria.

El informe del banco que llevó a cabo la consultora PricewaterhouseCoopers revela que 11 altos directivos de la empresa participaron en la firma de los contratos, la validación de los servicios y los pagos a la sociedad Cenyt, que era la clave de la trama empresarial del ex comisario Villarejo. Entre ellos, aparece que uno de los responsables era Gómez Barredo, 

Sin embargo, éste ha enviado un amplo informe pericial en el que destaca, entre otras cosas, que la contratación de los trabajos a Villarejo se hicieron por un cauce especial al tratarse de servicios confidenciales. El ahora consejero de Oceana Mar se encargaba de la elaboración de las cuentas anuales individuales del banco hasta abril de 2015, momento en el que esta tarea pasó a depender de la Dirección Financiera de España. Así, en el periodo en el que Gómez Barredo tuvo dicha labor encomendada, el informe pericial encargado por él subraya que no firmó ninguno de los siete contratos con el Grupo Cenyt que la consultora ha analizado.

Ricardo Gómez aparece como uno de los consejeros de Oceana Mar, que aparece con domicilio social en la calle Los Moros de El Puerto de Santa María. Este mostró el lunes su satisfacción por el proyecto Gades Sport Tecnology: "Somos una gestora de fondos, somos financiero, no políticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios