Cádiz - Valencia

Juan Cala- Diakhaby, un lío con dos versiones

  • El Valencia acusa de racismo lo sucedido con su jugador y el Cádiz cree en el comportamiento de su defensa

Inicio de la tangana con Fali sujetando a Diakhaby mientras Cala abre sus brazos.

Inicio de la tangana con Fali sujetando a Diakhaby mientras Cala abre sus brazos. / Lourdes de Vicente

El lío está servido con lo sucedido en el Cádiz-Valencia (2-1). Era el minuto 29 y se forma una tangana en una zona del campo en la que no estaba el balón entre el valencianista Diakhaby y el cadista Juan Cala. Todo ello con tablas en el electrónico. La acción con los dos jugadores enfrentados y otros compañeros entrando a la gresca provocó que se detuviera el juego y que el colegiado empezara a tomar cartas en el asunto.

La postura del Cádiz CF la lideraron Fali e Iza, quienes se esforzaban tratando de poner paz y llevándose de la escena al valencianista, quien estaba muy alterado. Sin posibilidad de que sus compañeros y los del Valencia le hicieran tranquilizarse, Diakhaby tomó el rumbo a la zona de banda en busca del túnel de vestuarios. Tenía decidido no continuar. Sus compañeros se unieron a él y también salieron del césped. Poco después tomaban ese mismo camino el cuarteto arbitral y los futbolistas del equipo cadista. El partido quedaba suspendido a la espera de acontecimientos.

Diakhaby ha sufrido en el fútbol español un episodio de insultos racistas en un partido contra el Getafe. En aquella ocasión fue el propio presidente del equipo madrileño quien pidió disculpas al central, tras llamarle "morenito". En el caso de Juan Cala, no hay nada que demuestre que se ha producido.

Unos 25 minutos después de estar los dos equipos en los vestuarios, comienzan a salir al verde del Carranza anunciando el colegiado cinco minutos para efectuar un pequeño calentamiento antes de reanudar el juego, y sin Diakhaby, que se quedó fuera al no estar en condiciones anímicas para continuar.

La jugada de la polémica entre Cala y Diakhaby

Las redes sociales del club che incidían en que el vestuario había decidido reanudar el choque pero condenando el racismo. Todo apunta a que ha sido el propio Diakhaby quien ha convencido a sus compañeros para que reanudaran el juego, ya que de fondo se encontraba una dura sanción contra el equipo si se negaba a ello.

El cadista Juan Cala, que por sus gestos en el campo negaba cualquier insulto racista, se quedó fuera del once en la reanudación al ocupar su lugar Marcos Mauro, protagonista a la postre al anotar el gol del triunfo.

En declaraciones a MovistarLaLiga, Marcos Mauro da la cara por su compañero mientras que el valencianista Gayá lo hace por el suyo. Cada cual ha aportado su versión de un partido cuyo resultado queda ensombrecido por este hecho.

Las reacciones desde diferentes ámbitos y sectores no se han hecho esperar en redes sociales. Rocío Sáez, concejala de Medio Ambiente y Participación Ciudadana de Cádiz y Secretaria local del PCE, ha hablado de lo sucedido en los siguientes términos: "Lo siento, pero dudo que Diakhaby se vaya del campo por gusto. Seguramente y por desgracia sea cierto el insulto racista. Cala debería ser valiente, arrepentirse e irse él. Ahora mismo me avergüenza profundamente que vista mis colores". Igualmente ha añadido que "a Cervera no le debería hacer falta ninguna certeza para retirar a Cala del campo YA".

También ha salido Podemos Valencia, que da por seguro un insulto racista: "Llamar 'negro de mierda' a cualquier persona racializada es un racismo INTOLERABLE. Estamos en el Siglo XXI aunque algunos se empeñen en demostrar que están en la Edad Media. Desde aquí nuestro apoyo a Mouctar Diakhaby. #CadizValencia #StopRacismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios