Cádiz CF Garrido: "Me quedo con el trabajo antes que con el talento"

  • El vasco responde en la charla digital que "Cervera es el entrenador que más me ha enseñado, aunque suene pelotilla".

Garrido toca el balón durante un entrenamiento. Garrido toca el balón durante un entrenamiento.

Garrido toca el balón durante un entrenamiento. / Julio González

Hoy le tocado al centrocampista Jon Ander Garrido el turno de las charlas digitales con las que el Cádiz CF está propiciando que los aficionados cadistas puedan seguir manteniendo durante su confinamiento el contacto con los integrantes de la primera plantilla. Estas son algunas de las preguntas efectuadas por los seguidores y las correspondientes respuestas del jugador vasco.

¿Eres consciente de que para los cadistas eres un dios, jodidamente bueno?: "Cuando paso fuera del Carranza sí que me dicen cosas bonitas y tal. Que la gente tenga claro que me quedaré aquí el máximo tiempo posible pero nunca tanto como para llegar a arrastrarme. Siempre daré el callo y cuando vea que llegó el momento me iré a otro sitio".

La mayoría de los jugadores vivís en otras localidades de la provincia, ¿no vas a venirte a Cádiz?: "La verdad es que no suelo ir mucho a Cádiz, entre otras cosas porque no salgo mucho de casa. Mi ocio consiste en estar con mi novia y mis perros, además de sacar a estos, y apenas me muevo de El Puerto. A Cádiz voy cuando aparecen por aquí amigos o familiares, para enseñarles una ciudad de la que lo que más me gusta es el Carranza".

¿Los empastes, con o sin anestesia?: "Es cierto que la última vez que me pusieron un empaste no quise que me anestesiaran porque eso de las agujas y las inyecciones no me gusta un pelo. Si puedo evitar que me pinchen, mejor. Aunque me duela más".

¿Qué se siente al pisar el césped del Carranza?: "Un poquito más de nerviosismo del habitual porque tienes que demostrar lo que vales ante tu gente. Pero en cuanto pita el árbitro se acaba yendo el nerviosismo y empiezo a disfrutar, a correr, a pelear y a ganar si se puede".

¿Dónde empezaste a jugar?: "Fue en el colegio con un profesor de gimnasia que precisamente había sido jugador del Athletic. Ahí comencé dando balonazos contra la pared. Luego ya pasé a los alevines del Arenas de Guecho y sobre los 20 años al Barakaldo, de donde vine años después al Cádiz".

¿Cuál es el secreto de que lleve tantos años en el Cádiz?: "Trabajo y trabajo, pero tampoco es algo que solo haya dependido de mí. He tenido suerte con que los entrenadores y las secretarías técnicas hayan contado conmigo y eso me haya permitido jugar bastante".

¿Por qué se te da tan bien robar balones?: "Es más que nada por intuición, aunque creo que es algo hasta cierto punto innato".

¿Qué estás haciendo para entretenerte durante el confinamiento por el coronavirus?: "Estoy leyendo algún libro, jugando con mis amigos al Cycling Manager y con mi novia a juegos de mesa. Esas son las tres cosas que suelo hacer".

¿A qué partidos les cambiarías el resultado?: "Al de la vuelta contra el Tenerife, un 1-0 que fue injusto, y también al de la eliminatoria contra el Oviedo".

¿Qué hace que lleves tanto tiempo aquí?: "Sigo en Cádiz porque este club es como una familia y de la afición qué voy a decir. Si algo funciona, ¿para qué voy a cambiar?".

¿Talento o trabajo?: "Hace falta un poco de los dos, pero sobre todo trabajo. Con mucho talento pero sin trabajo no haces nada de nada. Me quedo con el trabajo, me parece fundamental".

¿El mejor entrenador que ha tenido?: "Cervera, sin duda. Es el que más me ha enseñado. Me ha enseñado a competir y a ganar, aunque suene algo pelotilla".

¿Un ídolo de la infancia?: "Ismael Urzaiz, el que fue delantero del Athletic. Es el único que he tenido, él y ya está".

¿Podrías ser mediapunta?: "Me lo dijo una vez el presidente y un entrenador me puso ahí, pero pedí el cambio a los diez minutos de eso".

¿Cómo te sentó la cesión al Ferrol?: "Me fui un poquito dolido pero al término de esa cesión en lo único que pensaba era en triunfar aquí".

¿Quién es el mejor jugador de la categoría?: "La verdad es que no veo mucho fútbol, por lo que tendría que escoger a alguien de mi equipo, como Álex Fernández o José Mari".

¿Cuáles son los rivales más fuertes?: "Girona y Huesca tienen las mejores plantillas, con mucha gente que ha jugado en Primera. Poseen un gran abanico para elegir".

¿Se considera ya una leyenda del club?: "Es cierto que soy un jugador que va a estar muchos años y que va a jugar muchos partidos, pero de eso a leyenda va un trecho. Hay que hacer algo más que eso, como Mágico y Mejías por ejemplo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios