Cádiz CF

"Que el Cádiz esté en Segunda B es un misterio inexplicable e inaceptable"

  • El periodista Tomás Guasch analiza la actualidad del club sobre la arena de la playa Victoria

Que el programa radiofónico deportivo El Partido de las 12, de la COPE, tuviera durante la madrugada de hoy como escenario el Gran Teatro Falla sirvió para que uno de sus pesos pesados, Tomás Guasch, disfrutara ayer por la tarde de los encantos de la capital gaditana, tan solo horas antes de ponerse delante del micrófono para soltar los originales y punzantes comentarios que le han convertido durante las últimas décadas en un periodista singular donde los haya y con una legión de admiradores, la gran mayoría de estos ajenos al mundillo culé.

Guasch atendió la llamada telefónica de este medio a pesar de hallarse en plena sobremesa, espacio del día del cual estaba gozando sobremanera en pleno paseo marítimo, según confesaba al iniciarse la conversación.

"El Cádiz es uno de los clubes especiales que forman parte de mi familia porque me acuerdo cuando siendo joven iba a verlo con mi padre al Camp Nou, ya que él era un gran tipo pero equivocado en lo que respecta al fútbol, y Sarriá. Por cierto, que mi padre fuera barcelonista lo contarrestaba el madridismo de mi madre", relataba un Guasch encantado de la vida en Cádiz y adulador de un Cádiz inolvidable que no disfrutaron los que andan por debajo de los 30 años.

Pasó a analizar las causas de que el Cádiz malviva en la categoría de bronce: "Hace un rato le preguntaba ¿qué hace el Cádiz en Segunda B? al taxista que me traía desde Jerez. Entre mis recuerdos de su mejor época y ver nada más entrar en la ciudad ese estadio de Primera División te asalta la incredulidad. Está claro que se trata de los malos momentos que depara la vida, que en este caso alcanza la categoría de misterio inexplicable e inaceptable. Sin duda, habrán tenido mucho que ver las malas gestiones porque por tradición, historia y afición el Cádiz es, evidentemente, de Primera División. Es algo contra natura que milite en Segunda B. Los errores hay que purgarlos, pero esta purga está resultando demasiado larga. Parecía que se acababa el año pasado, pero la lucha de diez meses no sirvió al final por un solo gol. Son las putadas de la vida. Me extraña que ahora vaya cuarto porque tiene equipo para andar más arriba, pero está claro que esta categoría es muy jodida, con una igualdad brutal. Pero cualquiera sabe qué ocurrirá...".

Sobre la pelea interna de Locos por el Balón sí que lo tuvo claro: "Se trata de una situación rara que no proporciona el sosiego que se necesita en el fútbol. No tengo dudas sobre que ambas partes deben llegar a un pacto porque el Cádiz necesita tranquilidad. Recuerdo que Oliver, jefe del fútbol base del Barcelona en los tiempos de Núñez, decía que en el fútbol hacer bien las cosas no te asegura el éxito, pero que hacerlas mal o raras te asegura el fracaso. Que el Espanyol esté en manos chinas y que el Cádiz no esté en manos gaditanos son cosas anormales que me chocan. Y es que todo es distinto en el fútbol desde que salió Bosman y un niño de Sanlúcar pasó a ser igual que un danés".

Confesaba a continuación que siente debilidad por un jugador cadista: "Güiza me parece un futbolista extraordinario, se trata de uno de los delanteros españoles que más me ha excitado. Cómo recuerdo aquella histórica remontada del Getafe contra el Barça con Güiza desbocado. Nacer en Jerez y jugar en el Cádiz confirma que el fútbol ha pasado a ser un mundo global. Veo al Cádiz y a Güiza juntos la próxima temporada en Segunda A".

Por último, el comentarista barcelonés soltó un deseo que tiene pocos visos de hacerse realidad, al menos a corto plazo: "Para esta provincia sería un escándalo que el Cádiz y el Xerez coincidieran en Primera, pero parece que habrá que esperar la tira para ver algo así. Es una pena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios