Cádiz CF Cervera, un catedrático de la defensa

  • El técnico cadista regresa a Tenerife donde en la temporada 2012-13 dejó el mejor registro defensivo del conjunto insular desde 1971.

Cervera, la primera vez que pisó como técnico del Tenerife el Rodríguez López. Cervera, la primera vez que pisó como técnico del Tenerife el Rodríguez López.

Cervera, la primera vez que pisó como técnico del Tenerife el Rodríguez López. / DIARIO DE AVISOS

El Heliodoro Rodríguez López recibirá el próximo domingo al Cádiz de Álvaro Cervera, el segundo entrenador con más partidos en toda la historia del conjunto blanquiazul, después de haber dirigido al cuadro canario durante dos temporadas y media. Además, los números defensivos del actual técnico cadista en el cuadro insular pasaron a la historia en una temporada (2012-13) en la que obtuvo el ascenso a Segunda División A.

El preparador de origen guineano llegó al conjunto tinerfeño en el verano de 2012 con la misión de lograr el salto de categoría a la división de plata. En su etapa como chicharrero, dirigió 110 partidos oficiales en el banquillo insular, que es una cifra que no está al alcance de muchos técnicos.

Álvaro Cervera, que en su última temporada en la isla llegó a ser corresponsable deportivo del club, consiguió cumplir con los objetivos marcados en sus dos primeras campañas, mientras que tuvo un balance de 43 victorias, 28 empates y 38 derrotas, al tiempo que su equipo anotó 132 goles y recibió 111 tantos. Durante el curso 2012-2013, el Tenerife de Cervera firmó el mejor registró defensivo desde 1971, después de encajar 34 goles en 43 partidos oficiales durante el curso en el que logró el ascenso a la categoría de plata. Estos números fueron determinantes para abandonar el pozo de la Segunda B.

No obstante, hay aspectos menos favorables que le acompañan, Por ejemplo, el actual preparador del conjunto cadista es el entrenador con el que el Tenerife se quedó sin marcar en más ocasiones en toda su historia, después de no anotar ningún gol en 42 partidos, mientras que la mayor sequía histórica del equipo también se produjo durante su etapa en el banquillo blanquiazul, después de enlazar ocho encuentros sin marcar.

Durante ese periodo también se vivió la peor racha en la historia del equipo, tras haber perdido ocho partidos de forma consecutiva.

El entrenador blanquiazul utilizó a un número elevado de futbolistas canarios y durante el curso 2013-2014 llegó a utilizar once jugadores isleños en un mismo encuentro, una circunstancia que no se producía en el Tenerife desde 1987.

Esa apuesta valiente por gente de la cantera ha ido saneando las cuentas de la entidad, pues esas promesas fueron vendidas y dejaron en caja unos buenos millones de euros que han venido de perlas a los dirigentes tinerfeñistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios