Cádiz CF

Derecho a mirar hacia arriba

  • El Cádiz, sexto ahora, se situará cuarto o quinto si gana el viernes en Málaga

Dani Romera celebra su gol felicitado por Carrillo. Dani Romera celebra su gol felicitado por Carrillo.

Dani Romera celebra su gol felicitado por Carrillo. / Lourdes de Vicente

Por más que Álvaro Cervera no se salga de su discurso, el mismo que desde todas las esferas del club apunta a los 50 puntos como a cifra mágica que a priori asegura la permanencia en Segunda una temporada más, e incluso no disimule que le molesta que se lancen campanas al vuelo aprovechando la extraordinaria racha de siete victorias consecutivas que ha encadenado el Cádiz, lo cierto es que la realidad invita al optimismo, el equipo amarillo se ha ganado el derecho a mirar para arriba y la afición también merece soñar con cotas mayores.

En este sentido, la sexta plaza alcanzada esta jornada, al cumplir el conjunto gaditano con su parte tras batir al Rayo Majadahonda y superar el Málaga al Mallorca en Palma, podría ser un paso más en la escalada que no cesa. De hecho, una vez dejado atrás al cuadro balear, que suma 27 puntos, dos menos que los cadistas, el siguiente objetivo bien podría ser la quinta o la cuarta posición, reto que se afrontará el próximo fin de semana en la penúltima jornada de este año.

El Cádiz depende de sí mismo para subir otro peldaño en la tabla clasificatoria y situarse quinto, lo que será una realidad en caso de conseguir la victoria ante el Málaga en La Rosaleda el próximo viernes, ya que igualaría a 32 puntos con los costasoleños pero con mejor goal-average.

Además, si el Albacete no es capaz de vencer en su visita al Numancia en Soria, un triunfo de los amarillos les catapultaría al cuarto puesto, toda vez que con el empate los manchegos también sumarían 32 puntos aunque, igualmente, se quedarían con peor diferencia de goles.

Dicho esto, la prudencia suele ser buena consejera y no se debe caer en el error de vender la piel del oso antes de cazarlo. La Liga es larga y dura, y el Málaga, un auténtico coco en su feudo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios